Un día despertamos

Luis SextoLuis Sextosexto@enet.cu
1 de Diciembre del 2011 20:28:44 CDT

Sí, estoy de acuerdo: un día despertaré y hallaré un nuevo país. Un país mejor, pero renovado por nosotros, es decir, por los revolucionarios, por los que aún creemos en los valores de la independencia y la justicia social. En los valores de un socialismo participativo, dialéctico, en constante mejoría aun en medio de hostilidades extrañas y probables errores.

Esa fue la respuesta a quien, desde el extranjero, me avisaba de mis pecados de ingenuidad. Un día, un día, señor, me decía cuando abra los ojos… Bueno, ya sabemos. Pero he aprendido que los menos aptos para juzgar a Cuba o prever su destino son los que actúan contra las aspiraciones de la Revolución. Han pasado los años, cierto. Pero ello no supone que a pesar de zigzagueos, improvisaciones, errores y circunstancias impredecibles, y a veces ingobernables, los cubanos que lleven a Cuba como una angustia y un ideal, y no como tierra de ambiciones y espacio de dominación y explotación, seguimos aspirando a la causa más hermosa, como Quijote a Dulcinea.

Tampoco podrán entender los que, aun diciendo que son representantes de la tendencia más justa, aparentan actuar, y actúan de la manera menos provechosa: haciendo poco, o haciendo lo contrario. ¿No vemos acaso el hábito de adjuntar incisos voluntaristas a las leyes y levantar tranqueras a lo que surge sin limitaciones o con las mínimas para preservar orden y principios? No tengo dudas. Son síntomas de que el burocratismo como óptica y posición continúa contaminando el compromiso político y la acción de una parte de quienes deben ejecutar los nuevos conceptos.

No resulta mejor desde algunos lados de la ciudadanía. El comportamiento de este o aquel se evidencia en un dar las espaldas al proceso de renovación de la sociedad mientras aguardan a ver qué pasa. Pero si es una indiferencia que contamina la participación, la confianza, el optimismo, en otro momento se trastoca en una acometividad que se resuelve en irrespeto ante leyes y límites justos, como si el sentimiento de impunidad fuera como una anarquía suprema, un proceder porque «esto es Cuba». ¿Esto, en verdad, es la Cuba que le oí a una voz ignorante o provocadora cuando alguien le advirtió que violaba lo justamente prohibido?

Más de una vez he preguntado si habremos de aguardar a renovar completamente la economía para establecer el rigor en su alcance mayor. Parece que si el país reordena y se encara con la irracionalidad y legisla los antídotos contra la rigidez, las desviaciones, el deterioro de la honradez administrativa, tendremos que atajar parejamente los focos de impunidad más allá de la economía.

Rigor he dicho, y he obviado conscientemente el término control. Tiene tanto desgaste. El control encartonado, el control afincado solo en el «no se puede», nos ha servido a veces como un colchón de espumas, para improvisar la negativa o el encogimiento de hombros. Y el rigor comienza por las instituciones que deben reclamarlo y velar porque el control adquiera el significado verdadero. Las palabras no toleran el choteo; las palabras trastornan si no se les usa en su semántica exacta cuando las aplicamos a la ciencia, en particular, a la ciencia de la sociedad.

A mi modo de ver, hemos considerado que esta palabra tan ruda en su prosodia implica una relación de mordiscos y prohibiciones. No lo dudemos: control ha sido uno de los sinónimos arbitrarios de prohibición. Y tal vez la indisciplina, cuyos vertederos humeantes vemos dispersos por varios sectores, incluso las calles, sea también consecuencia del control prohibitivo, que incluso una vez proscribió hasta la solución de ciertas necesidades. La ecuación es elemental: una prohibición, más una necesidad, es igual a indisciplina.

Nos hace falta, pues, el incremento del rigor en el ejercicio del control, de ese que no clasifica a los seres humanos como piezas de damas cubanas y que, por lo tanto, puedan moverse o quedar quietas según sea la voluntad de los jugadores. Lo repito: parece que en algunos aspectos estamos obrando al dejar hacer, para que, cuando oigamos el clarín, haya que legitimar lo que ha sido mal hecho, porque es demasiado tarde. Y ahora recuerdo que así ha de estar sucediendo con esos bajareques, sinónimos de garajes domésticos que se han levantado, a contrapelo de las leyes, en zonas urbanas y sobre todo en avenidas principales, como Línea, por citar un ejemplo. Si continuamos aguardando por la acción institucional, pronto algunas zonas céntricas de La Habana derivarán en áreas rurales.

Un día, sin embargo, despertaré y encontraré un nuevo país. El mismo país que estamos renovando, aunque exista la acción descompuesta de quienes todavía no se han dado cuenta de que pierden la oportunidad de ser mejores.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      nsf - 2 de Diciembre del 2011 2:38:19 CDT

      Claro que uds renovaran el pais a sus derechos y deseos es lo justo; pero sin culpar de tantos errores al "enemigo" y a los imperialistas, al bloqueo etc.Yo que tome otro derrotero se los deseo , aunque el mas profundo de los males esta alli..LA DOBLE MORALIDAD...dudo que se avance mucho mientras ella este presente en cada acto y hecho.Gracias

    2. 2

      Guille - 2 de Diciembre del 2011 5:59:50 CDT

      Genial, Luis. Cien por ciento contigo.

    3. 3

      Modesto Reyes Canto - 2 de Diciembre del 2011 7:08:15 CDT

      Despertar,amigo Luis.A veces da miedo llevar a cabo la realizacion de esa palabra si para lograrla nos llego acompañada de un empujon que nos tiro de la cama rompiendonos los bellos sueños que estabamos teniendo.Ser soñador es algo innato en el ser humano cuando la realidad se nos hace inalcanzable por los tropiezos a los cuales hay que enfrentarse, muchos de ellos creados para beneficios de otros que tratan de impedir ese despertarnos que usted magistralmente ha planteado en su coloquiar de hoy.Ojala despertemos de la parte de pesadilla que nos ha tocado sonar y que los buenos sueños se hagan realidad para el bien de todos los que desean lo mejor para Cuba.A los que le desean a nuestra Patria cualquier tipo de mal no hay que despertarlos;hay que dejarlos seguir durmiendode ese lado.Un abrazo Luis: Modesto Reyes Canto.

    4. 4

      Alfredo Viamonte Marin - 2 de Diciembre del 2011 7:42:02 CDT

      En pie aplaudo sus palabras Maestro. Concuerdo que no necesitamos soluciones de fuera para colocar las cosas en su debido lugar. Necesitamos apenas escuchar nuestras propias voces. El dialogo, la polémica, el escuchar, el opinar y principalmente el actuar, el hacer, la honradez, la conciencia y la tolerancia (si, porque todo no es en blanco y negro) deberían ser nuestro credo diario. Un país mejor no se construye con base en la prohibición y en el no se puede, o tu puedes pero el no. Un país mejor se construye con el velar celoso de que todos tenemos los mismos derechos y deberes y nunca con la falsa imagen de que todos somos iguales. La hipocresía y la doble moral, hijas incuestionables de lo prohibido sin o con causa, deben ser erradicas de raíz por fuerza de la mesura y el entendimiento. Control, no significa no se puede, o esta prohibido, el control es necesario, pues nos hace más eficientes y prácticos. Pero el control no puede estar por encima de todos, ni violar nuestra propia constitución. Hasta en la sagrada familia se tiene control sobre sus miembros, pero esto no significa, que el mismo es eterno y dogmático y las que así lo hicieron, la vida solo les mostró el fruto de su fracaso. La dialéctica, ese concepto marxista tan divulgado pero escasamente seguido y practicado es la clave para que todos los días nos levantemos con un país cada vez mejor, con personas cada vez mejores, con pensamientos e ideas mejores y sin la presencia de Damocles y su espada burocrática. Un buen final de semana para usted y para todos los foristas

    5. 5

      Luis Sexto - 2 de Diciembre del 2011 8:23:47 CDT

      A NSF: Claro, que hemos de practicar, modificándola un poco, la máxima evangéli a de que a los enemigos lo que les corresponde, y a nuestros errores lo que les toca. Creo que desde hace rato, el concepto predominante es que culpar solo a los norteamericanos de nuestras desgracias es un modo de no superarlas nunca. Y el actual proceso de renovación no cuenta, para perseguir sus fines, con que los Estados Unidos dejen de aprobar fundos para subvertir el orden en Cuba. Esa es la verdad. Es decir, al menos yo estoy convencido de que la hostilidad proveniente del exterior y que se concreta, en particular, en los grandes medios que satanizan e intentar desacreditar a la Cuba socialista, se derrotará mejorando a nuestro pàís, aun sin créditos del FMI y el Banco Mundial, que como usted sabe obdecen la prohibición norteamericana de no hacer préstamos a Cuba. En realidad, el enemigo existe y es culpable de una partre de nuestras desgracias. Pero eso no es ahora lo más importante. Cuba corrige lo caduco de sus estructuras para intentar extender el bienestar y pasar de la resistencia al crecimiento. Por otra parte, me parece que cualquier cubano honrado, que quiera el bien para su país y su pueblo, puede estar entre nosotros. En ello también habremos de ganar más certeza. Gracias.

    6. 6

      Jose Diaz - 2 de Diciembre del 2011 8:38:57 CDT

      Excelente articulo Luis yo tambien quiero despertarme un dia y volver a la tierra que me vio nacer la cual hace 31 anos no veo, recorrer sus calles y campos. Poder ver a mi gente cubana renovada, prospera y luchando por un futuro mejor.Poder ver mi bella bandera ondiando en cada rincon de mi tierra libre e independiente. Vivir en mi tierra bajos la guia de Jose Marti, Maceo y Carlos Manuel de Cespedes. Cuba es de todos los cubanos. un saludo Jose

    7. 7

      Emigdio - 2 de Diciembre del 2011 8:50:40 CDT

      Por un pais mejor hemos luchado durante muchos años, pero no se ha logrado y no obstante a ello seguimos en combate, buscando alternativas, soluciones, salidas a los problemas que nos lastran, muchas veces por el entorno internacional, otras por nuestra propia miopia, donde no nos percatamos hasta hace poco que las fuerzas productivas las teniamos atadas de pies y manos, que la revolucion hizo un esfuerzo extraordinario nunca antes conocido en la historia de un pais tercermundista para darnos educacion en todos los niveles y ese esfuerzo ese gasto inmenso de recursos que ha cultivado tantos talentos que pudo haber rendido frutos hace muchos años lo malograron los burocratas, poniendo trabas y mas trabas a la iniciativa, a la productividad, a la inventiva. Los que trabajamos economia y ya peinamos canas nos recordaremos de la famosas normacion del trabajo, se hacian estudios, se determinaba cuando debia hacer un trabajador en determinado tiempo, se eleboraban tesis economicas sobre la utilidad que se obtenia de esos resultados, se le informaba a los trabajadores y a los dos meses de aplicada la normacion del trabajo, ya venia una indicacion de que habia que revisarla, porque habia trabajadores que en una jornada hacian norma y media y hasta dos, y en aquellos momentos nos preguntamos, Y QUE?, nada que se iban a hacer ricos trabajando y sudando, y no saben que trabajando nadie se hace rico, y ahi comenzo el embrion de los controles, por los controles, antes un aparato economico tenia un numero reducido de trabajadores, ahora cualquier entidad por pequeña que sea tiene en economia entre diez y doce trabajadores, las grandes empresas pueden llegar a decenas y decenas y todo por que a alguien se le ocurrio que siendo mas se controlaba mejor aunque su contenido de trabajo no abarcara ni dos horas al dia, pero se cumplia con la contrapartida, eso ha sido una utopia, tenemos mas personas en los departamentos y direcciones economicas, pero eso no los ha hecho mas eficientes ni confiables, al contrario, ahora estamos peor,no creen los que trasan las pautas que es hora de revisar esas plantillas economicas que no resuelven nada y darle al hombre confianza y ademas pagarle realmente por lo que hace, yo estoy convencido que si el fondo de salario de esos deparatamentos en vez de diez o doce trabajadores se le pagara a cuatro, ganariamos en disciplina economica y en calidad de los controles.

