Escobas y alfombras

Luis SextoLuis Sextosexto@enet.cu
10 de Febrero del 2012 0:28:20 CDT

Aunque parezca increíble, todavía hemos de preguntarnos qué es mejor para mantener limpia la imagen pública de una entidad o una persona: la escoba o la alfombra. Y en consecuencia habría que determinar si barremos para fuera o escondemos los desperdicios. Nada nuevo digo. Esas son las recurrencias metafóricas con las que intentamos expresar los términos de un dilema que ya encanece y que en el fondo se reduce al predominio de esencias o de apariencias.

Durante años algunos de nosotros se han adscrito a la esquina menos comprometedora a simple vista. Cuántas veces hemos oído la reconvención de «usted ha lacerado la imagen de los trabajadores de nuestra empresa con su crítica». Y uno, que ha aprendido a discernir lo que es verdad y lo que se maquilla como verdad, responde: En efecto, puede molestar sentirse envuelto en una denuncia pública, pero lo que ha de agraviarnos e inquietarnos será ver a un cubano afectado por una acción injusta y que alguien sea capaz de justificarla u ocultarla.

Se nota, por tanto, que tras el empeño por salvaguardar apariencias engañosas influye la doble moral, esa mirada de la conducta que aparentando tirar los ojos hacia lo recto, se tuerce por debajo del hombro en una finta futbolística que intenta patear un balón falso mientras el verdadero se escurre por las líneas laterales. La doble moral puede definirse como la carencia de moral; dos morales solo pueden caber en la amoralidad, porque no parece admisible ser leal a dos causas antagónicas como la simulación y la sinceridad.

La doble moral, sin embargo, aunque pueda ser en alguna persona un don gratuito, ha tenido un condicionamiento en nuestras relaciones sociales. A veces ha predominado la incapacidad para clasificar la crítica como un instrumento de la dialéctica. Y sobre todo ha faltado la flexibilidad para aceptarla. ¿Qué hacer, pues, ante quien, sentado a una mesa de preeminencia, se remueve cuando oye lo que no le gusta o no le conviene, y luego manda a callar, o cuando en vez de orientar u ordenar, manda sin el matiz que admita un reparo, una salvedad? Lo sabemos: no es la primera vez que se habla o se escribe contra esa especie de alergia crítica, cuya llaga más notable es la doble moral.

Últimamente, y en particular en la reciente Conferencia del Partido, hemos aludido con insistencia a la crítica y, sobre todo a la ética. Y quienes han aludido a la ética saben que esta trasciende la palabra misma y, sobre todo, supera la firma de un compromiso. Un compromiso que ha de suscribirse, sobre cualquier rúbrica, haciendo coincidir leyes y conducta, esencia y apariencias.

Admitamos —me atrevo a recomendar— que la política, la ética y la crítica han de andar como en una alianza defensiva. Las tres se entrelazan en los fines. Y serán más efectivas cuando la política, la ética y la crítica respondan a las urgencias del momento. Si alguna vez fuimos permeados, de una u otra manera, por la doblez, si algunos creímos útil decir sí pensando en no, hoy, en cambio, Cuba y su empeño socialista requieren de sujetos para los cuales la verdad no se cubra con un mosquitero o se eche debajo de la alfombra.

Si hiciéramos un examen a conciencia desnuda, posiblemente repararíamos en que algún gramo del polvo de ayer se ha convertido en barro de hoy. No tengo la intención de exagerar, ni generalizar. Pero la historia no necesita de amplias retrospectivas, de tiempo acumulado, para mostrarnos lo que en un momento resultó un mal paso, o para demostrarnos que lo que antes creímos provechoso, quizá ahora sea erróneo. De esa demanda de la actualidad, de ver qué es y qué no es, qué resulta conveniente o negativo, provendrá la efectividad en nuestra actualización.

Por ello, utilizando el símil del principio de esta nota, hay que renovar y lavar las escobas y tal vez sea útil renunciar a las alfombras. Porque lo que no conviene repetir del pasado, sigue viviendo en la reproducción de nuestra vida como un espejismo que ve agua donde solo hay arena. Y según creo interpretar, para borrar esas imágenes distorsionadas y distorsionadoras precisamos de la ética y de la crítica. Ambas esclarecen la política, no la limitan. Tal vez la dañen cuando faltaren. Porque entonces no sabríamos distinguir lo esencial de lo aparente.

envíe su comentario

  • Normas
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio
  1. 1

    Modesto Reyes Canto - 10 de Febrero del 2012 2:01:47 CDT

    Detras de los que utilizan la doble moral ,amigo Luis,siempre hay un oportunista con el único fin de hacer de la vida una escalera e ir subiendo de peldaño en peldaño para llegar a la cúspide que se ha puesto como meta para beneficio propio sin importarle a quien pisa por el camino.Y esos son los individuos que se resisten a admitir una crítica y desgraciadamente muchas veces tienen una escoba en sus manos para barrer despiadadamente a todo el que se le interponga tratando de hurgar debajo de la alfombra que muy oportunamente a creado y que para mas desgracia todavía otros pasan por encima de ella sin quererse dar cuenta que estân contribuyendo a mantener sucia la casa. No es facil la labor de limpieza ,estimado Luis,aunque lo que este sucio se vea a simple vista pues,como diría cualquier ama de casa que se respete como tal,habría que preguntarse:Por donde se empieza?.Un abrazo: Modesto Reyes Canto.

  2. 2

    nsf - 10 de Febrero del 2012 2:28:07 CDT

    Buen dia, muy acertado en este escrito, la doble moral ha imperado desde arriba hasta abajo durante los ultimos 45 años, los ultimos la han utilizado para sobrevivir en un sistema que criticaba y sancionaba a todo aquel que no predicaba y predica(quizas hoy en menor grado) la forma de sus leyes y gobierno.Ojala se llegue a eliminar al menos en un 80% esta falsa moral que tanto perjudica a cualquier entorno y sistema, claro el ciudadano deber tener derechos a opinar contrario a cualquier situacion que no entienda o no este de acuerdo y aunque sea minoria no sea reprimido , ni señalado fuera de ninguna sociedad ya que el 100% de verdad no lo tiene nada ni nadie.Gracias

  3. 3

    Jose Diaz - 10 de Febrero del 2012 7:33:09 CDT

    Luis un saludo hoy hablas de un tema bien interesante, la doble moral que tanto danos nos hace y es parte de nuestra vida cotidiana. Tal vez sea un medio de escape en una sociedad con miles de problemas sin solucion.Llevamos mas de 50 anos con doble moral y ademas con dos caras, hora ya esto acabe. un saludo Jose

  4. 4

    Josem - 10 de Febrero del 2012 9:22:59 CDT

    Doble moral? Siempre he estado en contra de esa frase y calificativo. Para mi, se tiene doble moral si se tiene doble personalidad, y ya es un problema de enfermedad psiquiátrica. Eso puede ocurrir. Siempre he dicho a mis interlocutores que no existe doble moral en las personas que no están enfermas psiquiátricamente. Que esas personas a las que acusamos de tener doble moral sólo tienen una: ahhhh... cuál?, pues tienen la moral del oportunista, del farsante, del aprovechado, del sinverguenza, del ladrón. Esa es la moral que tienen. Muy bueno el artículo.

  5. 5

    Osvaldo - 10 de Febrero del 2012 10:07:43 CDT

    Cro. Luis: La doble moral comenzó en Cuba desde el primer día en que nuestro país cometió lo que considero uno de los mas graves errores que se han cometido en nuestro sistema social desde sus inicios:La no aceptación de la critica y predicar la sentencia funesta de que ¨¨el que no esta de acuerdo conmigo está contra mi¨¨eso acalló de plano cualquier tipo de critica dependiendo de la profundidad y sobre todo el alcance de estas y a quien iban dirigidas, lamentablemente , no criticar nada (en público claro) y aceptar todo lo que viniese de arriba aun sabiendo en ocasiones que era un despropósito o una utopia, se hizo practica cotidiana de supervivencia. Nuestro partido lamentablemente no fue ajeno a esto y en ocasiones ciertamente, fue promotor de estas practicas al mezclarlo con la llamada ¨¨intransigencia¨¨que cerraba cualquier resquicio a la critica y la discusión con alguna profundidad y análisis serio, porque la critica ¨¨Ligth¨¨ e inocua siempre fue bien recibida para matizar la ausencia de la otra. Nuestro partido por fin se ha dado cuenta que la critica es un verdadero motor que impulsa la rectificación de errores a cualquier nivel porque nadie, pero NADIE es perfecto ya que somos seres humanos. El problema fundamental ahora es el que he llamado el ¨¨calificador de criticas¨¨que no es mas que la persona o institución que escoje y clasifica cual crítica es buena o para ¨¨ayudar al enemigo¨¨como casi siempre consideraban a las que no les era conveniente y silenciarlas. Estamos hoy preparados, es decir, convencidos verdaderamente de la utilidad de la critica ??? Estamos preparados nosotros hoy para aceptarlas honestamente y dejar de ser de plano todo lo intolerantes que hemos sido en relación con la aceptación de la critica directa sin ser vengativos con el que la hace?? Buenas preguntas pare responder en este foro aunque creo sinceramente que la aceptación del problema en si es un gran paso de avance en la solución de esta problemática nacional. Gracias cro. Luis Sexto por poner una vez más ¨¨el dedo en la llaga¨¨ de nuestra política nacional

