De nuevo, con la Gaceta

De vez en cuando uno tiene la percepción de que muchos problemas se reciclan. Y esa espiral de recurrencias es la que hace decir al ciudadano: «¡Más de lo mismo!».

Todo empezó aquí el 25 de octubre de 2013, con la queja de Alexis Leandro García, suscriptor de la Gaceta Oficial de la República, allá en Vertientes, Camagüey. Al cerrar septiembre, no había recibido 39 ediciones de la publicación en el año.

«¿Por qué los demás pueden comprar las ediciones codiciadas a pocas horas de su impresión, y los suscriptores no las podemos recibir por lo menos mensualmente?», aducía Alexis.

El 28 de noviembre de 2013 respondía Zoraya Bravo Fuentes, vicepresidenta de Correos de Cuba, que esa entidad asumía la responsabilidad de irregularidades en la distribución de la Gaceta Oficial, y de las quejas de sus suscriptores. Y señalaba que Correos tiene la responsabilidad de la distribución y entrega de la Gaceta, primero a los suscriptores, y luego la comercialización a la población. E informaba que desde enero de 2013 había crecido la tirada. «Lamentablemente —añadía— se han presentado deficiencias en su entrega a los suscriptores y en la comercialización a la población, debido a su llegada tardía a los territorios».

Tal situación, acotó, se gestó a partir de las deficiencias presentadas por la Empresa de Aseguramiento General (EAG) de Correos de Cuba, encargada de ordenar y asegurar la distribución de la Gaceta Oficial en todo el país. Para ello, añadía, la EAG mantiene una relación contractual con la Editora Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz, del Ministerio de Justicia, donde se elabora la publicación.

A su vez, decía, la EAG tiene la responsabilidad de su extracción del Combinado Poligráfico Granma en La Habana —donde se imprime— y su transportación hacia las provincias occidentales. El resto de los ejemplares, para el centro y oriente del país, se imprime en los poligráficos de Villa Clara y Holguín, respectivamente. Y de su extracción y distribución se encargan las empresas de Correos en cada territorio.

«Los problemas organizativos internos de la EAG y la falta de control de su gestión —refería— han generado demoras en la recepción y distribución de esa importante publicación». Y acotaba que, en análisis realizado entre directivos de la EAG, la Editora del Minjus y el Poligráfico Granma, se depuraron causas y responsabilidades de cada una de las partes, pero Correos de Cuba tenía el mayor peso, sobre todo en la extracción de la Gaceta y su distribución.

En cuanto a Correos, señaló, la comisión de cuadros analizó las insuficiencias de la EAG, y se amonestó ante el Consejo de Dirección al Director de la unidad empresarial de base de Aseguramiento; también al especialista que responde por la extracción de la Gaceta en la impresora. Se adoptaron medidas organizativas internas y otras de conjunto con las entidades que son contraparte, para revertir tal situación.

 En Vertientes, proseguía, se amonestó ante el consejo de dirección a la Subdirectora Comercial de la Empresa de Correos de Camagüey, pues por una confusión se vendieron a la población ejemplares destinados a los suscriptores. Y a Alexis se decidió completarle los números faltantes.

«Ofrecemos disculpas a los clientes que se han visto afectados. Las medidas organizativas y disciplinarias adoptadas y la sistematización de los controles asegurarán que los suscriptores reciban a tiempo y en forma la Gaceta Oficial», acotó.

Y ahora vuelve Alexis: Lleva diez años pagando la Gaceta con antelación, comprendiendo los problemas de recursos y de transportación de Correos de Cuba; pero este 2018 sobrepasó sus cálculos: «Hasta hoy 4 de agosto he recibido las gacetas ordinarias del 1ro. y 2 de enero, y las extraordinarias de los números uno al nueve. ¿Cómo es posible que las 11 gacetas recibidas el 23 de mayo sean las únicas que este viejo suscriptor tenga en su poder, si ya se publica y se vende la número 38?

«Soy cuentapropista y las leyes son cambiantes, necesito estar informado. Si los dos periódicos que recibo (Juventud Rebelde y Granma) me llegan diariamente, más el camagüeyano Adelante, ¿qué explicación tiene que no nos prioricen para que la Gaceta no nos llegue pasados cinco, seis y siete meses de su emisión, si estamos suscritos y las pagamos desde el año anterior?

«Espero que esta vieja queja tenga una respuesta nueva, pero para solucionar el problema definitivamente, como ha dicho nuestro Presidente, Miguel  Díaz-Canel».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.