El país de las hipótesis

Luis SextoLuis Sextosexto@enet.cu
12 de Enero del 2012 22:24:11 CDT

El 1ro. de enero varios amigos alzamos las copas y uno, adelantándose, propuso brindar por el país que queremos. Otro, sin embargo, tiró el brazo hacia delante como deteniendo el ademán colectivo y rectificó: Brindemos, por el país que necesitamos. Aceptamos. Era la propuesta más adecuada. Porque el «país que queremos» resulta tan numeroso y contradictorio como el deseo que lo expresa. Tan diverso como las ideas, los propósitos de cada uno de nosotros.

Y ello se comprueba con rapidez. Por lo que uno lee en ciertas pantallas de la web, Cuba se ha albergado en la región de las hipótesis, de hipótesis en pugna. Es decir —y solo repito lo que casi todos sabemos—, unos la quieren regida por el capitalismo y otros la imaginan entre los arrullos del nacionalismo pequeñoburgués. Por otra parte, desde un extremo de la izquierda —un extremo que se autodefine implícitamente intransigente y descontentadizo— la quieren como laboratorio de un socialismo tan teórico como generoso y febril, mientras obvian las circunstancias materiales y políticas en que la sociedad cubana intenta la actualización económica y social, y obvian sobre todo que ese «socialismo profundo», «ultraísta», nunca ha sido puesto en práctica, o al menos no parece haber sobrevivido al experimento.

En cambio, el «país que necesitamos» es una categoría que, a pesar de sus imprecisiones, responde más unánimemente a las urgencias objetivas, a las deficiencias e insuficiencias generales internas y a la situación geopolítica del planeta. Preguntémonos si es pertinente, por tanto, promover un orden que a la vez que sostiene principios básicos de justicia social e independencia, dispone a costo de riesgos y audacias los medios y los espacios para que la sociedad toda supere sus urgencias económicas.

Sin suponer en mí togas de   experto en complejidades, hace unos meses sugerí que nuestra sociedad, ante el desgaste del período especial y la vigencia de mecanismos previos ya inoperantes o erróneos, necesitaba pasar por una «etapa de tránsito» hacia el socialismo. Un socialismo que, por demás, nadie ha logrado definir ni legitimar absolutamente en la práctica. Y que por esa razón tendrá que irse ajustando a las demandas de la realidad. ¿O alguien cree posible perpetuar el modelo, la interpretación del socialismo que se desarticuló con la extinción de la Unión Soviética? Tengamos en cuenta que Cuba no está solo rodeada de agua por todas sus costas, sino que está también cercada por la hostilidad de potencias voraces para las cuales la guerra es un medio de existencia.

Es necesaria, en efecto, esa etapa de transición en que, sin renunciar a la justicia y la independencia —para mí, dos conquistas innegociables—, el país pueda desarrollar sus fuerzas productivas, con la adopción incluso de resortes de un mercado consciente de sus límites, que tanto escandaliza a la ideología burocrática y a la otra, la intransigente. Y paralelamente aplicar la descentralización de la sociedad, de forma que el Estado permanezca como garante del equilibrio entre los intereses individuales y colectivos.

Lo dicho es conocido. Y admito que cada cual tenga sus puntos de vista y los exprese. No me parece atinado, sin embargo, que pasemos por alto verdades práctica y teóricamente demostradas. La pobreza, la carencia, la insuficiencia, el inmovilismo, la improvisación y el voluntarismo no componen premisas para construir el socialismo de un golpe. ¿Socialismo puro, apegado a los ideales más revolucionarios sin fuerzas productivas en desarrollo, sin economía en crecimiento? Habría que dialogar con las ideas y afirmaciones de Marx, que se protegió de no suscribirse a la región de los extremos y lo absoluto.