  6. 6

    Luis Sexto - 10 de Febrero del 2012 10:42:47 CDT

    Osvaldo, creo que en el Partido se ha ganado claridad en cuanto a la crítica. Me parece que las palabras del Primer Secretario en la reciente Conferencia, lo confirman. Al menos, esas palabras trazan la línea. Como usted sabe, la conciencia de la necesidad de la crítica irá siempre por detrás de la necesidad. porque los hábitos se aferran, no quierfen desaparecer, o también las conveniencias de unos y otros individuos los hacen reacios al ejercicio de la crítica. Lo importante es que la sociedad gane conciencia. Hay que decir también que ese rechazo a la crítica no es obra de los últimos 50 años, y de las limitaciones que alguna vez fueron, quizás necesarias y se convirtieron luego en principios. En el Primer Congreso del Partido, trazó pautas para el ejercicio de la crítica, pero los vaivenes de neustras circunstnacias y el predominio de conceptos conservadores, prácticamente invalidaron aqeullas primeras resoluciones. Ahora bien, Don Ferndando Ortiz, que ha hallado como pocos las claves de nuestra personalidad como pueblo, escribió un libro hacia la segunda década del siglo XX y señaló entre los defectos del cubano, el rechazo a la crítica. Ese libro se titula, si no recuerdo mal, Ensayos de sicología tropical. Don Fernando confirma nuestras airada reacción a la crítica, nuestra negativa a ser crirticado. De paso, digo yo, a veces nos pasamos en el tono de nuestra crítica, y la convertimos en una especie de desahogo. la crítica no debe ser, en honradez ética e intelectual, un arma ofensiva, un insulto, sino una instrumento constructiv. Por tanto, el equilbrio es fundamental para que sea aceptada y tenida en cuenta. Es decir, que tanto el criticado como los críticos tienen que guardar formas y respeto. Claro, a los enemigos no le pidas equilibrio. Equilibrio,esa es una de las palabras más bellas de nuestro idioma. Y está entre las más útiles para el desenvolvimiento del debate.

  7. 7

    Jorge Miguel - 10 de Febrero del 2012 11:29:28 CDT

    Precisamente antes de leer el comentario estaba escuchando varias criticas aqui en mi entorno de trabajo: Criticas al transporte, criticas a los productos que venden en las tiendas recaudadoras de divisas y estan vencidos, criticas a las farmacias, criticas a los productos de mala calidad en las bodegas, criticas a los precios de los productos que antes eran subsidiados y ahora cuestan un % desproporcionado con respecto a los salarios, etc. etc. Y? ?Quien escucha estas criticas? A veces queremos que las personas digan las criticas dulcemente, edulcoradas, y no es asi, las personas a veces se cansan de decir las cosas de buenas maneras y los burocratas ni responden ni dicen nada y todo sigue igual.

  8. 8

    Luis Sexto - 10 de Febrero del 2012 11:58:51 CDT

    Jorge Miguel: Lo que usted ha oído no son críticas, sino quejas, quejas en mayoría justas. la crítica, como dije, es algo más que la queja,que el desahogo ante una situación que alguien se ve incapaz de resolver. Ahora bien, creo que hace falta que las quejas y las críticas se oigan, pero no es en la calle, en la casa, en el trabajo donde esas quejas o críticas no se pueden escuchar: Hay que decirlas donde se escuchen. Por ejemplpo, debemos aprovechar más las asambleas de rendición de cuentas, o los medios, o los buzones de quejas y sugerencias, si es que alguna vez han funcionado. Ahora bien, hay cosas que hay que explicarles a las personas. El país, como se aprecia, tiene el interes, debe tenerlo, en resolver todas las contradicciones actuales, que sufrimos usted y yo y los demás. Si antes los precios eran subsidiados, la más elemental crítica comprencde que no hay economía que pueda crecer subsidiando los productos. Solo subsidiar a las personas que lo necesiten. Que los sueldos están bajos, también es cierto, pero debemos tener en cuenta que todo el proceso de la actualización es una cadena de medidas: unas hoy, otras mañanas hasta entrar en la normalidad de la eficiencia, la eficacia y la efectividad social y económica.Por otra parte, puede ser que una empleada de farmacia se queje de la situación, pero ella a su vez con el mal trabajo y a veces sus actos ilegales provoca la queja de sus compatriotas. Pasa como en las tiendas. La cajera puede ser maltratada en una farmacia, porque alguna dependiente esconde la medicina para revenderla. Sin embargo, el martes pasado a media mañana, en la "shoping" del Focsa,me cobraron dos veces una lata de mermelada de mango, de lo cual no me di cuenta porque eran varios productos, y uno no revisa, porque nunca espera que allí le quiten algo más de cinco centavos, con la antipopular multa al subirles centavos a los productos, pero nunca más de un CUC y medio. Ya usted vez, no fue el gobierno, no fue la administración; fue una trabajadora como usted y como yo, de cara muy linda, pero le falta ética. Ya ve, quede aquí la denuncia, pero uno en verdad desea que todo se resuelva, incluso que esa joven que me estafó no justifique su acción con lo costosa que está la vida y lo bajo que están los sueldos. No me opongo a la queja. Ellas también ayudan, pero como ve, a veces los que más nos molestan es alguna gente como nosotros. Y eso, a veces, no se resuelve como dos y dos son cuatro. El país ha acometido su renovación. Cuando Raúl dijo en 2007 que nuestra sociedad necesitaba cambios de conceptos y de estructuras, ya se anunció eliminar parte de las causas de nuestras insuficiencias, esas que usted y yo sufrimos junto con nuestros compatriotas.

  9. 9

    Gualterio Nunez Estrada - 10 de Febrero del 2012 12:03:17 CDT

    Querido y estimado Luis Sexto:, por lo general cuando se habla de "transparencia en los medios", la conotacion semantica en las grandes cadenas establecen por la asociacion de la cronica roja con la disidencia politica y esto a su vez permite que por circunstancias del status quo los medios que imponen la noticia puedan fabricar imagenes rapidamente y hacer de un delincuente comun un disidente o de un disidente verdadero: un delincuente o sea que por este rio revuelto de como se impone el criterio de la informacion a las masas dandole una determinada carga semantica al sujeto de una informacion sobre la base de intereses politico de coyunturas, que incluso abarca premios de universidades a figuras sin merito academico, tan solo por el escandalo y la fama, no nos deja referencias, salvo el interes de clase del Partido gobernante y la defensa de los intereses nacionales en una coyuntura compleja y dificil.Sin embargo, a lo largo de 52 anos en Cuba esta mas que demostrado que esto no es suficiente para cimentar y apoyar la sociedad civil y su participacion democratica en la direccion del estado porque el oficio no se concibe como analisis, ni como enfoque cientifico desde el punto de vista social, ni como herramiento, todavia se concibe en Cuba como imagen de espejo de movilizacion de masas y aun no hemos llegado a una prensa que interactue con el receptor y su vida diaria real con respecto al tipo de economia en que vive,ni siquiera respetada por la infraestructura burocratica que se da el lujo de ignorarla o no leerla, no veo que la prensa en Cuba, en general, este vinculada realmente al desarrollo economico como herramiento que pueda usar el ciudadano comun para tener una conciencia socioeconomica en la cual vive, que hacer, como actuar y como debe desarrollarse como fuerza productiva y cuales son sus posibilidades reales de influir en los procesos de direccion,ni creo que tenga gran credito ya que al reclamo de un periodista cualquier dirigente del tercer nivel lo ignora como un moscon molesto,y esto da una imagen bipolar de los medios, sea para un humilde barrendero o un ingeniero o un medico que sabe cual es el status social del periodista que genera la noticia, eso, para atraso nuestro como sociedad, aun no se ha logrado rebasar, una prensa que haga pensar al lector, al receptor sobre su realidad, con credito politico. Hasta ahora no pasamos de provocar lamentaciones o actuar como animadores de espectaculos para darle aliento a la masa, todavia no hemos dado con la prensa !Eureka! que provoque soluciones y conste que para mi la funcion de la prensa no es la cronica social, el escandalo y/o el morbo al uso como lo era en 1933 y aun es hoy en el mundo.Pienso que en la epoca de twitter, facebook, la videoweb y el mensaje de texto, el correo electronico aun nos comportamos como dinosaurios siguiendo a dinosaurios y eso se observa en las grandes cadenas por la pasividad de sus informaciones, sus esquemas semanticos y sus protocolos herederos de la prensa amarilla de cuando recrearon en la prensa norteamericana la batalla naval de Santiago de Cuba en una bañera con barquitos de papel y dieron la escena como cierta en una foto celebre en la época.No creo que podamos continuar de esa manera, haciendole el juego a esas referencias en cuanto a la naturaleza del diseño o los medios cubanos se quedarán muy por detras de las fuerzas productivas, pueden pasar los periodicos incluso a ser inertes socialmente y en lo economico como para envolver pescados en la carniceria.Tomalo como una reflexion.

  10. 10

    El mago - 10 de Febrero del 2012 12:06:50 CDT

    Muy bueno su comentario Cro Luis, como siempre, ahora lo que hace falta es que sus artículos lo lean los verdaderos implicados en este fenómeno, porque por solo citar algún ejemplo los jefes de uno u otro organismo no pueden estar diciendo que estamos abogados al ahorro de combustible y por otro lado salir en su carro, es decir, el carro de la empresa los fines de semana con su familia a visitar familiares en el campo o ir de excursión a la playa, o decir en todos lados que hay que parar a recoger personal de la calle siempre que haya espacio y pasen a 100 Km y luego no se tomen medidas con ellos que son los que tienen que dar el ejemplo. Esa es la doble moral que estamos llamados a extirpar de raíz, para que no se siga reproduciendo como el marabú.

  11. 11

    Gualterio Nunez Estrada - 10 de Febrero del 2012 12:18:53 CDT

    Para ser mas claro, la TVE de altisima calidad, diseno artistico, enfoque cientifico y nivel cultural, que es referencia,incluso a mi juicio mucho mejor que la CNN en espanol, si bien aplica a Espana e Iberoamerica tenicas del reportaje balanceado, cuando se trata del tercer mundo, sea Africa, Asia o Latinoamerica, se desbalancean politicamente hacia los aspectos negativos, como fue un reportaje reciente sobre Venezuela, y, cuando hablan de Estados Unidos, en este caso un programa de Espanoles por el Mundo", filmado en Miami, que vi ayer, todo es Disneylandia, todo brilla como el oro y si es New York, mucho peor, alli no hay quien coma ratones fritos en los subterraneos, ni hay Occupy, todo es glamour y fama del jet set.De ahi que te hable de que no hay referencias y algo se debe hacer para salir del estancamiento de la prensa cubana que esta aun muy por detras del nivel interdisciplinario de las fuerzas productivas en Cuba.

  12. 12

    Jose Diaz - 10 de Febrero del 2012 12:20:14 CDT

    Luis leyendo la opiniones de los foristas aca se ve todos estamos en contra de la doble moral, en cuanto a la critica en favor a la verdad depende hasta donde llegue esa critica, criticar lo mal hecho y creame se han hecho muy malas cosas.Recuerdo cuando vivia en Cuba no me atrevia a criticar por no buscarme problema tambien reconozco eran otros tiempos y donde el patron era" con la revolucion todo fuera de ella nada". La critica siempre se a visto como algo politico y en eso todos tenemos mucho cuidado.Reconozco Cuba esta cambiando una nueva generacion tomara los destinos de nuestra bella tierra y espero esa doble moral termine y no todo se convierta en politica.Comparto la opinion del forista osvaldo#5 la explica muy bien, hoy dia solo algunas cosas son criticables en nuestro pais otras son tabu. Que opina usted? un saludo Jose

  13. 13

    Leonardo Barreras Capote - 10 de Febrero del 2012 12:58:03 CDT

    Excelente artículo y no menos importantes las aportaciones de los foreros a un tema bien peliagudo y, encasillado como tabú, en su esencia, durante decenas de años. Quisiera que alguien tire la primera piedra en señal de que nunca ha ejercido a conciencia la manida "doble moral". Incluso siempre ha sido más fácil denunciarla como problema de otros, ajeno a nuestra actitud, cuando en la práctica ha sido una puerta de escape para mantener una posición o vivir de apariencias, como mucha gente ha vivido, vive y, indudablemente, vivirá quién sabe hasta cuando. Haciendo un análisis autocrítico concluyo que he caído en esa dicotomía y me atrevería a asegurar que hasta vuestro excelente periódico y la inmensa mayoría de sus periodistas también. ¿Quién iba a imaginar un artículo como este suyo hace seis o siete años atrás? ¿Quién iba a adivinar que Juventud Rebelde, el órgano de los jóvenes comunistas cubanos, iba a permitir que los, lamentablemente, pocos que tenemos acceso a la prensa digital nos expresáramos cuasi libremente sobre cualquier tema nacional e internacional? Es cierto que nuestros líderes históricos siempre han alentado y exigido, han mantenido enérgicamente los tambores de la guerra contra “la doble moral”, la falta de crítica y muchos más etcéteras relacionados, pero más de cinco decenas de años han resultado insuficientes y los resultados irrisorios. Miles de integrantes del ejército de funcionarios y dirigentes del partido, el gobierno y el Estado han dado con sus huesos en las cárceles por practicar esa infame, oportuna y propicia “doble moral”. Miles de ciudadanos del pueblo han seguido, siguen y seguirán ese tortuoso camino. ¿Qué nos queda por hacer? ¿Cómo podemos regenerarnos y ser consecuentes evitando que haya la más mínima distancia entre el dicho y el hecho? Primero que todo hay que quitarse la careta, ganar adeptos restaurando la confianza y cumplir 100% la definición de revolución dada por nuestro líder histórico que, a mi juicio, tratando de cumplirla , aceptando y comprendiendo que es una asignatura pendiente de nuestro proceso, sería un excelente punto de partida. Gracias y saludos a todos!

  14. 14

    Luis Sexto - 10 de Febrero del 2012 14:09:24 CDT

    José: Muchas veces el tabú lo crea nuestra imaginación o nuestra torpeza, o nuestra falta de honestidad o de madurez. Alguien ha dicho en este foro que hace tres años artículos como este no se publicaban. pero he de decirle que entonces lee desde hace muy poco a la prensa cubana y a Juventud Rebelde, porque esta sección ya cumple 10 años y este artículo es suave comparado con los de hace tres años. Además, tengo 40 años de ejercicio y he pasado mi carrera haciendo críticas. Claro, es difícil hacerlo en medio de tantas dificultades materiales, y tanta hostilidad proveniente del exterior, y sobre todo es difícil hacer una crítica que busca construir, nunca destruir. Y por supuesto para que parezca que construye hace falta una forma equilibrada. Ya lo dije. Lo único que yo tengo en cuenta al escribir es no lacerar principios o intereses que a la larga, al ser lastimados, también me lastimaría a mí mismo. Me parece que el ejercicio crítico necesita un aprendizaje, y espero que poco a poco nuestros conciudadanos aprendan a ejercer su derecho, incluso nosotros los periodistas. En verdad, no ha sido un camino libre de escollos.

  15. 15

    Hendris Manuel Albor - 10 de Febrero del 2012 16:07:15 CDT

    Estimado Luis, hermoso y profundo comentario, el cual leí entre suspiro y suspiro pues después de 50 años esa doble moral se ha metido tan dentro de nosotros que ya los que fuimos víctimas de este mal la practicamos aunque sea de forma involuntaria y me explico: En las reuniones del sindicato, por ejemplo, ya ningún trabajador se atreve a decir lo que piensa o a refutar algo que TODOS saben que está mal por el simple hecho de sentir miedo de ser agredido verbalmente en público, acusado de estar en contra del proceso revolucionario y luego, por arte de magia, ser víctima de una constante cacería de brujas que casi siempre termina con el trabajador sancionado o en la calle. Esa enfermedad se cura si se eliminaran a los "Peces gordos" que la practican y se comenzara a mostrar en público (como adevertencia al resto) las sanciones severas que se merecen esos verdaderos contrarrevolucionarios. De todos modos, le repito: hermoso y profundo comentario, pero le agrego algo más: la doble moral, mientras la practiquen los de cuello y corbata, va a continuar corrompiéndonos quién sabe por cuánto tiempo y con consecuencias para nuestra Revolución peores que las propias del Bloqueo. Muchas Gracias.

  16. 16

    Luis Sexto - 10 de Febrero del 2012 17:10:37 CDT

    Hendris Manuel: El país cuenta con todos sus hijos de buena voluntad. El haberse alguna vez plegado a la corriente, no significa que un día nos demos cuenta que es necesario transformarse. La vieja mentalidad podrá perdurar, si nosotros no nos decidimos a cambiar; la subjetividad sirve también para mejorar si uno considera que lo más provechoso para todos está en la transformación. A mi me parece, que hay que dejar de pasar cuentas a lo que de negativo haya tenido el pasado, para empezar a construir un presente mejor. Gracias por la franqueza. Ya usted ve que se pueden decir cosas que resultan útiles, cuando la intención es limpia.

  17. 17

    Davo davo - 10 de Febrero del 2012 23:53:18 CDT

    Dice el diccionario de la RAE: Criticar: Censurar, notar, vituperar las acciones o conducta de alguien. Queja:Resentimiento, desazón. La doble moral, implica por lo general subordinar los principios, ideas, sentimientos nuestros a lo que nos convenga en determinado momento. A propósito, doble moral no solo la padecemos en nuestro país. Volviendo a nuestro contexto, si, bastante difícil ha sido nadar en contra de la corriente en las décadas de los 60;70;80;90 y hasta aún en la actualidad. Con el afán de la Unidad llegamos a estigmatizar la crítica en nuestra Sociedad. Comenzaron aparecer, los acuerdos y votaciones unánimes a lo largo y ancho de nuestro país. "También el ejercicio de la Autocrítica", que en la práctica era un Plaff. Bueno agua pasada no mueve molino. Estamos en una etapa de cambios, primero en nosotros y por último en la sociedad. Estimado Luis Sexto, es cierto que las Asambleas del PP son un buen espacio para plantear las críticas, quejas o lo que sea, pero, si los hechos posteriores a estas no cambian, pues perdemos el tiempo. Nuestra prensa, tiene que cambiar y dejar de ser tan lineal. Acaso, para no pocos de nuestros ciudadanos, ¿no resulta aburrido leer los periódicos, escuchar o ver los noticieros? ¿por-qué a estas alturas las posibilidades de estos foros no se han extrapolados a una mayor parte de nuestra población de acuerdo a los recursos disponibles? Solo se necesita creatividad y voluntad política pues existen otras alternativas que si están a nuestro alcance. Tenemos que auto-criticarnos y criticar con el mayor respeto y mesura posible, pero es imprescindible que ese ambiente de impunidad de no pocos dirigentes, funcionarios en los ámbitos nacionales, provinciales, municipales desaparezca. Todo esto es muy difícil pero no imposible de lograr. Lo interesante que con el triunfalismo y a muela limpia nada se logra. Muy buenas noches a todos y que tengan un feliz fin de semana.

  18. 18

    Gualterio Nunez Estrada - 11 de Febrero del 2012 0:26:33 CDT

    16.-Luis Sexto, estoy de acuerdo con lo que le contestas al lector Hendris Manuel, lo dificil de la coyuntura y los recursos, sobre todo ahora que me entero a traves de la CNN en espanol y con respecto al Tratado de Tatlelolco, Gran Bretana mantiene en este momento un submarino nuclear frente a Argentina, es un momento dificil para hablar de sociedad civil y transparencia, yo lo comprendo, no obstante no creo que haya otra disyuntiva en Cuba que implementar: 1)Los codigos derivados del derecho constitucional del ciudadano comun a ser informado verazmente por los medios 2)Los codigos a la transparencia hacia los medios a que estan sujetos los funcionarios publicos y sus limites 3)El derecho de las personas juridicas y naturales a reclamar ante tibunales las actuaciones erroneas del estado y a recibir compensacion por danos y perjuicios y creo que habria mas en cuanto a que el sistema juridico y legal del pais implemente lo que ya esta institucionalizado constitucionalmente desde 1975 porque lo que si esta claro para mi es que son los jueces en las diferentes instancias los que deben decidir los fueros de la ley no un grupo de burocratas como hasta ahora, sea por el bloqueo, sea por la falta de recursos, sea por aquello o por el enemigo, a veces, real, a veces producto de la imaginacion febril que llevaba a la gente en el medioevo a quemar una vecina porque era "bruja" y habia hechizado al pueblo llenando a la gente de granos que no era mas que salpullido, uritcaria o alergia o falta de un bano diario e higiene, vaya usted a saber, porque de lo que si estoy es convencido que dadas las perspectivas economicas de Cuba con la fuerza de trabajo mas escolarizada, calificada y acreditada de America Latina, mas la industria biotecnologica de marcas y patentes internacionales amen de las zonas petroliferas no podra avanzar mas alla de un diez por ciento de su potencial, ya nos paso con el CAME y la URSS, con la prensa que tenemos actualmente porque no apoya la sociedad civil que es el basamento del estado, sea de izquierda o de derecha, es un problema tecnico del estado moderno. Mi criterio es que hemos llegado al instante cero de la energia y no hay otra forma de despegar si no es a traves de una transformacion de los medios masivos y eso es mas que voluntad y ser bueno, eso requiere leyes, un sistema legal que le ponga una pared a la anarquia actual de una burocracia que actua como actua no porque quiera sino porque es hija de un contexto que la hace proclive a cometer errores.Y te doy la razon, Luis Sexto, pero me parece que debemos ir mas alla de la buena voluntad de 52 anos porque ese pru ya boto la tapa y si no te lo tomas se hace a vinagre.

  19. 19

    Luis Sexto - 11 de Febrero del 2012 7:31:12 CDT

    Davo y Gualterio: En primer término el diccionario de la RAE da el significado común de crítica, que es todo eso que Davo expuso. Es decir, da el concepto de doxa, opinión común de Platón.La RAE, por tanto, se olvida dar el concepto de la crítica como categoría intelectual, como ejercicio del criterio, fundado en un pensamiento coherente y argumentado. Incluso, cuando se habla positivamente, se hace crítica, se juzga, se valora. Por lo demás, todo cuanto ustedes dicen es lo que generalmente la sociedad cubana ha admitido que hemos de cambiar. Y para cambiar, también hace falta eso que Davo llama muela, es decir, el ejercicio de la opinión como una forma de ganar conciencia y de consolidar la transformación para que el país que sea capaz de vivir de sí, de sus espacios. Claro,todo ello tendrá que llevar tiempo, y todo ello ha de ser una conquista diaria, y cada uno de nosotros tendrá que saber decir su verdad aun delante de las mentalidades que se niegan a evolucionar. El problema no es externo, aunque lo externo pesa e influye, sino adentro, para revocar el enfoque burocrático de la democracia y la economía. Yo creo que esta discusión es un modo de demostrar que en sentido general vamos cambiando. Gracias.

  20. 20

    Hendris Manuel - 11 de Febrero del 2012 8:50:15 CDT

    Amigo Luis Sexto, muchas gracias por su respuesta, amigo Gualterio no entiendo que tiene que ver el contexto internacional con el tema que nos ocupa en este artículo, pues a pesar de que lo que ocurre en el mundo nos interesa e influye en nuestra vida cotidiana, nada tiene que ver con ese virus que es la doble moral y sobre todo y más importante en NUESTRO PAÍS. Soy de los que quieren los cambios positivos pero en CUBA y desde CUBA; somos los cubanos los que tenemos que solucionar los problemas de Cuba y somos un pueblo reconocido histórica y mundialmente por la garra con que defendemos nuestra soberanía "como gato boca arriba", no tenemos por qué desviarnos de la verdad OBJETIVA y camuflajearnos detrás de los acontecimientos externos del mundo convulso en que vivimos. No es nada personal amigo Gualterio, esto es lo que quiere Raúl, diferencias de opiniones y que todas cuenten, pero también quiere OBJETIVIDAD y ACCIÓN como las que usted pide en el final de su comentario.

del autor

en esta sección