Juventud Rebelde

Frente al espejo

Un salvavidas del idioma

«Estimado Osviel: Estoy de acuerdo con usted en cuanto al abandono de la buena ortografía que prevalece en muchas personas y todo parece indicar que, aunque la fórmula de Gabriel García Márquez les salvaría la duda, este es un asunto que se debe abordar y mejorar (Pan de “haller”, Osviel Castro Medel, 15 de febrero).

«Desde hace unos años, a partir del apoyo brindado por Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad de La Habana, estamos desarrollando un proyecto relacionado con la práctica del juego scrabble en español, cuya sede es la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena, situada en el Centro Histórico.

«Es un proyecto comunitario que tiene una bonita historia. Todos somos activistas y dedicamos el tiempo libre al mismo. Ya contamos con varios centenares de jugadores, de ambos sexos y todas las edades, pero unos 60 compiten asiduamente. Es un juego de armar palabras en español y consiste en un tablero de 225 casillas, cien fichas y dos atriles, aunque se puede jugar en “familia” con cuatro jugadores. Es un juego que ayuda a mejorar la ortografía, estimula la lectura y hace que se desarrollen hábitos de investigación sobre la amplia semántica española. De hecho, nuestros jugadores, que tenían sus lagunas ortográficas, tal vez océanos en algunos casos, han logrado consolidar sus conocimientos. Solo vale como referencia el Diccionario de la Real Academia Española, según establece su reglamento...». (René Mesa, coordinador del Grupo Promotor de Scrabble, BP Villena)

«Muy estimado y admirado amigo Luis Sexto: La noticia del Premio Nacional de Periodismo que le otorgaron me hizo llenar de orgullo, porque tuve el privilegio de compartir con usted en la Tertulia de los Tecleros del 14 de febrero, y guardaré con celo el libro que me dedicó tan gentilmente (se refiere al libro de reportajes El camino siempre va a alguna parte, de Sexto). Me felicito yo por coincidir con el jurado, porque a usted hay que agradecerle su dedicación, profesionalidad, espíritu revolucionario y el amor con que ejerce su oficio. Espero poder tener la dicha de compartir nuevamente en un futuro próximo... No desmaye, que el pueblo también le reconoce el mérito». (Walkyria Cao Fonticoba)

«Soy lectora habitual de este periódico que agrupa a tanto talento que lo prestigia y nos prestigia, y que desde el fondo de mi corazón quisiera que fuera la lectura habitual de nuestros jóvenes, haciendo justicia a su nombre y, sobre todo, a ese buen gusto y calidad que los distingue. En especial, celebro que sin dejar de dedicar el espacio necesario a la información internacional, el panorama nacional en todo su universo encuentra el lugar predominante tan necesario para el país, con una mirada, siempre, desde adentro.

«Les escribo para elogiar la estelarísima cobertura ofrecida a la Feria del Libro en toda su magnitud e importancia, teniendo siempre presente el esfuerzo colosal que tanto agradecemos. Pero muy en especial quiero destacar la sabiduría editorial de ese periódico por las crónicas, artículos y sobre todo entrevistas que nos acercan a esas personalidades que no siempre conocemos y reconocemos en la vida cotidiana —como sucede cada año con premios tan especializados como el de Edición y Diseño—, los autores cubanos y también las personalidades extranjeras que asistieron a la misma. Una vez más JR hace honor a la herencia de esa inmensa e importante tradición periodística que tanto nos enorgullece.

«Reciban este modesto elogio de una lectora que disfruta, cada día, el placer de tener en sus manos un hecho cultural, relevante por su contenido y diseño, como es JR». (Lázara Valdés)

«Soy suscriptor de la edición dominical y me gustan mucho el formato y casi todas sus secciones. Felicidades. Solo una sugerencia: en la página de la cartelera de la Televisión, el fondo oscuro del texto no permite casi leer su contenido. Saludos especiales a José Alejandro Rodríguez y su equipo —Atención a Lectores— por Acuse de Recibo, y a Ciro Bianchi Ross por sus crónicas dominicales». (Alberto S. Corona García)

«Llevo algún tiempo leyendo sus artículos noticiosos de ajedrez y admiro el estilo literario que emplea al abordar los temas (Luis López Viera). Lo felicito por ello y le comunico mis mejores deseos de que se mantenga en ese espacio por mucho tiempo, cosechando muchos éxitos tanto en el ámbito profesional como en el personal. Soy un joven que ama y practica el ajedrez, principalmente en la modalidad postal, y devoro toda la literatura ajedrecística que llega a mis manos; por tal motivo deseo pedirle que si usted posee en soporte digital noticias de torneos y copias de partidas de los mismos, me las haga llegar a mi dirección electrónica, lo cual le agradecería mucho». (Pedro P. Morejón López)

Aventura inconclusa

Un mes de mutuo aprendizaje. Así podríamos calificar estas semanas de febrero, cuando 14 estudiantes de Periodismo hicieron aquí sus prácticas de producción y nos contagiaron con sus juveniles bríos. Más que la cantidad de artículos publicados, lo trascendental fue compartir con ellos la responsabilidad de hacer periodismo en un momento tan singular de la Revolución. ¿Fuimos lo suficientemente amigos para escucharlos, didácticos para llevarles los secretos del oficio, frescos para entusiasmarlos e invitarlos a regresar una y otra vez? Dejemos que nos evalúen ellos:

«Nunca imaginamos que detrás de los escritos que aparecen en cada ejemplar de Juventud Rebelde se escondieran personas tan consagradas a su profesión, con tan buen sentido del humor y del respeto. Penetrar en este mundo ha sido una de nuestras vivencias más hermosas. Será imposible olvidar esa mano amiga que se extendió desde el primer día, la modestia con que aceptaron nuestros trabajos, el cariño con que dejaron de regalarle su mensaje a los lectores para que nuestros artículos rondaran el mundo... A todos, gracias por existir, por enseñarnos, por regalarnos su sonrisa, por ser excelentes profesionales». (Carla, Diana, Lauren, Aline, Lidia, Karlienys, Lázaro, Carlos, Yero, Tony, Nelson y Yainier, estudiantes de Periodismo)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.