Juventud Rebelde

Frente al espejo

El milagro de amanecer juntos

El tiempo periodístico en ocasiones se antoja diferente al tiempo de los eventos. Los hechos van quedando atrás pero la memoria se aferra a ellos, acortando las distancias. Algunos acontecimientos rompen esa lógica y se mantienen tan vivos como si nacieran constantemente. Eso nos ocurre con los dos huracanes de gran intensidad que recientemente hirieron a Cuba: sus huellas han quedado tan fijas en la pupila, desafiando al esfuerzo por sobreponerse a ellas.

La Redacción es, por estos días, un centro de mensajes cruzados sobre la tormenta y el amanecer de la recuperación.

Los primeros que hoy les presento, elogian el trabajo realizado por nuestro periódico para ayudar a familiares y amigos a comunicarse en momentos que, especialmente en las zonas más castigadas, resultaron verdaderamente dramáticos (Un puente hacia los afectos, Frente al Espejo, miércoles 17 de septiembre):

«Estimados hermanos de Juventud Rebelde: Reciban un saludo tan grande o más que la fuerza de un huracán desde el Medio Oriente. Desde el mismo momento en que tuvimos conocimiento del novedoso servicio que están brindando, lo informamos a la mayoría de nuestros colaboradores en Yemen y Eritrea.

«Muchos ya nos han informado de la profesionalidad y esmero con que les han respondido de inmediato y con detalles de sus familias, de la situación del país, los logros de la recuperación, y todo tipo de información confiable y anhelada.

«Este mensaje solo es para agradecerles algo tan valioso. Vivimos orgullosos de nuestra Patria, de sus hijos que, como ustedes, cada uno en su puesto de combate, no olvidan ni a los que más lejos estamos cumpliendo el deber. Los que hemos integrado contingentes gloriosos como el Henry Reeve, y hemos vivido las experiencias de desastres naturales en Guatemala, Paquistán, Indonesia y tantos otros, sentimos en el corazón una cosa difícil de explicar al ver a un gobierno y un pueblo como el nuestro que solo piensa en el ser humano. Éxitos y adelante». (Colaboradores cubanos en Yemen y Eritrea)

«Gracias por su ayuda y cooperación. Es increíble hasta dónde llegan los esfuerzos de nuestra Revolución para proveernos no solo las cosas materiales sino también las espirituales. Aunque estemos más cerca de la salida del sol y nuestra familia allá donde se esconde, hacen el milagro de que cada día amanezcamos juntos. Continúen con ese hermoso trabajo de hacer llegar a los cubanos y al mundo tan amplia gama de noticias y la realidad de nuestro heroico pueblo». (Erik García, Qatar)

«Equipo de JR: mil gracias por la rápida respuesta que me han dado de mi familia. He mostrado este correo a muchos pacientes míos, para que vean el interés, la preocupación y la organización de nuestra isla, con la conducción de nuestro invicto líder Fidel, para atender a cualquier ciudadano incluso en el rincón más apartado de Cuba. Le comunico desde aquí, junto con mis compañeros, que la mejor forma de ayudar a la Patria es logrando el máximo de eficiencia en el cumplimiento del trabajo diario, correspondiendo así al enorme sacrificio que realiza nuestro pueblo. Aquí nos necesitan y permaneceremos cumpliendo nuestro deber». (Lino King, colaborador en el Delta Amacuro, Venezuela)

«Muchísimas gracias, compatriotas... Estoy asombrado por la eficiencia de ustedes en estos menesteres, sobre todo teniendo en cuenta que deben de recibir miles de solicitudes desde todo el mundo. Estoy orgulloso de ser cubano donde quiera que me encuentre». (Eduardo Leal, Angola)

«Les doy millones de gracias por su apoyo y todo lo que hacen por nosotros. Por eso nuestra patria es tan grande y nunca será vencida aunque pasen mil huracanes con categoría 4. ¿Qué mayor huracán que el que nos impone hace más de 40 años el imperio? Después de leer sus palabras me siento más tranquila». (Cooperante Katia Mendoza)

«Muchas gracias por haber llamado a mi hermana y decirme que está bien. La verdad es que no hay palabras para decirles el alivio que siento después de su email. ¡Muchísimas gracias por todo! Desde aquí hay alguien que los apoya. Siento mucho todo lo que están pasando y estoy disponible para lo que necesiten. Saludos desde la Argentina para todos». (Stefanía Ahumada)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.