¿Triunfo? - Frente al espejo

Juventud Rebelde

Frente al espejo

¿Triunfo?

«Soy un seguidor del deporte, y mientras buscaba información sobre la actuación cubana en el mundial de lucha, choqué con este sugerente, creativo, refrescante título que jugaba con la foto del trabajo: Cuba busca una medalla en el Campeonato Mundial de Lucha Greco (en la imagen, el luchador aparecía arrodillado festejando un triunfo). La originalidad del periodista hizo que desapareciera mi mal humor por el pobre rendimiento de nuestros luchadores hasta ese momento de su participación en el Campeonato Mundial de Lucha Greco. Y ya ven: Mijain se levantó como lo invocó el periodista José Luis López Sado (19 de septiembre). Este título no necesitaba del cuerpo de la información. Felicidades por tanta profesionalidad y deseos por que el deporte cubano se enrumbe hacia Beijing 2008». (Yusvel Nieves Machado)

«Con profundo recogimiento he leído su artículo sobre Niuris (Niuris Naranjo: una personalidad cimera de la música cubana de concierto, Amarilys Ribot, 22 de septiembre) y se lo agradezco. Tuvimos la oportunidad de interpretar junto a ella, en muchos sitios, La Misa Cubana de José María Vitier, y siempre nos regaló la belleza de su arte, el don de su sonrisa y aquella conmovedora manera de remontar el vuelo. Nunca la olvidaremos». (Amaury Pérez y Petí)

«Bravo por el artículo Tremendas Payasadas (Odalis Riquenes Cutiño y Jorge García Orce, 21 de septiembre). Deseo enviarle muchas felicitaciones por tan brillante idea al doctor Manuel Verdecia Jarque, a quien tuve el privilegio de conocer... También quiero exhortar a las personas sensibles y con aptitudes a sumarse al proyecto Cruzada de la alegría, por lo que esto representa para la recuperación de los niños aquejados de cáncer». (Raisa González Almira)

En la edición del 23 de septiembre publicamos el comentario ¿Realmente una voz a favor del pueblo?, de Julio Martínez Molina (sección Látigo y cascabel), otro acercamiento al tema del reguetón. Sobre el mismo llegaron estas dos opiniones:

«Quiero felicitarlo por su comentario. Para que los historiadores no tengan que preguntarse algún día qué tipo de sociedad fue la que produjo esto, lo que necesita esta era es más mensajes como el suyo. Así detendremos esa plaga auditiva...». (Yordanys Álvarez)

«Vive el reguetón porque es levantado por la crítica. El miedo hace que en muchas ocasiones se cometan injusticias, y cuando en el futuro los historiadores se hagan alguna pregunta, una de ellas será: ¿por qué los padres, en su afán de querer lo mejor para sus hijos, no atacaron con valentía otros males que sí corroen la sociedad, como el burocratismo, la hipocresía moralista y la falta de diálogo con los que cultivan este género? Supongo que su sueño fue siempre ser periodista. ¿Es mejor su sueño que el sueño de otros?» (Osvaldo, padre de un reguetonero)

Llamar al reguetón «plaga auditiva» puede sonar ofensivo, pero la expresión apunta a un tipo de producto y no a los productores. De esa manera también puede denominarse a la producción «musical» de ciertos salseros, baladistas, intérpretes de pop... Pareciera que algunos intérpretes no intuyen dónde está la frontera entre el arte y la chatarra.

El burocratismo y otros problemas también están en debate, pero tiene que primar la voluntad para establecer el intercambio, el diálogo. ¿De quién es el miedo? ¿Es el sueño de un creador ser popular, pero mediocre? ¿Qué padre estaría contento con ese pírrico triunfo?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica