Confirman razón de queja, y explican perspectivas

El pasado 19 de abril, y desde Manzanillo, el lector Jonnes Vallejo Licea pormenorizaba irregularidades en esa ciudad con el yogur de dieta para niños y enfermos: demoras en su distribución, desde llegadas tardías hasta incumplimientos de los días de entrega —martes y jueves—, en un alimento que es vital a diario para esos consumidores.

Según Jonnes, el yogur se fabrica en Media Luna, a 76 kilómetros de Manzanillo, y quizá por ello la refrigeración con que arriba no es la adecuada; por lo cual en reiteradas ocasiones el producto llega echado a perder, siendo la prioridad para niños que, como su hija, presentan intolerancia a la leche.

Al respecto, responde Luis Rafael Virelles Barreda, director general de la Empresa de Productos Lácteos Bayamo, que la comisión creada para investigar el asunto se entrevistó con Jonnes el 21 de abril, y al final declara «con razón» la queja de este.

Explica Virelles que la UEB Lácteos Manzanillo, responsable de elaborar y distribuir el yogur natural para dietas de ese territorio, está sometida a una reparación capital. Por ello, desde el 8 de marzo ese producto lo abastece la UEB Lácteos Media Luna.

Confirma el director general que ese yogurt, ciertamente, se ha afectado en la transportación, pues al revisarse los certificados de concordancia en la UEB Lácteos Media Luna, se evidenció que el producto reúne en fábrica los parámetros de calidad establecidos.

El asunto, agrega, es que «a pesar de que el producto es trasladado generalmente en el horario de la mañana hacia Manzanillo, se comprobó que existe morosidad para su distribución, lo que ocasiona molestias a los clientes».

A su vez, Virelles reconoce que «la Empresa tiene una situación crítica con el transporte; el carro que se utiliza para la distribución del producto en cuestión no es refrigerado, lo que imposibilita mantener el yogur con la temperatura requerida».

Esa situación, refiere, provoca que se tenga que incluir en una misma distribución varias rutas distantes unas de otras, con la consecuencia de que cuando el producto llega al cliente lleva varias horas fuera de refrigeración.

También el director general confirma que es cierto que en ocasiones el yogurt de dietas no llega los días establecidos por diferentes razones, entre ellas la distancia de la fábrica a 76 kilómetros y las dificultades que tienen con el deterioro del parque automotor.

No obstante, refiere que «a los responsables de esta actividad se les hizo una advertencia en aras de extremar las medidas para evitar que se incumpla con el ciclo, ya que las razones existentes con el transporte no se van a resolver de inmediato; pero hay que garantizar que el producto llegue en el tiempo establecido».

Añade que la comisión se personó en la unidad comercial El Novillo, y confirmó que, ciertamente, el 5 de abril fueron devueltas por los clientes 60 bolsas por afectación organoléptica, las cuales se les repusieron en días posteriores.

A raíz de lo sucedido, explica, se tomaron medidas en la UEB Lácteos Manzanillo, para que inmediatamente que el yogur arribe de la UEB Media Luna sea distribuido, y así asegurar que «aunque existen dificultades objetivas con el transporte, no sea un elemento que atente contra la calidad del producto, máxime cuando el mismo va dirigido a niños que, por condiciones de salud, así lo requieren». Y también porque en esa unidad cuentan con una nevera.

Manifiesta que para resolver las vulnerabilidades que representan los traslados de productos perecederos en una zona geográfica de altas temperaturas, la Empresa de productos Lácteos Bayamo trabaja para restituir las capacidades productivas de la UEB Lácteos Manzanillo en ese y otros surtidos que ha sido necesario redistribuir provisionalmente en el resto de las UEB.

Las acciones constructivas y de mejora del equipamiento tecnológico y automotor que se emprenden en la UEB Manzanillo, señala, persiguen asegurar la inocuidad de los alimentos, favorecer los ciclos y horarios de distribución y reducir los gastos logísticos.

«Como parte del proceso de recuperación de la Industria Alimentaria, apunta, está previsto el arribo de medios automotores especializados que van a incrementar la capacidad de respuesta de la Empresa para satisfacer las necesidades y aspiraciones de nuestros clientes; y se prevé que a finales de mayo la UEB Lácteos Manzanillo reinicie su proceso productivo», concluye.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica