Detrás de la ciencia

Siete pasos para la felicidad

Los científicos llevan mucho tiempo intentando descubrir lo que hace diferentes a las personas felices. ¿Los genes, las circunstancias, el medio ambiente, el estilo de vida, el comportamiento o acaso los pensamientos?, se han preguntado. Pero aunque parece sencillo hasta ahora no se habían sistematizado aquellos aspectos que, a juicio de algunos expertos, son esenciales para alcanzar la felicidad.

El profesor de la Universidad de Texas Raj Raghunathan, autor del libro ¿Si usted es tan elegante, por qué no está feliz?,describió en un artículo publicado en la revista Psychology Today algunas de las investigaciones más relevantes sobre el tema. En su opinión, la clave está en seguir estos siete sencillos pasos:

1- Conexión, autonomía y maestría

A juicio del especialista, el primer requisito para estar contento es la conexión social o el sentido de pertenencia. «La sociedad occidental a menudo favorece el individualismo y la independencia, que son importantes para la identidad y la autoestima. Pero al final del día, no tener amigos o familia con quienes compartir la vida puede ser la diferencia entre sentirse satisfecho y contento. Si desea pertenecer al grupo más feliz, la pertenencia no es un lujo: es una necesidad», argumentó.

Otros estudios han demostrado que la soledad puede ser tan perjudicial para la salud como una dolencia física.

En este sentido también es significativo convencernos de que somos buenos en lo que hemos elegido para hacer en nuestras vidas, como nuestra profesión. En otras palabras —subraya— es importante tener un sentido de dominio en nuestra vida.

Al decir del investigador es fundamental además experimentar la sensación de tener el control sobre nuestro propio destino, o sea, autonomía y libertad.

«Pero estos requisitos solo lograrán la felicidad si nos acercamos a ellos de la manera correcta», precisa Raghunathan.

«Usted puede acercarse a la pertenencia a través de dos vías: la necesidad de ser amado o la de amar. Usted puede dominar su arte, ya sea mediante la búsqueda de superioridad o por perseguir su pasión, y el logro de la autonomía, ya sea a través de una lucha por el poder y el control externo o a través de control interno. Para cada requisito, la última ruta parece ser la de la felicidad.

«A pesar de la necesidad de ser amado, la necesidad de superioridad y la necesidad de control externo pueden mejorar los niveles de felicidad en el corto plazo, y es probable que lo baje en el largo plazo. Por el contrario, la necesidad de amar, la búsqueda de la pasión y la necesidad de control interno tienen mucho mejor potencial para mejorar no solo la felicidad a corto plazo, sino también a largo plazo. Además, tienen el potencial de mejorar la felicidad de los que nos rodean», concluyó.

2- No compararnos con los demás

Otro estudio publicado en 2013 indica que quienes se comparan constantemente con los demás tienden a sentirse inferiores y a asumir cargas que muchas veces no les corresponden.

«Es por eso que hay que centrarse en hacer las cosas que disfrutamos de forma natural, en lugar de compararnos con los demás con la esperanza de ser superiores o trabajando hacia una meta solo por los resultados. Traerá más felicidad en el largo plazo», explicó Raghunathan en una entrevista concedida al diario The Atlantic.

3- Fingir hasta que se consiga

Los expertos coinciden en afirmar que una simple sonrisa puede tener un impacto significativo en el estado de ánimo, la confianza y la perspectiva.

El mismo lema se puede aplicar al trabajar. Con el dominio de un oficio surge la necesidad de continuos desafíos. La elección de avanzar al siguiente reto, independientemente de si se falla, y «fingiendo» sin miedo, a menudo traerá sorpresas agradables de éxito.

La decisión de ser feliz puede mejorar el estado de ánimo, y hace la batalla mucho más sencilla.

4- Valorar el tiempo por encima del dinero

Un estudio del departamento de Sicología de la Universidad British Columbia, publicado este año, sugiere que las personas que valoran su tiempo mantienen la felicidad más de los que ponen más énfasis en hacer dinero.

«El dinero puede traer la felicidad en cierta medida, al contribuir a la autonomía, pero al final del día el tiempo termina siendo más importante que el dinero», precisó Raghunathan.

«Después de cierto punto, todos tenemos que dejar a un lado esas horas extras de trabajo y en su lugar utilizarlas para pasar tiempo con la familia y amigos, o en las pasiones que nos gustan», acotó.

5- Desconectarse un poco

Un estudio publicado en 2015 en el sitio web www.medicaldaily.com asegura que simplemente cerrando la sesión de nuestras redes sociales una semana se incrementan considerablemente los niveles de felicidad, se reduce el estrés y se mejora la capacidad de sentirse presente en el momento.

Investigadores del Instituto de la Felicidad de Dinamarca analizaron un total de 1 095 usuarios de Facebook para evaluar su satisfacción con la vida en general en una escala de uno a diez. Se les pidió expresar lo felices que eran, lo mucho que disfrutaron de la vida, si se sentían preocupados o tristes, y si eran entusiastas o decisivos. El 94 por ciento confesó iniciar sesión en Facebook al menos una vez al día.

A la mitad del grupo se le pidió que no accediese a la red social durante una semana, mientras que al resto se le dijo que podía continuar con su vida habitual. Una semana más tarde se midió nuevamente la satisfacción de los participantes.

Los que no habían renunciado a Facebook experimentaron un ligero aumento de su felicidad en general, desde una calificación promedio de 7,67 a 7,75. Sin embargo, este grupo fue un 55 por ciento más propenso a sentirse estresado.

El grupo que había renunciado a este medio, por el contrario, experimentó un aumento mucho más significativo en la felicidad (de 7,56 a 8,12). También experimentaron un aumento en la actividad social y la satisfacción con su vida social.

6- Recordar tiempos felices

Una investigación realizada por la Universidad de Liverpool sugiere que podemos construir esta fuerza interior mediante el fomento de pensamientos y sentimientos positivos, lo cual a su vez desarrolla la capacidad de recuperación frente a trastornos psicológicos.

Según los científicos, una forma sencilla de mejorar los pensamientos positivos es recordar los momentos felices.

«Centrárnos en las pasiones que más nos gustan, en lugar de buscar la fama o el dinero, va en línea con la idea de fomentar la fuerza interna y el carácter en lugar de buscar la validación externa», declaró Raghunathan.

7- Descubrir el lado creativo

De acuerdo con el sicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, enfocar las energías en el lado más creativo es la clave definitiva para la felicidad.

«Escribe, crea algo. En definitiva, intenta sacar un rato para poner tu perfil creativo a trabajar. No hace falta hacer una novela, pero escribir ayuda», sentenció Csikszentmihalyi.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Donald Trump