La geometría democrática

Luis SextoLuis Sextosexto@enet.cu
19 de Agosto del 2010 23:09:29 CDT

Vuelto del descanso, encuentro un mensaje que me apremia a retomar un tema con este juicio, más bien señuelo de delicada provocación: «No se puede hacer socialismo sin control popular». Yo también así lo creo. Y quizá, como confiesa el lector remitente, tampoco podré explicar profundamente en qué consiste «la horizontalidad de la democracia socialista», frase con la que, hace poco más de dos semanas concluí, prometiendo seguirla, mi nota titulada Arenas movedizas (16 de julio).

Y movedizo es, casualmente, el tema de la democracia, cuya raíz griega habla del pueblo y su participación en el gobierno y los asuntos públicos. En otros países —lo sabemos— el pueblo solo es factor en las elecciones, que han devenido sinónimo estricto de la democracia. Refirámonos, por ello, a nuestra democracia, de intenciones socialistas. Y esta condición va más allá de la definición clásica de «Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo». Porque, en el socialismo, además de ejercerse con el pueblo como destinatario y ejecutante —sujeto y objeto—, la democracia implica que aquel controle, supervise la gestión de gobierno… Es a ese papel al cual me refiero cuando en términos geométricos aludo a la horizontalidad democrática como contrapeso de la verticalidad.

Según cierta práctica, los métodos verticalistas reducen la efectividad de la democracia del socialismo. Citemos las asambleas de rendición de cuentas. No pocas han derivado en apresurados intercambios de quejas y de respuestas, que en ocasiones no lo son. Y en este o aquel lugar, el delegado, que se somete al juicio de los electores, considera, en cambio, que él ha de pedir cuentas a cuantos expresan necesidades no solubles por el momento. Uno, por supuesto, esquiva los juicios inapelables, absolutos, pero no creo que ignoremos la pérdida de efectividad de parte de esas asambleas —muy propias del sistema político cubano—, cuyo papel protagónico han de ejercer los electores, no como en una especie de muro de lamentaciones, sino como la plaza pública donde se analicen y se expliquen las imperfecciones de la comunidad.

Extendiendo el análisis, podemos preguntar si en las asambleas municipales del Poder Popular los delegados son conscientes de su mandato y poder. ¿Acaso reparan en que esa forma colegiada y democrática de gobierno local surgió como garantía de que no se puedan dilapidar, distorsionar, violar recursos, medidas y leyes sin que los representantes de los electores señalen, adviertan, critiquen, a tiempo, y desaprueben errores y desviaciones?

Ante las deficiencias e inconsecuencias, lo atinado sería, a mi parecer, recuperar la plenitud de esos espacios democráticos. En las actuales circunstancias en que se ha declarado oficialmente la búsqueda de fórmulas que enrumben a la sociedad cubana hacia los valores de la eficiencia y la efectividad, no parece oportuno buscar otras opciones cuando, en realidad, las concebidas no se aprovechan cabalmente.

Y porque no estimo inevitable una pelea entre la horizontalidad y la verticalidad, creo más bien en la soldadura solidaria entre esos planos. Ambos han de sostenerse. Una línea vertical sin cortar la horizontal en el medio implica la pérdida del equilibrio, como la hoja de un cuchillo que cae al carecer de sostén. Y a la inversa, la horizontal sin la vertical, flota en el aire, como a la deriva.

Este es, en metáforas geométricas, el dilema, que no solo reclama respuesta en los medios de administración y gobierno, sino también en las relaciones productivas y laborales. Qué lograron, en verdad, las asambleas de producción o de servicios. Mi experiencia sugiere que no todas las efectuadas funcionaron como control popular, ni sindical, variante de aquel; quedaron por lo general a medias. Por lo habitual, una voz sobre todas dictaba lo que se podía decir y lo que se debía callar, en una concepción administrativista que exaltaba la verticalidad y la distancia burocráticas. Entre tanto, como paradoja, nuestra mentalidad promedio, condicionada por la rigidez de ciertas estructuras y conceptos, demuestra no estar totalmente apta para conjugar las diferentes pero complementarias líneas y formas geométricas del control popular. Habrá que ir, pues, a examen extraordinario…

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      Jota - 20 de Agosto del 2010 10:52:42 CDT

      Supuestamente siempre hay un espacio para analizar la gestión de un dirigente, lo mismo en la circunscripción que en la Asamblea Nacional. Parto de la intención revolucionaria de mejorarnos, no de "serrucharle el piso" a nadie ni al socialismo. Sin embargo, en la práctica ciertos niveles parecen incuestionables. Eso se ve no sólo en las REUNIONES que menciona el artículo sino también p. ej. en nuestra PRENSA. Es fácil publicar un problema local en TV y decir que el delegado municipal "A" no controla la tarea "B", sabiendo que el problema lo sembró una instancia "C" (muy arriba e intocable) a la que el periodista nunca se dirige con "preguntas incómodas". Cuestiona por su nombre y apellidos a un delegado, a un director municipal (vale cuando es justo, por supuesto) pero... ¿Por qué hay niveles en los que sólo se hacen preguntas complacientes o no se pregunta? ¿No podría mejorar la prensa su contribución a esa transparencia que demanda? No estoy transfiriéndole toda la responsabilidad ciudadana a los medios de prensa pero reconozcamos su participación en el triunfalismo sin crítica. De paso felicito mucho a OPINION y a AcUSE DE RECIBO, por su aporte a la credibilidad de JR. Gracias.

    2. 2

      Alain FV - 20 de Agosto del 2010 12:29:25 CDT

      Luis , muy interesante su artículo aunke esperaba ke fuera más extenso pero ya vendrán más trabajos de este tema. Sucede ke todo problema conlleva un debate, hasta un punto determinado, y luego pues lleva acciones de los implicados. Si el debate no es llevado a cabo por los más interesados pues no se avanza mucho en aras de lograr algo conciso. En este punto, me sumo de cierta manera a la opinión de Jota. Si la propia prensa cubana se ha planteado revolucionarse como parte de un proyecto más abarcador ke vive el país, pues , dónde están las acciones??? Quiénes son los periodistas que tienen la responsabilidad de hacer no ya un artículo de opinión, sino por ejemplo una entrevista a un ministro determinado acerca de , por ejemplo, ké se está proyectando en su mnisterio para este año, o sea, sus logros, metas , recursos, responsables, fechas de cumplimiento, problemas ke se afrontan ke retardan el cumplimiento de los acuerdos, etc. Hace poco supe de un periodista ke le preguntó a un camionero distribuidor por ké no hay cerveza en determinado territorio y se mostró muy agudo con el camionero. Acaso el periodista no sabe a kién exactamente tiene ke ir a preguntarle eso??? En fin, es un tema muy complejo, y kisiera ke abordara en algun momento la posibilidad real de recursos materiales ke tiene un delegado o una administración municipal para resolver algun problema. Gracias.

    3. 3

      Gualterio Nunez Estrada - 20 de Agosto del 2010 12:41:35 CDT

      Hay cosas en la economia cubana que no se entienden, ni se comprenden, sin que siquiera exista una balanza de pagos, se le ha comprado alimentos a Republica Dominicana en dolares, y tambien a otros paises, sin embargo,(alrededor del 80% de los que se consume) por razones ideologica a los campesinos cubanos que producen alimentos, leche y huevos se les paga miserias en pesos sin opcion a pagar por bienes duraderos que le hagan la vida mas facil, ni siquiera un viaje al extranjero de vacaciones como es usual en muchos funcionarios y sus familias que tienen acceso a hoteles cinco estrellas en el extranjero un mes al ano. ?Tiene esta politica interna un sentido racional? Darle dolares, euros, francos a comerciantes extranjeros por comida, sin balanza de pagos y dejar un campesino cubano en la pobreza, sin motivacion para producir comida. Para mi esto es alucinante en terminos economicos y politicos, sin embargo, eswta ha sido la politica erronea en Cuba durante anos para impedir que los particulares adquieran poder adquisitivo y claro que la economia interna se congela cada dia mas con esta politica monetaria, precio y de pagos que discrimina al productor local y beneficia al extranjero aun y cuando no exista una balanza de pagos que respalde la importacion.Un cubano no puede importar zapatos de Italia, pero un italiano si lo puede hacer, ?por que?

    4. 4

      sat - 20 de Agosto del 2010 13:03:24 CDT

      Estoy de acuerdo con Jota con la idea en cuanto a los medios de involucrarce mas en los problemas del pueblo y no desgastarse tanto en los cumplimientos y sobrecumplimientos que muchos no ven, y es muy bonita la idea de la horizontalidad democratica y todo eso, pero...en el tema de Arenas Movedizas ud uso una palabra (subjetividad) que me hace pensar entoces en el trabajo de los pobres delegados del poder popular cuando se enfrentan al gran aparato administrativo de la administracion estatal para tratar de ventilar problemas de la comunidad, que en su mayoria no se solocionan no por recursos sino por el tema subgetivo de mecanismos y engranages creados para justificar las super plantillas de la administracion publica, Y entonces cuando olles que tronaron hablando vulgarmente a algun directivo etc.. despues te vuelves a enterar que esta dirigiendo en otra empresa con igual estatus o mejor....Y?.Como van las cosas, tener un expediente de cuadro te garantiza trabajo de por vida solamente invirtiendo de ves en cuando en el banco de favores como dice Coelho en uno de sus libros .Y que conste que no soy anti jefe, solo que se estan degradando.

    5. 5

      D.Aguilera - 20 de Agosto del 2010 13:42:24 CDT

      Jota, coincido con usted 100 %, lo que hace falta es que todas las decisiones y funciones vengan de donde vengan puedan ser cuestionadas por las masas y se escuche el parecer de la mayoría en ciertos aspectos que a las claras no son aprobadas por esta mayoría, y este sitio es muestra de ello, pues el pueblo opina , pero.... y que pasa?

    6. 6

      mel - 20 de Agosto del 2010 14:41:58 CDT

      Muy interesante el comentatio de Gualterio (3), y quiero agregar que no sólo en materia de alimentos, sino también en otras producciones industriales. Por ejemplo, Cuba no produce steel deck para cubiertas porque a algunos dirigentes del SIME les conviene más comprarlo en el extranjero ya que así cogen un dinerito de dieta en moneda dura cuando dan su viajecito, y quien sabe si algún que otro regalito. Es triste Liborio, pero lo que es de todos, a nadie le importa mucho hacerlo prosperar.

    7. 7

      victor - 5 de Septiembre del 2010 7:37:29 CDT

      gualterio(3)coincido con usted 100% conozco por que lo e visto en el turismo.!dulce de coco en almíbar importado de la republica dominicana . acaso no crece el cocotero en cuba .nuestras abuelas lo asían en la casa de forma artesanal con excelente calidad. hoy lo importamos del exterior pagando en usd. por que no pagar a nuestras industrias locales en moneda dura .por ello .cuantos puestos de trabajos crearíamos con esto. cuantos cubanos mejorarían su nivel de vida. y de esta manera los usd. no saldrían de la economía nacional..por que tanto miedo al mejoramiento !!! no lo entiendo

    8. 8

      vicente - 21 de Septiembre del 2010 15:00:11 CDT

      ya eso no es examen extraordinario va a tener que ir al mundial con posibilidades de suspender el grado

      del autor

      en esta sección