    8. 8

      Osvaldo Arango - 2 de Diciembre del 2011 11:38:40 CDT

      A pesar de todos los esfuerzos en este y otros foros por separar y apartar la burocracia de nuestro gobierno como un ente o apéndice ajeno a este, yo considero que fue y es, un hijo legítimo de este y sólo el gobierno tiene el poder de eliminarlo de una vez si asi lo quiere, lo que pasa es que lamentablemente nuestro estado aun teme ¨¨desacerse¨¨ de él tan rápido porque a veces lo cree ¨´un mal necesario¨¨ todavia al que hay que recurrir para que la gente no se ¨¨mande¨¨ como popularmente solemos decir. La burocracia nace en Cuba del deseo a veces patólogico de nuestro estado de querer controlarlo todo para asi dominar mejor al pais y esto a la postre, ha sido una de las causas principales del colapso economico cubano gustenos decirlo o no, pero ahi está a la vista de todos. La gente se ha acostumbrado a violar las leyes porque desde un principio, al emitirlas, nacieron para ser violadas por lo absurda e irreales que fueron y todavia son la mayoria de ellas, lo que pasa que cuando la gente empieza a violar lar leyes ¨¨absurdas¨¨ primero, despues todas entran en el mismo ¨¨saco¨¨ produciendose los resultados adversos en relacion al cumplimiento de la legalidad que tenemos hoy y que entre ellos incluyo tambien al propio estado ya que existen muchas leyes en el pais donde los organos de represión tienen que actuar para que se cumplan determinados articulos de varias de ellas y el estado no actua como si las personas se vieran compelidas a tomar la ¨¨justicia por su mano¨¨porque no va a existir la obligacion de estos organos por ley obligados a actuar.

    9. 9

      Luis Sexto - 2 de Diciembre del 2011 12:25:23 CDT

      Osvaldo Arango: Tengo otro punto de vista. No creo que no se trata de hacer o deshacer. Es decir, usted lo deja al arbitrio de una entidad que a la larga es compuesta por personas. Yo tengo otro punto de vista, porque tengo la certeza de que todo lo que se hace en Cuba hoy es precisamente para modificar las estrucutras centralizadas que son, en última instancia, las que producen y reproducen el burocratismo. Es decir, que podemos afiramr que aun con mucha gente desde del Estado en contra de la burocracia, si no se cambian las estructuras es inútil. POrque, no se trata, como usted parece proponer, que haya que sustituir a todos para eliminar el burocratismo. Y eso es erróneo de origen, porque es un círculo vicioso. Sustituye a uno, y el otro que viene, dentro del mismo orden, reaccionará igual. Por eso le digo que todo el reordenamiento, la actualización tiende a desbloquear la descentralización y la multiplicación de actores sociales. Es un proceso lento y que por supuesto tendrá que contar con viejos hábitos, que se instalan en personas, y se resisten a desaparecer. Pero si la tierra se reparte a productores individuales, si las empresas o cooperativas que no tenga resultados provechosos serán disueltas o pasadas a otras fórmas de producción, si ya el ciudadano puede vender o comprar su casa o su auto sin intervención de Estado, si los productores agrícolas pueden vender directamente a los hoteles del turismo, si los bancos dan créditos a trabajadores por cuenta propia o a pequeños empresarios, en fin, todo cuanto ya se ha puesto en práctica y se hará, va dirigido a reducir el papel del Estado y a descentralizar la gestión económica. No se trata de que alguien quiera o no quiera deshacerse de la burocracia desmesurada que hemos padecido, es que todo el proyecrto de la actualización, tiene como objeto cambatir estructuras y conceptos y con ello la burocracia, institución necesaria en cualquier sociedad, irá a límites discretos, serán los funcionarios públicos, la gente del papeleo, pero sin capacidad de distorsionar o entorpecer, porque nuestra sociedad llegará a estar cruzada en su vertical por una línea horizontal, es decir, el papel de la ciudadanía. Gracias.

    10. 10

      A100ºC - 2 de Diciembre del 2011 13:37:56 CDT

      Más que un sueño esto se hará realidad cuando TODOS entendamos y pongamos en práctica en verdadero concepto de Revolución realizada magistarlmente por Fidel, más allá de asociar revolución con comunismo ...

    11. 11

      Osvaldo Arango - 2 de Diciembre del 2011 15:25:25 CDT

      gracias Cro. Luis por responder a mi opinion y me siento honrrado por ello. Es muy beneficioso para mi compartir criterios con el autor de los articulos en los que uno modestamente tambien, opina. gracias mil!!!!!

    12. 12

      frankhf - 2 de Diciembre del 2011 15:57:14 CDT

      Como siempre coincido en casi todo ó mejor dicho en la esencia y más todavía con el comentario que hace Luís a en esta página a NFS "Cuba corrige lo caduco de sus estructuras para intentar extender el bienestar y pasar de la resistencia al crecimiento. Por otra parte, me parece que cualquier cubano honrado, que quiera el bien para su país y su pueblo, puede estar entre nosotros. En ello también habremos de ganar más certeza"

    13. 13

      David - 2 de Diciembre del 2011 19:07:26 CDT

      Esyoy de acuerdo con el comentario No. 8 de Osvaldo Arango, la burocracia se han instaurado, o enquistado podriamos decir, en este pais, a partir de politicas absurdas e irracionales, en las que muchos casos se paso por encima de situaciones objetivas. Ello ha sido el principal caldo de cultivo para las tantas ilegalidades que tanto afectan nuestra economía.

    14. 14

      Daniel Franco - 2 de Diciembre del 2011 21:27:02 CDT

      Lo felicito por su optimismo, pero pensar que un pais se construye con conciencia y abrazando una ideologia que no estamos seguros que el 100% de los cubanos aprueben es solo un sueno del que hay que despertar. Toda la burocracia existente en nuestro pais fue creada por los gobernantes al mas alto nivel, por eso ha podido sobrevivir 52 anos. Para despertar con ese sueno realizado hay que revisarlo todo, hasta la constitucion de la republica y adecuarla a lo que necesita un estado moderno ,justo y equitativo, donde de verdad el poder resida en el pueblo. Ojo, no estoy planteando desaparecer la republica y quitar a sus dirigentes, solo planteo y transformacion profunda, sensata y viable para rescatar la riqueza material y espiritual de nuestro pueblo. Solo asi nuestros suenos se convertiran en realidad.

    15. 15

      Dariem - 3 de Diciembre del 2011 0:12:39 CDT

      Noto en muchos comentarios un llamado a "la conciencia" con otras palabras. Señores, está más que demostrado que "la conciencia" no es inherente al ser humano en una economía de escacez, es hora de que despertemos y nos demos cuenta de que por mucho que se llame al ahorro, a la racionalidad, a la disciplina, etc, etc. ¡eso no funciona! Y no funciona porque el modelo económico actual (condiciones objetivas) no lo permiten. El ser social define a la conciencia social: precepto fundamental planteado por el marxismo. Las condiciones objetivas definen lo subjetivo. Lo material define a lo espiritual. El hombre primero tiene que comer, vestir, calzar, él y su familia, para luego dedicarse a cuestiones altruistas. Es la dura realidad, aunque nos duela. Son muy pocos los seres humanos que se entregan a una causa a pura conciencia a pesar de sus necesidades materiales. Entonces, más que hacer llamados, lo que hay que hacer es acabar de transformar nuestras estructuras y leyes económicas, nuestro modelo, para que el trabajo se convierta en la fuente primaria de riquezas del individuo, es decir, acabar de socializar los medios de producción, cuyo control absoluto por parte del estado no ha sido precisamente la mejor forma de hacerlo. Si el hombre no ve ganancias a partir de su trabajo, si no ve mejoras en su calidad de vida, pues entonces no sentirá estímulo en trabajar, ahorrar recursos, innovar, idear, crear, emprender. Lógrese esto con un nuevo modelo económico y todas estas cosas que buscamos con llamados a "la conciencia" vendrán por sí solas. Es hora de perfeccionar el socialismo, dejando las consignas vacías y poniendo los pies bien firmes sobre la tierra, siguiendo una metodología científica con precisión matemática y dejándonos de improvisaciones y ensoñaciones alejadas de la realidad. Destrábense las fuerzas productivas, pónganse los medios de producción de manera efectiva en manos de los trabajadores, déseles poder de autogestión, autofinanciación, y participación en la toma de decisiones, elimínese el trabajo asalariado para pasar a la remuneración según las ganancias producidas por el trabajo colectivo, y verán como no hay que decirle a nadie que ahorre, que hay que trabajar duro, que hay que cuidar los medios de producción, que hay que innovar... porque todo eso vendrá por sí solo.

