Juventud Rebelde

Frente al espejo

Para no quedarnos sin Benedetti

«Periodista Maribel Acosta Damas: Acabo de leer la entrevista que le hizo a Mario Benedetti en 1997, que lleva por título ¿Un hombre al borde del después? (19 de mayo).

«La muerte de este poeta me lleva muy triste. Un día después de esta fatal noticia, tuve clases con mis estudiantes y lo primero que hicimos antes de comenzar fue leer uno de los poemas de Benedetti. Pensé que compartir aquellos versos con mis compañeros y a la vez mis alumnos, era la mejor manera para despedir a este universal poeta.

«Estábamos tristes pero no nos quedamos inmóviles al borde del camino y tampoco congelamos el júbilo de esa tarde, en que reímos mucho con las historias redactadas y narradas como parte del ejercicio docente. Luego les dije que a los poetas y narradores hay que leerlos bastante para aprender de su sabiduría.

«Y como si este ancianito de ojos grandes hubiese estado con nosotros en las clases de ese día, leo en su entrevista el consejo que tomamos como nuestro y que seguro nos legaría para alentarnos a seguir escribiendo: “Uno empieza siendo influido, imitando, y termina siendo imitado”. Espero algún día imitar a mis estudiantes, a los que aliento para que escriban. ¿Quién sabe? A lo mejor son los futuros poetas y poetisas.

«Seguiremos leyendo en cada clase sus versos. No para salvarnos ahora ni nunca, sino para no quedarnos sin labios, para no dormirnos sin sueños, para no juzgarnos sin tiempo, para no quedarnos sin Mario Benedetti. Gracias por todo». (Alicia Durañona Fornet, tercer año de Estudios Socioculturales, Universidad de Holguín)

«¡Cuántas veces he pronunciado palabras parecidas a las tuyas en el comentario Estrellitas de cartón (Julio Martínez Molina, 10 de mayo). Ya no veo la mayoría de los programas musicales de TV. Casi solo me va quedando A capella, uno de los pocos que no se ha “comercializado” y sigue rindiendo culto a la buena música de todos los tiempos (...).

«La profusión de los Luis Fonsi, Laura Paussini, Enrique Iglesias, etc., me hace pensar que nuestra cultura y estética musical está reduciendo su horizonte. Me he preguntado si dentro de unos años tendremos que alfabetizar a la gente de nuevo, porque incluso se están generalizando algunos vicios, ya que algunos hasta cantan con faltas de ortografía. Pongo un ejemplo: “Tú me dejastessss caer y ella me levantó...”, pero hay otros que confirman que ciertos errores de concordancia de género y número florecen como la verdolaga.

«¿Constituyen acaso los medios de comunicación vías de extensión para la pandemia de la frivolidad y la tontería? Esa pregunta me recuerda una anécdota. Alguien le preguntó al cantante Alberto Cortés, durante una presentación en el Carlos Marx hace varios años, por qué siempre vestía de negro; y él contó que la gran Edith Piaf, que era pequeñita pero con una voz inigualable, cantaba sin afeites, joyas ni efectos especiales. También a ella le preguntaron cierta vez por qué lo hacía, y respondió que no quería que el público se distrajera mirando un vestido fastuoso o el brillo de sus joyas. Ella quería que la oyeran cantar, que se concentraran en eso.

«Muy bueno tu artículo. Hay que seguir trabajando en eso y no nos podemos rendir». (Flor)

«Excelente su comentario de este 17 de mayo (El milagro de Susan, Alina Perera Robbio). Ha tocado un tema peliagudo: las personas por regla casi general se guían por la imagen física que proyectamos.

«Es una manifestación de la conducta humana, sí, pero lo justo es que se nos valorara por nuestro quehacer diario y no por una figura esbelta o atlética. Y lo que parece ser un poco preocupante es que se generaliza esta última forma. No tengo problemas de este tipo, pero llevo tres tatuajes en mi cuerpo y sé que en algunas ocasiones se me ha etiquetado como marginal o elemento antisocial, lo cual no es cierto, y eso a veces me hace sentir un poco mal. No todos los tatuados tenemos que ser delincuentes comunes. Espero que algún día las personas dejen atrás ese tabú, como bien usted contaba en su artículo, y sepan observar el verdadero ser humano que llevamos dentro sin dejarnos llevar por malsanos cánones. En su carta a la niña María Mantilla, José Martí dijo: “Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera”». (Reynaldo Otero Ferrer)

«He leído el interesante reportaje A solas con el Apóstol (José Alejandro Rodríguez, 19 de mayo) sobre la joven escritora Lidia Soca, y los felicito a los dos: a su autor y a la heroica protagonista, todo un ejemplo de amor a la vida, de espíritu de lucha y de energía constructiva. Me gustaría saber dónde pueden leerse sus relatos. También deseo hacerle llegar esta felicitación a ella y a su madre, desde la isla de Tenerife (Canarias)». (Belén Castro Morales)

«Quisiera elogiar el trabajo reflejado en el artículo A lo subjetivo, de Eloína del Pozo Gómez (15 de mayo). Es muy acertada, clara y precisa su valoración sobre el tema, y muy importante tener presente este aspecto al que hace referencia.

«Muchas veces un gran porcentaje de los problemas de inconformidades y burocratismo denunciados por nuestra población, están dados por este pensamiento estrecho y dogmático de quienes, por cuestiones de comodidad o ausencia de una concepción dialéctica de la sociedad y el papel que desempeña cada ser humano en su evolución hacia el ideal que se persigue, consideran que su papel está en hacer cumplir lo establecido, sea justo o no, obsoleto o ajustado a la realidad. Con esa actitud crean malestar e incumplen con su rol de agentes gestores, reguladores y fiscalizadores de nuestro pueblo.

«Luchemos contra esto; preparemos el hombre nuevo de nuestra sociedad teniendo siempre presente a uno de sus máximos exponentes, Ernesto Che Guevara. Muchas gracias y felicitaciones por tan profundo y buen trabajo». (Yunier Hechavarría)

«Dorita: La felicito. Su conversación con Margot Bacallao (La mejor cocinera de la TV Cubana, Dora Pérez Sáez, 14 de mayo), ha sido la entrevista del año. Le ha dado honor a quien honor merece. Siempre sentí que Margot había sido olvidada y quedaba como una simple asistente que alcanzaba los ingredientes (a Nitza Villapol en el programa Cocina al minuto)... y resulta que estamos ante la estrella del show. Me alegra mucho una entrevista tan sincera». (Elizabeth Díaz)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.