El círculo y sus riesgos

Luis SextoLuis Sextosexto@enet.cu
19 de Enero del 2012 23:18:33 CDT

La mentalidad predominante entre nosotros, signada por cierta rigidez, podría dibujarse geométricamente como un círculo, tal vez una esfera que gira sobre sí misma. Haciendo una analogía, el mundo actual tendría más posibilidades de perpetuarse si cambiara su configuración. Su esferidad parece limitar cualquier salida, cualquier búsqueda de un sitio donde mejor se esté.

La evidencia de la esferidad terrestre solo sirvió, visto a esta distancia de más de cinco siglos, para advertirnos que nadie podrá evadirse de su pasado, porque por este o aquel rumbo podrá encontrárselo como un presente que confunde los tiempos. La redondez es la recurrencia dictada por la geometría. Y así resulta que la teoría del eterno retorno se confirma en una verdad tan natural como teórica: la Historia empezó a andar en zigzag, aunque por lo general ha venido a dar vueltas como mosquito en oreja.

Aunque lo dicho parezca un juego de pretendido ingenio, también en nuestro país hemos de dejar atrás algunas inconsecuencias del pasado, varios desaciertos y también hábitos y conceptos en que se reprodujo un orden centralizado, dirigido a veces más por la voluntad que por la razón. Quiero, pues, insistir en la idea: qué configuración geométrica podríamos delinear para construir el símbolo de nuestras necesidades y aspiraciones y neutralizar la mentalidad que se resiste a agujerear cercados, a renunciar a la voz de mando y adoptar la voz exigente y firme, pero argumentada de quien gobierna, o se resiste a dejar de mirar hacia abajo en vez de hacia los lados.

Si me permiten continuar sobre el papel de la geometría, más que pensar y actuar en círculos, tendremos que discurrir sobre una espiral, reproduciéndose, si fuera exacto decirlo, en un zigzag en el que nunca se retrocede. Por supuesto, esa es una imagen. Y ustedes me estarán pidiendo las soluciones para liberarnos de los brazos caídos, las tierras improductivas, las prohibiciones absurdas y las distorsiones burocráticas que, muchas veces, actúan sin atender las leyes que dicen acatar. ¿Tendrá la solución este comentarista que apenas puede darse cuenta de que contra la espiral de nuestro crecimiento todavía conspiran focos generadores de centralismo? Porque puede usted descentralizar en el centro, pero paralelamente, por influencia de la mentalidad vigente, las localidades podrían tender a reproducir el centralismo.

En alguna parte seguimos, al parecer, avanzando en círculos que rotan sobre el propio eje e indican no estar en sintonía con las urgencias y los propósitos de la sociedad. Insistiendo en la agricultura, de cuyas insuficiencias las quejas superan actualmente la oferta, los productores tienen que habituarse a pagar los insumos con las ganancias. ¿Injusto? Es justo. Y racional. Es, a fin de cuentas, la relación normal entre productores y sus gastos. Si venden directamente a hoteles —como leí esta semana— y consumen petróleo, de la ganancia han de pagar el combustible a precio público en los servicentros. No se puede pedir, ni esperar, por un subsidio, pues el círculo vicioso seguiría indicando ningún destino.

Sin embargo, qué ocurriría con los productores que aún no obtienen ganancias. O todavía dependen de la asignación de un módulo básico de combustible y fertilizantes. En estos últimos días he hablado con algunos productores, en particular con beneficiarios del Decreto Ley 259, y se lamentan de que a veces, a pesar de estar en una cooperativa de créditos y servicios, no reciben recursos imprescindibles para cultivar la tierra en usufructo. El 259 parte, a mi entender, de un principio: trabajar la tierra a base de redoblar esfuerzos e iniciativas individuales. Y uno sabe que ante la escasez, se ha de abastecer a los más productivos. Pero también la experiencia ha demostrado que la distribución de recursos por parte de organismos estatales podría servir también, en algún caso, para apuntalar intereses burocráticos, incluso, indirectamente, para desestimular el trabajo.

Quizá sea un tanto exagerada mi percepción, incluso errónea, pero las fuerzas productivas en la agricultura, en sentido general, no disponen todavía de un campo dilatado para promover el trabajo más libre y creador. Necesitan que sean definitivamente anulados, en términos más bien perentorios, inoperantes esquemas de comercialización y, como el petróleo, otros insumos fundamentales se sometan a disposición de una especie de mercado. Más arduo, aunque más estimulante, pues aguardar por la dádiva o depender de decisiones administrativas, quizá signifique enconar las relaciones de producción mientras algunos pueden seguir avanzando en círculos concéntricos, como empeñados en permanecer ahí mismo, donde estuvimos.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
    1. 1

      Modesto Reyes Canto - 20 de Enero del 2012 4:47:56 CDT

      “Hay que tener cuidado con lo que se pida pues a veces lo pueden conceder”.Esta frase muy conocida en inglés ha sido mi preocupación por los cambios que se estân realizando en Cuba con respecto a la economía.Su coloquiar de hoy,amigo Luis,señala muy acertadamente los problemas que estân confrontando los que quieren sembrar un pedazo de tierra con buenas semillas para obtener mejores cosechas.Si no se rompe ese círculo del que usted habla, nunca se va a llegar a la etapa de los ciclos tan necesarios para no seguir dando vueltas en el mismo lugar.Excelénte tarea deja usted hoy a sus lectores,estimado Luis.Y,cambiando de palo pa’rumba,aqui le dejo mi blog,recien salido del horno,para que lo visite todo el que quiera pasar un rato de humor.http//Reyes-Canto.blog spot.com. Agradecido, Luis y como siempre un abrazo: Modesto Reyes Canto.

    2. 2

      toyo55 - 20 de Enero del 2012 5:51:16 CDT

      Bueno su articulo que toca algunos de los serios problemas nacionales,a los que pienso hay que agregar la concentracion del poder de decision,que es el origen del voluntarismo y,mientras exista,dependeremos del buen juicio de los que lo tienen.Mas balance y contrapeso en las instituciones y el gobierno y mas poder a los elegidos directamente por el pueblo,creo que se necesitan

    3. 3

      Alfredo Viamonte Marin - 20 de Enero del 2012 6:49:11 CDT

      Muy buenos días mi estimado Luis, aquí hoy es feriado (Rio de Janeiro), pero no puedo dejar de leer su articulo, el cual como siempre excelente y en lo particular, el de hoy, con los pies muy bien puestos en la tierra. El desarrollo de las fuerzas productivas y la dialéctica (concepto fundamental que tanto hemos ignorado e avasallado), siempre tendrá que ser en espiral, si es que se quiere hacer justicia a su base y concepto. El desarrollo en círculos significa estancamiento e inmovilismo e por ende estar parados y atrasados. Los organismos todos, que aun tienen asignación de recursos para cumplir un “plan asignado” tienen sus días contados. Ningún guajiro particular contó nunca con asignación de petróleo u otro recurso y todos producían (excepto rarísimas excepciones y salvando el tamaño de las producciones entre ellos) mucho más que cualquier empresa con asignaciones, y todos descontaban de sus ganancias sus gastos, y todos usaban parte de sus ganancias para nuevas inversiones. Resumiendo geométricamente: quien desee avanzar en este mundo solo podrá hacerlo a través de una espiral en movimiento, y de preferencia en la punta de la misma. Un buen final de semana para usted y todos los foristas.

    4. 4

      Gualterio Nunez Estrada - 20 de Enero del 2012 8:14:28 CDT

      Querido Luis Sexto: Si usted me puede enviar su libro se lo agradeceria mucho y con su permiso por escrito lo enviaria a la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos donde estoy catalogado para que lo procesen en esa entidad como parte del fondo. Mi direccion es: Gualterio Nunez Estrada, 1044 Marlin Lake Circle, Apt 18111, Sarasota, Florida, 34232, telefono 941-3410465, gualterionunez4@verizon.net( fundamentalmente por la manana). De paso, si se da una vuelta por aqui por motivos de trabajo, con nosotros tiene amistad, casa, comida, transporte y una buena acogida. Celebro mucho que haya tocado el mitico tema de Pedro Junco, ese libro entre los cubanos y cubanoamericanos se venderia como pan caliente,mas si se tradujera al ingles pues hay jovenes cubanoamericanos que dominan mas el ingles escrito aunque hablen espanol y es un tema tradicional en la familia cubana, felicito a Ud y al otro coautor por tan valiosa idea.De no poderme enviar el libro le ruego me envie la direccion de internet donde lo puedo comprar.

    5. 5

      Jose Diaz - 20 de Enero del 2012 8:33:12 CDT

      Excelente articulo Luis pero recuerde estamos en circulos porque las decisiones vienen de arriba, los cambios son buenos pero se estan dando con mucha cautela. Usted sabe por lo general cambios economicos traen cambios politicos y eso si es bien grave hasta pensarlo.Estamos entancados y no salimos del circulo por eso no avanzamos. un saludo Jose

    6. 6

      Luis Sexto - 20 de Enero del 2012 8:50:25 CDT

      José: A pesar de mis aprensiones, no puedo negar que en Cuba las cosas cambian. Lo que ocurre es que los problemas son muchos y profundos, y la mentalidad prevaleciente se niega, como es natural, ha ser desplazada. Si usted siempre ha bateado por tercera y le piden que lo haga por primera, es difícil habituarse. En fin, creo que el país está tratando de modificar ese venir de arriba de las decisiones, para repartir la responsabilidad. Todavía hay que andar mucho, en espiral, claro, pero uno ha de cuidarse de generalizar, porque podría maltratar a la verdad. Lo importante es que usted esté inquieto y actúe en su espacio para ayudar a transformar nuestra vida en orden y efectividad. Gracias.

    7. 7

      Rogelio Diaz - 20 de Enero del 2012 9:08:26 CDT

      yo estoy de acuerdo conque los productores compren en un mercado los insumos (combustible, semillas, fertilizantes, pesticidas) que necesitan, sin subsidios. Ahora, el problema será cuando vendan sus cosechas al precio que necesitan para sufragar esos gastos y obtener una ganancia razonable, pobrecitos nosotros los que ganamos un salarito modesto trabajando para el estado en un hospital.

    8. 8

      Jose Diaz - 20 de Enero del 2012 9:12:05 CDT

      Luis estoy de acuerdo contigo el cambio de mentalidad no sera facil cambiarla, los cambios se estan dando y son necesarios lo mismo paso en Europa cuando se acabo el muro de Berlin es solo cuestion de tiempo. Luis yo no vivo en Cuba pero he estado en Europa varias veces y hable con muchos en Alemania y visite el museo de la "Stasi" y me sorprendio lo que me dijeron algunos ex- agentes.Todos en Cuba queremos cambios, gracias por sus letras. Jose

    9. 9

      Luis Sexto - 20 de Enero del 2012 12:48:54 CDT

      Regelio: A mí me parece que la actualización ha de juzgarse como un proceso en el tiempo. Esa contradicción entre las probables ganancias de un agricultor y el salario de un trabajador en un hospital es una contradicción que, lógicamente, tendrá que desaparecer en determinado momento. No es que yo lo sepa, pero sí tengo la certeza de que una renovación de la economía no puede basarse en la desproporción o dejando sin atajar ese tipo de inconsecuencias. Como ya sabemos, la actualización acaba de empezar y faltan muchos, la mayoría, de los lineamientos por ser aplicados, y entre ser aplicados y rendir frutos, tiene también que existir un tiempo. No le quiero dar clases, sino ya que usted comenta un texto mío, me siento obligado a esclarecer mis ideas en este diálogo tan útil entre autor y lectores. Digo, por tanto, que tendremos que aprender a juzgar no solo por sensaciones, ni aprobar o desaprobar la feria por como a mí me va en en ella. Me parece que uno tiene que evaluar sistémicamente, como en un conjunto, las acciones que tienden al mismo resultado. Saludos.

    10. 10

      Guille - 20 de Enero del 2012 13:32:42 CDT

      Luis, tan atinado y mesurado como siempre. Muy agradecido. No se podía esperar menos de un colega y sobre todo amigo de Julio García Luis, ese paradigma de mesura y objetividad.

    11. 11

      Jorge Gonzalez - 20 de Enero del 2012 17:13:33 CDT

      Buenas Luis, no cree que es un desaguisado que en nuestro pais, tan fertil y tan rico, no se pueda producir un boniato sin control estatal, y que la agricultura este como este, cuanto tiempo hay que esperar por los famosos cambios, con respeto, Jorge

    12. 12

      Luis Sexto - 20 de Enero del 2012 17:23:23 CDT

      Jorge: Ya que me pregunta le respondo. Sí, me parece algo absurdo producir un boniato con intervención estatal. También pienso que no se trata solo de producirlo sino de que todos lo comamos, al menos que haya justicia distributiva. En eso me parece imprescindible el papel del Estado. Ahora bien, los famosos cambios ya estan andando. ?Usted no los ve? Que se haya repartido casi toda la tierra ociosa en Cuba a productores individuales y que se haya incluso aumentado el área por entregar a cada productor, me resulta un cambio notable, y todo lo demás que se aplica en diversos sentidos. Pero como dije en otra nota a un lector, el abracadabra que los haga funcionar y producir en un segundo, todavía no se ha inventado. No olvide, este es un país pobre, no porque queramos o porque alguien lo haya vuelto pobre, somos pobres y también hostigados y con una mentalidad de cerco formada en 50 años de bloqueos y de rigideces. Mire usted como el país se defiende, ya debe de haberse enterado de la plataforma petrolera en nuestras aguas. Eso es un intento por buscar caminos de bienestar y de supervivencia para nuestro pueblo. Bueno, no le doy un teque. La política cuando está en juego el destino de nuestra historia, no puede ser un teque.

    13. 13

      Daniel Franco - 20 de Enero del 2012 20:04:24 CDT

      Sr. Sexto, quisiera me aclarara si Ud. cree que con el minifundio se van a resolver los problemas alimentarios de la poblacion. Yo considero que a los productores no se les debe limitar la cantidad de tierra aplotar (aunque sin llegar a promover latifundios), pues siempre seran mas productivos los que tengan mas conocimientos agricolas, mas energia y entusiasmo para progresar y cuenten con medios tecnicos para incrementar la productividad. Creo que ahi esta el dilema, o seguimos produciendo con una yunta de bueyes y un azadon, o permitimos que haya individuos que se inriquezcan. Creo que estos ultimos son necesarios porque producen, pagan impuestos y generan puestos de trabajo. no considero que sean un peligro para la estabilidad de la nacion, sino lo contrario. Puede Ud. decirme que piensa de esto? Un saludo Daniel Franco

    14. 14

      Luis Sexto - 21 de Enero del 2012 7:24:14 CDT

      Señor Franco: No creo que con el minifundio se resuelvan los problemas alimentarios de Cuba., pero ayuda. Tampoco creo que con el latifundio se resuelvan. Al menos en Cuba, las grandes extensiones de tierras, durante el capitalismo, se dedicaban a la caña o a la ganadería. No le hablo de arroz, porque Cuba importaba el 63 por ciento de sus granos de los Estados Unidos, es decir, lo que se cultivaba en Cuba no abastecía el mercado nacional en arroz y frijoles. Ahora bien, ya se ha aumentado el área en usufructo. Y me parece que Cuba necesita refundar su campesinado, ese sector productivo que, históricamente, ha resuelto diversos problemas, como el de los llamados frutos menores. Tampoco tengo nada en contra de que los más trabajadores, los más efectivos, puedan adquirir riqueza. Si usted revisa las cuentas bancarias va a ver cómo hay productores, incluidos de tabaco, que poseen muy altas sumas de depósito. Creo que me parece hoy necesario eso que usted llama un tanto despectivamente minifundio. La historia dice,por ejemplo, que el Obispo Espada promovió junto con uno de los más progresistas capitanes genrrald de la colonia, si los hubo, la inmigración de agricultores canarios con el fin de cultivar eso que llamamos frutos menores. esto es, la alimentación. Los hacendados no se dedicaban a ello. En fin, la riqueza es válida siempre y cuando no se fundamente en la explotación, en el abuso de los precios, etcétera. El latifundio, por otra parte, concentra la propiedad en pocas manos, y ello, me parece va contra el espíritu de justicia de la nación. Tengamos en cuenta que hasta las grandes empresas estatales en la agricultura tampoco resolvieron el problema alimentario. Es decir, que no parece que la decisión de repartir tierras, al menos las ociosas, esté descaminado. Necesita perfección, claro.

    15. 15

      Carlos alfonso Perez - 22 de Enero del 2012 4:31:12 CDT

      Sexto: tu excelente lenguaje y tu profundidad de análisis me motivaron para recurrir a la rígida y a la vez libre y amorosa composición literaria llamada décima. Absurdo, burocratismo: / apresan la libertad/ y así cualquier sociedad/ padece de inmovilismo. /Corrupción y centralismo restringen la producción/ e inyectan la imperfección / en miles de instituciones/ sofocando los pulmones / de nuestra Revolución. / Si en círculos transitamos/ el desarrollo fenece, / la agricultura perece/ y en miserias nos ahogamos. / Los cubanos abogamos/ por un mundo racional: / lo político, social, / la mente y la economía/ conquisten la geometría/ de un avance en espiral.

      del autor

      en esta sección