Oído y atendido

Mucho tiempo de angustias en torno a la enfermedad de su pequeño resumió aquí el pasado 19 de noviembre el cienfueguero Noel Ledo Mesa (Edif. 28, Apto. 2, 1er. piso, Buena Vista). El menor, de ocho años, desde que solo tenía un año y diez meses de vida padece la persistente acción de un hongo en sus oídos, narraba el papá.

Picazón, dolor y supuración de color amarillo pálido y mal olor, además de los impactos sicológicos asociados a esto, ha sufrido el niño debido al complejo problema, sostenía el remitente. Asimismo, abundaba que la familia lo había llevado a instituciones médicas de su propia provincia y de Santa Clara; pero no habían acudido a la capital por dificultades económicas.

Uno de los galenos consultados llegó a manifestar a los familiares que donde único podían obtener los recursos medicinales necesarios era fuera del país, evocaba el progenitor.

Independientemente de que el papá no aclaraba más elementos en su misiva, a partir de lo referido, expresábamos la pertinencia de que las autoridades médicas implicadas explicaran la trayectoria seguida por el caso.

Al respecto, contesta el doctor Salvador Tamayo Muñiz, director provincial de Salud en Cienfuegos. Tras una rigurosa investigación —argumenta—, se concluyó: «La atención en el nivel primario de salud fue irregular, motivado esto por los cambios frecuentes de domicilio de la familia. No obstante, constan en la historia clínica individual y familiar los controles correspondientes en los lugares donde ha residido; verificándose que el paciente tiene tratamiento médico según protocolos, y hay manifestaciones de mejoría evidente con seguimiento por el equipo básico de salud y el grupo básico de trabajo del área donde ahora residen».

Se constató asimismo que el niño Adán Leiner Ledo Dreque ha padecido desde pequeño de una Otitis Externa Difusa Bilateral Levaduriforme de Cándida Albicans (infección micótica), por lo cual se le ha atendido reiteradamente en el Hospital Pediátrico Paquito González Cueto. En dicho centro de salud faltan evidencias documentales de consultas al respecto y de discusión colectiva del caso en la historia clínica correspondiente. Esto incumple «el Reglamento General de Hospitales en su artículo 73, incisos a y d, relacionados con brindar al paciente la atención médica continuada de la más alta calidad y realizar historia clínica completa, con letra clara y legible, lo que motivó un análisis por la Comisión Provincial y la institución, y conllevó a la aplicación de una amonestación pública ante el colectivo de trabajadores al jefe de Servicio de Otorrinolaringología y al jefe de Consulta Externa del hospital (…), respectivamente».

Además, se conoció que el médico que indicó a la familia hace dos años que el medicamento necesario para su hijo estaría en el exterior del país, incumplió el citado reglamento en lo referente a prescribir fármacos del Cuadro Básico, y cuando sea imprescindible uno que no esté incluido en este, tramitar el propio galeno con sus instancias superiores la búsqueda de la medicina. Este especialista reside, también hace dos años, fuera de Cuba.

Como parte de las coordinaciones para la atención y seguimiento del caso, «el menor fue evaluado en el Hospital Pediátrico Borrás-Marfán el 8 de diciembre pasado, por una comisión multidisciplinaria integrada por especialistas en Siquiatría infantil, Logopedia y en Otorrinolaringología de los hospitales Pediátrico de Centro Habana, Juan Manuel Márquez y William Soler, quienes ratifican que el paciente es portador de una Otitis Externa Difusa Aguda de Etiología Micótica, no evidenciándose otras alteraciones», apunta el Director Provincial.

Igualmente, asevera que el tratamiento médico indicado está garantizado y es el que se ajusta a este tipo de afección. El niño «ha evolucionado favorablemente, y los expertos son del criterio de mantener igual conducta terapéutica y continuar seguimiento por su área de salud y en el Hospital Pediátrico Paquito González Cueto».

Termina el funcionario calificando el reclamo «con razón en parte» e informando que el papá de Adán Leiner ha participado en las evaluaciones, tanto en territorio cienfueguero como en la capital con el equipo multidisciplinario». Él, refiere, está conforme con las conclusiones diagnósticas, terapéuticas y de seguimiento a su hijo.

Casi sin espacio, solo deseo la mejor y más rápida recuperación a Adán y su familia, agradezco la respuesta del doctor Salvador Tamayo Muñiz y comento que hubiese sido instructiva para todos la referencia al porqué una enfermedad de este tipo puede manifestarse tan resistentemente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica