Reclaman derechos sobre tierra heredada - Acuse de recibo

Reclaman derechos sobre tierra heredada

Las hermanas Rosa Caridad Rivero Rodríguez y Mercedes Eulalia Rivero Rodríguez escriben desde la finca Matilde, Carretera Camajuaní kilómetro 23 ½, municipio villaclareño de Camajuaní, para defender su derecho de herederas, que consideran pisoteado.

Cuentan que esa finca es de su propiedad, adquirida por su padre en 1949 y acreditada por la correspondiente Declaratoria de Herederos. Allí nacieron, se criaron y formaron, manteniéndola en pleno estado de explotación y producción, en unión de sus respectivos esposos, y cumpliendo siempre sus deberes como campesinas.

Refieren que desde hace un tiempo la Dirección Municipal de la Agricultura ha venido entregando parcelas a personas que, si bien en vida de sus padres laboraron o no en ellas en otras ocasiones, a ellas como herederas no se les ha informado las razones de esas entregas.

Las hermanas reclamaron ante la Delegación Provincial de la Agricultura, y les orientaron que presentaran en el municipio la Declaratoria de Herederos que las acredita.

«Y se nos ha negado la entrega y recepción de documento alguno, fundamentalmente por la compañera Gladys Concepción González, que ocupa el cargo de jefa del registro de Tenencia de Tierra del municipio, diciéndonos que no tenían que recibir reclamación alguna, y que esos documentos no tenían validez...

«Se solicitó un dictamen y las razones por las cuales se habían tomado esas medidas, negándose nuevamente a recibir documento o escrito alguno, diciéndonos que se había actuado de acuerdo con la ley, pero jamás se nos ha notificado algo ni aceptado nuestras reclamaciones.

«No podemos estar a expensas de disposiciones verbales y coactivas, solo deseamos que se nos aclare documental y jurídicamente si tenemos o no protección jurídica, ya que nos consideramos amparadas por los artículos 14 y 63 de nuestra Constitución, y que se nos conceda o no la razón, ya que la limpieza, honestidad y el respeto deben ser los principios de los funcionarios que nos representan», concluyen.

Le salvaron la vida

Hay cartas que despejan todas las tristezas y las penas, como la de Sara Varela Vázquez, residente en Lombillo 621, entre avenida Independencia y Ermita, en el municipio capitalino de Plaza de la Revolución.

Sara escribe para expresar su eterno agradecimiento al equipo de médicos y paramédicos de Trasplante Hepático encabezado por el doctor Ramón Villamil Martínez, del hospital William Soler, y el doctor Haoni Hernández Rivero, que le salvaron la vida a su nieto de año y medio, Kevin Daniel Torres García.

El pequeño fue sometido a un trasplante hepático, gracias a la donación de su propia mamá. Y pletórica de felicidad, la abuela de Kevin estampa su gratitud «a todos los que han contribuido con sus esmerados cuidados y desvelos; a la dedicación y el cariño del personal de la Sala 6ª de Trasplantes, y a los de Terapia Intensiva en la recuperación del niño, quien ya se encuentra de alta en el hogar».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica