¡Cuánto honor! - Frente al espejo

Juventud Rebelde

Frente al espejo

¡Cuánto honor!

«Estimada compañera Alina: Ayer leía su artículo con sumo interés (Tráfico de regalías, Alina Perera Robbio, 8 de junio) y pensé en exponer mis comentarios pero el cúmulo de tareas a realizar lo impidió. Hoy leo la Carta de Fidel (Carta a Alina Perera, articulista de Juventud Rebelde, 12 de junio) y no puedo resistir la tentación de tomarme un tiempo y expresar mi opinión.

«Fidel como siempre, preciso y tocando el punto exacto de la situación, con claridad y visión futurista impresionante. En nuestra sociedad proliferan conductas inadecuadas, no acordes con la Revolución construida con tanto esfuerzo y sacrificio. También es cierto que la batalla por la recuperación de lo perdido no está perdida. La mayoría de nuestra población apuesta por el socialismo, por un socialismo, como usted muy bien dice, que no sea aburrido. En esta tarea los jóvenes tenemos un papel fundamental en la búsqueda de nuevas ideas, de nuevos caminos, nuevos senderos que no nos aparten del camino del socialismo, sino que nos permitan construir y consolidar esa sociedad soñada por Martí, Fidel y el Che. Tenemos que darle mayor participación a aquellos que como nosotros han escogido el camino difícil, el camino de las ideas, el camino de no cambiar principios por dinero, el camino de criticar lo mal hecho sin miedo, en el momento adecuado, a pesar de lo complejo que esto puede resultar en determinados momentos.

«Los periodistas tienen una responsabilidad muy grande en esta lucha, en lograr que nuestro periodismo sea lo suficientemente capaz de defender nuestros principios revolucionarios pero sin tener un ápice de paternalismo con aquellos que se ocultan tras la retórica para esconder errores.

«Confío en los jóvenes, en que nunca dejarán caer la bandera, en que se mantendrán siempre en pie de lucha para que los hombres como Fidel, Raúl y tantos otros puedan sentirse orgullosos de nosotros y decir: “Esos son mis hijos. Confío en ellos. La victoria es segura”». (Liev González Vega)

«Sus artículos sobre el Che fueron excelentes (Una herida y otra mentira, Un muy difícil entrevistado y El Che que nos faltaba, Luis Hernández Serrano, 10, 11 y 12 de junio, respectivamente), y es loable que estén saliendo tantos en estos días. Es muy útil que se divulguen sus ideas y anécdotas, pues de esa manera las nuevas generaciones podemos imitarlo y seguir su ejemplo...». (Frank Martínez Zequeira, estudiante de Electrónica)

«Desde hace cuatro meses formo parte de las muchachas, cuadros profesionales de la UJC, que se han incorporado al Servicio Militar Voluntario como parte de la preparación de la mujer para la defensa de la patria. Leí con agrado el artículo El Che que nos faltaba. Hace poco pude leer el libro de Aleida March y aún no he borrado de mis ojos y mi memoria tantas imágenes llenas de belleza, nada más y nada menos que salidas del recuerdo de la mujer que el Che escogió como su compañera de lucha y convivencia. ¡Cuánto honor!» (Gelvis Arencibia Valle, Buró Provincial de la UJC, Pinar del Río)

«La sección Tres del Domingo me parece una idea muy acertada por el acercamiento que trae a sus lectores. En la publicada el 8 de junio, en la parte del texto bajo el subtítulo Justo en el blanco, el autor escribe: “...pues la sierpe no traspasó su veneno a la víctima, aunque sí le dejó un sendo rasguño, vómitos, dolor abdominal... Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, “sendo” significa “uno para cada uno”, pero el autor de Tres del Domingo utilizó la versión callejera de sendo como “grande”». (Yemly Figueredo)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Soldados