El país que necesitamos resulta, pues, sin que ello incurra en círculo vicioso, el que necesitamos para solventar necesidades e imprimir en cada ciudadano la idea de que el socialismo no equivale a regalarlo todo, ni emparejarlo todo. Es una permanente y lenta conquista desde «el reino de la necesidad» hacia «el reino de la libertad». Y para ello cada uno de nosotros habrá de disponer de espacio para coadyuvar a satisfacer las propias necesidades y en una carambola solidaria y creadora colaborar a resolver la de los demás. Y quizá, así, podamos transitar hacia una sociedad efectivamente superior, y alcanzar la legitimidad económica que facilite contener a los que quieren un país fragmentado en clases, dividido entre pocos ricos y muchos herederos del vacío.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
  1. 1

    nsf - 13 de Enero del 2012 2:48:20 CDT

    buenos dias, muy filosofico todo, pero que pais es el que necesitan, no con teorias si con leyes y medidas practicas , comprometidas y "cumplibles", eso es lo que le ha faltado, en mi modesta opinion aun pais con mas de 50 años creando teorias , conspiraciones( algunas o muchas reales), dando para atras y haciendo lo contrario a cualquier ley que no sea la que cree su gobierno, un pueblo que aun se mueve bajo una doble moralidad que solo entiendenlos nacidos y "vividos" en la isla....ahora mismo hay diferencias de clases , muchos viven al dia y pocos tienen el poder de vivir como si estuvieran en el tan criticado mundo del consumismo.Deben uds luchar por la sociedad que necesitan y quieren mas alla de cualquier nombre existente o por crear.Gracias

  2. 2

    Alfredo Viamonte Marin - 13 de Enero del 2012 4:36:07 CDT

    Interesante articulo Luis, el Socialismo en mi opinión, no tiene una guía única o una receta con ingredientes fijos. Esto porque existe la dialéctica, concepto que, en nuestro particular, lo escondimos o lo ignoramos. Todo cambia, por lo tanto, también tienen que cambiar, los métodos, procedimientos, ideas, regulaciones, leyes, etc. Y es justamente en este punto donde el nuestro está parado, amen del bloqueo y la hostilidad permanente de los Estados Unidos, que bastante daño nos hace, tenemos ya la idea fija de que algo es para siempre y no es así, todo cambia. Ejemplos tenemos, China paso del Feudalismo al Socialismo, no exenta de errores y rectificaciones, pero hoy en día son la segunda economía mundial y las llamadas potencias ya la miran con recelo, pues saben que se les va a ir adelante. Vietnam fue destruido por una guerra que les inutilizó el 30% de sus tierras cultivables, y hoy en día es un país en pleno desarrollo y primer exportador de arroz (logro que alcanzaron en apenas 5 años). El socialismo a mi entender no esta en contradicción con una economía fuerte, pues de hecho, sin economía, no hay sociedad. La economía planificada hasta hoy no demostró ser eficiente y no lo será nunca, pues no se puede planificar todo lo que se va a producir y consumir, es imposible, el propio consumo es quien rige esa cuestión, sin que necesariamente caigamos en el consumismo desenfrenado del capitalismo. Socialismo significa igualdad de oportunidades para todos y no que todos tenemos que ser iguales y tener las mismas cosas, como ha sido hasta hoy, con buenas intenciones claro, pero de forma equivocada, pues hemos negado el principio básico y elemental que debe sustentar a la sociedad socialista: De cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo. Un buen final de semana para todos.

  3. 3

    Boris Silva - 13 de Enero del 2012 6:13:24 CDT

    Como usted dice sin economía no se va a llegar al socialismo y para tener una buena economía el salario va a tener que ser "a cada cual por su trabajo a cada cual por su capacidad" como creo que escribió Marx. Ahora si las cosas se hacen así significa que el doctor va a cobrar mas que un obrero y por lo tanto tendrá mas comodidades que este y se invertiría la pirámide actual donde un policía gana 800 pesos y un doctor 350 € al iniciar su carrera . Si las cosas vuelven a poner la pirámide en su sitio,es una desigualdad pero una desigualdad necesaria que no se respetó en nuestro país y ya ve los resultados. También veo un poco difícil el transito completo hacia "el reino de la libertad" en el socialismo porque sencillamente son incompatibles y le daré un ejemplo de política: Si dentro del socialismo el individuo no puede escoger su pensamiento político y ejercerlo este no tiene libertad ideológica y ya "el reino de la libertad" no esta completo. Desgraciadamente el socialismo en si tiene estas contradicciones muy difíciles de resolver. Lo mismo podría poner el ejemplo de la libertad religiosa que durante muchos años tuvimos que ocultarnos para poder acceder por ejemplo a un puesto de trabajo porque las directrices del partido seguía la idea del socialismo clásico que la "religión es el opio del pueblo" y por lo tanto un militante no podía ser creyente. En fin creo que va a ser posible salir del "reino de la necesidad" pero llegar a "el reino de la libertad" no lo veo pues como ya dije antes al menos las versiones del socialismo que se han vivido en los antiguos países socialistas y en Cuba tienen este problema.

  4. 4

    Modesto Reyes Canto - 13 de Enero del 2012 6:19:50 CDT

    Ese brindis,amigo Luis,verdaderamente fue por el querer o el temer;dos condiciones que se apoderan de todo ser humano cuando se siente rodeado por la inseguridad de como realmente sera el futuro para el y los suyos y por ende para todos los que le rodean sin que hayan hecho de la Patria un pedestal.Cuanquiera sabe que lo que no esta roto no hay que arreglarlo pero,tambien vive con la seguridad que lo que hasta ahora no ha funcionado, aunque se haya desarrollado bajo la bandera de esa utopia y conveniente muchas veces llamado socialismo,se debe eliminar radicalmente sin tantos rodeos que tal parecen que se dan para ganarle tiempo al tiempo.Lo contrario,estimado Luis,seria seguir brindando cada primero de Enero sin darnos cuenta que en ese mismo dia pero 53 años atras se brindo por el triunfo de muy buenos ideales por los que toda una generacion lucho para establecerlos sin que mediara ninguna ideologia foranea.Ahora debe ser igual.Un abrazo: Modesto Reyes Canto.

  5. 5

    Luis Sexto - 13 de Enero del 2012 7:42:18 CDT

    A NSF: Usted también teoriza, porque ninguna práctica se ejecuta sin una previa disposición mental, sin un previo pensar en el cómo se hace. Usted, al decir lo que dijo, ha expresado un pensamiento con una base teórica, sin que usted se percate. Usted juzga desde un parecer dictado por enfoques ideológicos. Esa es la verdad y no es malo.Pero si usted entendiera a nuestro país, comprendería que, en efecto, se dictan leyes y se proyectan soluciones a esos problemas que, por demás, los revolucionarios y el gobierno hemos sido los primeros en percatarnos de su existencia y en la necesidad de cambiarlos. Un análisis objetivo ha de merecer también el curso histórico, las coyunturas geopolíticas en que nuestro país se ha movido. Lo importante es que sepamos qué cambiar y sobre todo cómo cambiar. No es tomar decisiones, sin teoría; al contrario, ahora más que nunca antes hace falta una teoría equilibrada que sopese riesgos, posibilidades y circunstancias. Gracias.

  6. 6

    Lusi Sexto - 13 de Enero del 2012 8:00:18 CDT

    A Boris Silva: Necesariamente debo hacer alguna reflexión acerca de su comentario. Me parece que tengo derecho, de la misma manera que le doy el derecho a que su comenario aparezca. Por lo tanto, tengo la impresión de que en ciertos aspectos usted tiene razón. pero me parece que usted toma lo que fue como lo que es. Es cierto, quién ignora esas situaciones que usted refiere. Por ello usted no está descubriendo nada nuevo. Esos mismos errores ya han sido corregidos o están en vía de corregirse. Si una vez el creyente sufrió descriminación, un día la descriminación fue convertida en derecho. Para juzgar políticamente, en justicia, me parece, hay que ser muy equilibrado, ni nada de cuanto uno escribe para los demás debe convertirse en una catarsis, un desahogo. Ya el pasado, en buena parte, no es el presente en Cuba. Lo erróneo se rectifica, se reconoce el derecho de practicar la fe religiosa, hasta de elegir preferencias sexuales. Eso indica que nuestro país avanza social y políticamente. Por lo demás, no parece justo que usted diga que se ha estado inventando conspiraciones. ?Le consta? Me parece que usted ignora de verdad nuestra historia y usted desconoce la hostilidad constante en que se ha desarrollado la revolución cubana. Con mirar los fondos federales de Estados Unidos pra subvertir el régimen político en Cuba, es suficiente. Las conspiraciones no se inventan, se preparan y se practican y no precisamente en Cuba sino fuera de ella y contra ella. En fin, coincidmos en que todavía el socialismo no es una realidad. Pero no coincidimos cuando usted dice que en el socialismo no se puede tener opinión propia. En verdad, mi opinión, la que escribo o digo por radio es la mía. Propia. Lo que sucede es que yo tengo convicciones y escribo y hablo siguiendo esas ideas. Espero, como digo, que alguna vez podamos construir un socialismo que vaya de la necesidad a la libertad, como imaginaron los fundadores del marxismo. Pero la libertad es dificil, aún en el capitalismo. Y mucho más difícil en una sociedad como la nuestra rodeada de capitalismo hostil por todas sus partes. Nuestra sociedad está obligada a defenderse ?Y de verdad usted cree que en el capitalismo la libertad es real? Los medios dirigen la libertad y nada de lo que usted piense o diga cambia el poder de los que poseen el capital. No es tan sencillo de ver, pero así es. Gracias.

  7. 7

    Osvaldo - 13 de Enero del 2012 8:12:28 CDT

    Cro. Luis Sólo me gustaria decir que a mi modesta opinión el ¨¨Pais que necesitamos¨¨ se desvió del camino, el pais que tenemos actualmente dista mucho de los sueños de la mayoría de los cubanos que vivimos en ella hoy y para nada tiene que ver con los marcos estrechos que nosotros mismos hemos construido para calificar lo que es ¨¨socialismo¨¨ y lo que no lo es. Creo que fue Confucio el que escribió que ¨¨para hacer las cosas diferentes, primero hay que empezar a pensar diferente ¨¨ Eso a mi modesto parecer todavia no ha sucedido al menos como se necesita, espero que nuestro ¨¨marco estrecho¨¨ lo permita. Muchas gracias.

  8. 8

    nsf - 13 de Enero del 2012 8:52:27 CDT

    Sr Luis yo si conozco mi pais de nacimiento(naci en 1953 y vivi hasta 1993),claro que yo teorizo , pero no gobierno un pais ni decido mas alla de mi voto..y ud su analisis no lo hace desde un enfoque ideologico? El que haya tomado una decision de vivir fuera de mi patria( no es patrimonio de ningun gobierno o sistema)desde hace 20 años no me quita el derecho y asi lo hago de desear lo mejor y respetar los cambios y leyes que el gobierno y los ciudadanos de alli decidan, ya que parte de mi familia reside alli de ellos algunos que se levantaron alla por 1957 para cambiar lo que todos consideraban un gobierno corrupto y criminal.Tan solo decia lo de teorias porque esta puede ser la 4ª o 5ª vez que se abren los caminos para que se encamine el gobierno y su pueblo hacia el bienestar y la forma de sistema que necesiten y deseen y casi siempre ha seguido igual hasta la proxima apertura.Gracias

  9. 9

    Daniel Noa - 13 de Enero del 2012 8:52:58 CDT

    Estimado amigo Luis...una vez más le agradezco sus palabras que, como siempre, son fuente inagotable para nutrir la fe y la esperanza en un futuro mejor para nuestra querida patria cubana, algo tan necesario y no siempre logrado por quienes amamos la tierra que nos vio nacer. Muchas personas, al lanzar hipótesis se ubican en momentos históricos arbitrarios, viajando al pasado, al futuro....sin tener en cuenta que lo que antes crecía en progresión aritmética, hoy en tiempos modernos, crece en progresión geométrica.... El capitalismo necesitó años para imponerse al feudalismo y lo logró por ser más revolucionario y por otros condicionamientos....pero el socialismo, en su lucha con el capitalismo aún siendo más revolucionario, se las ha tenido que ver con nuevas circunstancias a nivel global....Se requiere aún mucho filosofar y mucho actuar para encontrar caminos expeditos, que cumplan tanto las expectativas como las necesidades de la mayoría de la población. En más de 50 años, Cuba ha experimentado soluciones y no queda otra que seguir adelante...a tono con los avances de la Revolución científico técnica que hoy se impone, para lo cual un pueblo instruido y culto como el nuestro, lleva ya una ventaja sobre otros. Reciba aquí, usted y JR mi fraternal saludo con motivo del nuevo año.

  10. 10

    Jose Diaz - 13 de Enero del 2012 9:05:25 CDT

    Bravo Luis excelente articulo el dia que tengamos una economia fuerte sera mas mejor para la sociedad cubana, yo que vivo fuera de Cuba aplaudo lo que usted escribe y leo las opiniones de los otros foristas y se vamos por el camino correcto, los tiempos cambian estamos en pleno siglo 21 y le digo algo yo que vivi en los dos sistemas(23 anos en Cuba y 31 en Estados Unidos) me doy cuenta no existe sistema perfecto todos tienen virtudes y defectos y tal vez debemos de hallar un balance. Yo me forme con la Revolucion hasta que sali de Cuba pero aprendi a pensar por mi mismo, analizar y tengo mi propio criterio y opinion. Lo felicito un abrazo Jose

  11. 11

    Demetrio Peralta - 13 de Enero del 2012 9:31:30 CDT

    Anecdotizar el brindis de un circulo supongo no representativo de la mayoría de nuestra sociedad para mi constituye quizás el único o el error de origen de su contenido. El país que necesitamos" por tanto es algo egoísta e excluyente, no se puede renunciar bajo ninguna circunstancia al país que necesitan las grandes mayorías de la sociedad mas humilde, compuesta de obreros Agrícolas, obreros de la ciudad jubilados etc. que se ven obligados a vivir solamente de su salario y en el mejor de los casos del salario de la pareja en el hogar. Nadie o muy pocos se preguntan como hacen para sobrevivir después del desenfreno por eliminar las gratuidades y no por eliminar las desigualdades que aparecieron con las expresas mixtas, el turismo, la autorización de circulación del dólar, la compra venta de Oro en los ochenta o los grandes empresarios de la FAR y el MININ además de privilegiados altos funcionarios del gobierno donde se teme estén los actuales millonarios que apoyaron estas actualizaciones del socialismo que tal parece quieren desmontarlo. Estas mayorías a quienes me refiero no tienen voz ni sus representantes en la Asamblea Nacional o en los fórum partidistas lo representan, ellos no hacen lobis en ningún circulo de poder porque en Cuba no se hacen lobis, ni se cree que existen círculos de poder, pero muchos de los Lineamientos o la actualización del Socialismo tal como se plantea y se esta aplicando por omisión o por su contenido ellos no son tenidos en cuenta, y hoy sufren en carne propia esa política de eliminación de gratuidades y de ampliar casi de forma generalizada la ley de la oferta y la demanda ampliando con ello las desigualdades. Como podemos pensar que estos trabajadores en una sociedad socialista tengan que subsistir con Arroz, Frijoles, Azúcar, Huevos, Aceite, y fósforos, todos estos en cantidades insuficientes para el mes, periodo al que están destinados, alcanzando apenas para una quincena. O partimos del hecho que no existen quienes viven honesta y únicamente de su salario sin robar lo que administra el estado de la propiedad social. Siempre afirmo y sostengo que no existen ni existieron nunca tales gratuidades, todo lo que recibimos del Estado hasta el almuerzo en los comedores obreros cuando era gratis, correspondió a una política económica de ahorro, pues la administración del gobierno de estos productos y servicios recibidos gratis resultaban mas económico que pagar al trabajador su justo salario, lo cual nunca se a hecho desde que triunfo la revolución, en estos cincuenta años nunca el trabajador recibió un salario digno, comparable al salario mínimo de los países mas pobres de América, en compensación recibió todos esos productos normados que evitaban desembolso de efectivo y garantizaban mucha igualdad y suficiencia alimentaria, con el tiempo y a medida que creció la ineficiencia del estado hasta llegar al periodo especial estas gratuidades se vinieron eliminando pero no se hizo justicia con el salario. En conclusión podemos decir que la actualización del socialismo a sido concebida principalmente en el orden de su aplicación y en su contenido por aquellos cuya eliminación total de la libreta de consumo no le hacia ningún efecto, sin pensar en los que ahora ni pagar el transporte publico pueden subsidiado en casi todos los países del mundo. Si realmente se quiere seguir construyendo el socialismo y dejar atrás las desviaciones del periodo social, empezar por mediante cambio de moneda determinar los que se han enriquecido de forma ilegal, y a partir de allí establecer una moneda única y normalizar los salarios en base al principio socialista de distribución, manteniendo el trabajo por cuenta propia y la oferta y la demanda en equilibrio con el poder adquisitivo de la población.

  12. 12

    Rogelio Diaz - 13 de Enero del 2012 9:32:20 CDT

    Estimado Luis, quisiera se refiriera a la parte del comentario de Boris Silva donde toma el argumento de usted de que en el socialismo "a cada cual según su trabajo", y nos dijera, en su opinión, cuando se va a arreglar la inversión de la pirámide con la que el médico y el ingeniero ganan un salario inferior al de otros trabajos, muy dignos como todo trabajo y necesarios, pero mucho menos calificados y con menos dosis de sacrificio involucrada.

  13. 13

    Luis Sexto - 13 de Enero del 2012 9:52:27 CDT

    Rogelio: en verdad no soy adivino. Ese desequilibrio, esa inversión piramidal es una manifestación anormal, y por lo tanto tendrá que ser corregida. Según mi parecer, el proyecto de actualziación, con todo lo que le pudiera faltar, va dirigido a cambiar esa situación. De otro modo, de qué transformaciones podríamos hablar. Lo que ocurre, Rogelio, es que las operaciones de urgencia, en lo que respecta a la sociedcad, suelen terminar en fracaso. Para que esa pirámide esté en posicíón normal hace falta, como usted sabe, poner en práctica otras medidas que implican la adopción de una sola moneda, la reorganización de la empresa socialista, etcétera. De otro modo, podría resultar peor el remedio que el mal. Creo que la actualización es un proceso lento por la sensibilidad del paciente, que es la sociedad. Ahora cualquier juicio será un juicio a medias, hace falta que todo el proyecto sea puesto en práctica y como todo está enlazado una cosa necesitará de otras. Esa es mi opinión.

  14. 14

    Luis Sexto - 13 de Enero del 2012 10:03:50 CDT

    Peralta: Quién ha dicho que excluyo a las grandes mayorías del país que necesitamos. De dónde usted saca esa versión. El término de país que necesitamos es el que necesitamos todos, en justicia, no el grupo de mi anécdota, que además ninguno de ellos gana un salario superior al promedio. Ello ha sido un recurso estilístico para introducir el tema. Sin embargo, en mi criterio, el oncepto de país que queremos es menos inclusivo. Porque el que usted quiere, por ejemplo, no lo quiero yo. Ahora bien el que necesitamos, el que puede resolver nuestros problemas se adecua más a las aspiraciones generales. Es un asunto de categoría sociológica. Nada más. Uno puede equivocarse, y cuando uno se equivoca ha de pensar y luego rectificar, si verdaderamente reconoce el error, aunque sea para la próxima. Siempre se aprende. Y yo aprendo de cuanto ustedes exponen. Pero me parece que no puedo rectificar los errores que estoy seguro no he cometido. A usted le digo, como a otros foristas: la catarsis, el absolutismo en el ejercicio de la opinión, particularmente en política, no conduce a la verdad. Gracias.

  15. 15

    Plamen - 13 de Enero del 2012 11:41:27 CDT

    Luis: Le agradezco como cubano su constante preocupación por tratar desde su ¨trinchera´de contribuir a que alcancemos la sociedad que necesitamos y queremos la mayoría de los cubanos que en ella vivimos, aunque considero que no porque no vivan en ella, debemos de privarles el poder contribuir a la construcción de esa sociedad que quieren y necesitamos sobre todo los que en ella hemos permanecido, en primer lugar porque parto del presupuesto de que somos la mayoría y en segundo lugar porque hemos tenido que a la par sufrir como más nadie las consecuencias de esta sociedad imperfecta y luchar por garantizarle su independencia y las principales conquistas. Esta sociedad es imperfecta, pero si suceptible de perfeccionarse dentro de los marcos de la independencia nacional, justicia y equidad social y participación real del pueblo en la conducción de nuestro sistema, lo cual para mi es lo que menos se ha logrado pero que si significa SOCIALISMO. Nuestra sociedad debe perfeccionar su sistema electroral, pero más aún debe posibilitarse que sean los trabajadores quienes decidan y ratifiquen anualmente o no a los Dirigentes de sus centros laborales, aunque la propuestas puedan además venir de niveles superiores de dirección ministerial. Las empresas y uniones de empresas y por consiguiente sus trabajadores deben tener facultades para hacer eficientes sus negocio y después de pagar los impuestos establecidos, poder ddisponer de partidas de las utilidades para invertir y hacer properar cada vez más el negocio, aumentar salarios en correspondencia con las posibilidades que tenga y a los que más se destaquen, financiarse la construcción de viviendas, centros de descanso, asilos, etc. Esto también es socialismo y no está reñido con lo aprobado en los lineamientos del VI Congreso del PCC. Yo pienso que cuando los trabajadores de verdad puedan contar con estas posibilidades serán capaces de ser más eficientes y a la vez es la vía por la cual podrán incrementar sus ingresos y nivel de vida. El que no apote a la sociedad pudiendo hacerlo no debe recibir nada de ella, y nada es nada y eso no lo apoyó ni Martí ni carlos Marx, pero hemos querido con el salario del que trabaja mantener al que no trabaja y eso no es ni justo, ni martiano ni marxista.No planteo en dejar morir a nadie, no, pero fuera de eso nada. De lo contrario seguiremos en las mismas y a la larga nos quedaremos sin jóvenes y nos volveremos cada vez más vulnerables a los embates de las apetencias imperiales del norte y los neoanexionistas de allá y de acá.

  16. 16

    un zulueteño - 13 de Enero del 2012 13:25:36 CDT

    Interesante debate. ¿Qué país necesitamos? Ninguno de nosotros tiene la mejor respuesta, la solución mágica, pero creo coincidamos en que el país que la mayoría necesitamos no es el que tenemos hoy. Se habla de transiciones, cambios, progresividad, pero llevamos años como el niño de Carlos Varela: soñando con un día que no acaba de llegar. Diez años es apenas un soplo en la historia de un país, pero para un ser humano es demasiado, así que si llegan a ser más. La pirámide no está invertida desde hace un par de años, sino hace mucho y no veo que esa situación pueda variar en breve y por breve quiero decir tres o cuatro años. Soy un profesional, o sea, un tipo con un título universitario, un trabajo con cierto nivel de responsabilidad y ... Ese es el problema, esos largos puntos suspensivos. La mayoría de mis deseos han tenido que ser aplazados una y otra vez y me pregunto hasta cuando. Carlos Varela también habla de esos pequeños sueños que muchos cubanos llevamos demasiado tiempo postergando, sueños que ayudan a vivir y cuya imposible materialización ayuda a morir de algún modo. ¿Es ese el país que necesitamos, una nación repleta de pequeños sueños por cumplir, sueños sin trascendencia histórica, quizá, pero irrenunciables para quien apenas se atreve a soñarlos? He conversado con extranjeros que se asombran de que teniendo el cien porciento de niños escolarizados y otro montón de logros sociales suspiremos por otras cosas como tener un móvil o viajar. No hay que tomarlo a la ligera, porque el cubano no difiere tanto del argentino, español o brasileño en cuanto a sus anhelos. Gracias a la Revolución puedo tener un nivel cultural, unos conocimientos a los que tal vez no hubiera accedido sin el triunfo del 59, pero qué hago con lo que tengo. He hablado de las canciones de Carlos Varela. Lo considero uno de los mejores cronistas de nuestra realidad. En cada una de nuestras casas probablemente hay una foto de familia donde lloramos al final, alguien que nunca regresó a Jalisco Park, un hijo de Guillermo Tell que pide le den la ballesta y que el padre se ponga la manzana en la cabeza. El país que necesitamos debe ser plural, abierto al diálogo, la disensión, un país donde realmente sean los sueños todavía, sueños que no sean tan fugaces como las luces en la carretera.

  17. 17

    Daniel Franco - 13 de Enero del 2012 14:15:10 CDT

    Sr. Sexto. Hoy no discrepo nada con Ud., estoy totalmente de acuerdo con su articulo. Ojala que el presidente de Cuba, que tanta influencia y poder tiene dentro del gob. leyera estos articulos y los comentarios y estoy seguro que encontraria el camino mas rapido y llevar a Cuba al progreso.

  18. 18

    toyo55 - 13 de Enero del 2012 14:50:30 CDT

    "Quién ha dicho que excluyo a las grandes mayorías"Quizas no lo ha hecho,pero mi opinion si que la excluyo, a pesar de cumplir con todas las normas del sitio.Ojala esta no corra la misma suerte

  19. 19

    vicente - 13 de Enero del 2012 15:52:42 CDT

    Desde que triunfo la revolución en 1959, nuestros principales dirigentes y pueblo en general, han tratado de lograr el país que necesitamos, las causas de que ello no haya sido posible van desde los errores internos, hasta la todavía presente agresividad del imperio, esa es una realidad que nadie puede ocultar. Pero aún más real es el apoyo que tiene la revolución a más de 50 años de ese histórico triunfo. Ello nadie puede negarlo porque es tan evidente que ahora no estaríamos hablando de ella. Soy un hombre optimista y mañana las generaciones que nos releven vivirán orgullosas de sus padres y abuelos, porque supieron defender el país, que es la patria, que es la revolución, al precio de todas las limitaciones, sin dejar de mantener sus principios, de soberanía, independencia y autodeterminación. Esos queridos amigos es nuestra principal fortaleza y por ello somos admirados por muchos pueblos del mundo. Por lo tanto me alegro de ser cubano, me alegro por mi país y por todo lo logrado. Ahora a seguir peleando que está es una obra tan bella que vale la pena seguir luchando, en el país que todos amamos.

  20. 20

    Boris Silva - 13 de Enero del 2012 20:12:54 CDT

    Estimado Luis en mi comentario no digo que los ataques contra Cuba son inventados creo que ha mezclado mis comentarios con otros. Yo sé muy bien que es verdad que Cuba ha estado bajo el ojo de diferentes gobiernos de Estados Unidos. Hable si, de la prohibición de ejercer su fé a los miembros del partido comunista, pero en pasado ya sé que eso cambio y al menos a mi me alegró mucho. Creo que fue en el 90 que se aceptó cambiar los estatutos del partido y aceptar a los creyentes en sus filas , con gran alivio de muchos que pudieron al fin ser ellos mismos, y como usted dice así pasó también con los homosexuales que ahora gozan de todos los derechos. Estos y otros derechos vendrán pero también es verdad que este y otros derechos tuvieron que ser siempre nuestros y no esperar rectificaciones para verlos cumplidos. En lo otro opiniones si se pueden tener, pero hablaba de opiniones ideológicas del individuo que sean diferentes de las que dicta la ley. Y lo digo porque las leyes de Cuba dicen que el único partido es el PCC. Perdone que armara tanto lío solo tomé "el reino de la libertad" muy literalmente y al detalle, y encontré esa contradicción.

del autor

en esta sección