    16. 16

      ROBERTO LAMELO - 3 de Diciembre del 2011 2:03:56 CDT

      ESTO LO DIJO NUESTRO APOSTOL HACE MAS DE 100 AÑOS. ******************************************** La incapacidad no está en el país naciente, que pide formas que se le acomoden y grandeza útil, sino en los que quieren regir pueblos originales, de composición singular y violenta, con leyes heredadas de cuatro siglos de práctica libre en los Estados Unidos, de diecinueve siglos de monarquía en Francia. Con un decreto de Hamilton no se le para la pechada al potro del llanero. Con una frase de Sieyés no se desestanca la sangre cuajada de la raza india. A lo que es, allí donde se gobierna, hay que atender para gobernar bien; y el buen gobernante en América no es el que sabe cómo se gobierna el alemán o el francés, sino el que sabe con qué elementos está hecho su país, y cómo puede ir guiándolos en junto, para llegar, por métodos e instituciones nacidas del país mismo, a aquel estado apetecible donde cada hombre se conoce y ejerce, y disfrutan todos de la abundancia que la Naturaleza puso para todos en el pueblo que fecundan con su trabajo y defienden con sus vidas. El gobierno ha de nacer del país. El espíritu del gobierno ha de ser el del país. La forma del gobierno ha de avenirse a la constitución propia del país. El gobierno no es más que el equilibrio de los elementos naturales del país.

    17. 17

      Francisco Ruiz - 5 de Diciembre del 2011 14:50:21 CDT

      El país y la nación (que no son forzosamente la misma cosa) tienen su garantía en el valeroso y enérgico pueblo cubano. No comprender eso ha llevado a errores de los enemigos, de los "amigos" y de algunos "dirigentes". Por otra parte el tiempo histõrico no es el tiempo de la vida de un hombre o un grupo de hombres. Necesitamos unos 91 años para ser libres polítamente. Harán falta unos años para serlo en el plano económico. Esto puede traspasar la vida de cada uno de nosotros. No creo que sea que un día despertemos y nos topemos con un país desarrollado. No será obra de una NOCHE. Pero lo que millones no permitiremos es que un día despertemos sin país y sin nación.

    18. 18

      barbara - 8 de Diciembre del 2011 9:57:35 CDT

      muy buena publicacion y muy buenos los comentarios, se transita por un camino que demostrara con el tiempo los beneficios de poder expresar siempre con buenos deseos los problemas y las posibles soluciones de los mismos, con la apertura del pequeno mundo privado se podran esperar los resultados que la economia necesita para iniciar su recuperacion, queda muy claro, lo invariable es mantener la sociedad actual con sus notables beneficios para toda la poblacion, pero con los pies en la tierra, el comentario del senor Darien ( 15 ) es una realidad vivida que inexorablemente debe cambiar y ya se estan realizando algunos cambios, se respira un aire mas lleno de poder despertar a los cambios factibles y posibles de lograr, mis mejores deseos, gracias

    19. 19

      RODOLFO - 10 de Enero del 2012 8:27:28 CDT

      estoy muy esperanzado en que el pueblo cubano continuara cambiando lo que tiene que ser cambiado ,este ano continuarà nuestra evolucion al socialismo que deseamos.

      del autor

      en esta sección