Frente al espejo

Preocupante carencia

«En algunas ocasiones he tenido la oportunidad de ver el programa de televisión que usted comenta en su artículo Sin conejos en el sombrero (Luis Luque, 28 de junio). Frente al televisor comentaba con otras personas mi preocupación por lo que observaba. ¿Cómo es posible que esos niños corran de un lado para otro sin ser capaces de responder mínimas preguntas acerca de la historia de su país, de sus mártires, de sus costumbres...?

«Me resulta extremadamante preocupante que nuestros niños crezcan carentes de lo auténticamente cubano, desconociendo quiénes son los forjadores de nuestra historia, atentos solo a lo último de los juegos de las computadoras que en exceso embrutecen y los convierten en esclavos de cosas inútiles, tarareando canciones vacías (en la mayoría de los casos) de ritmos de moda (por desgracia).

«De mi infancia recuerdo especialmente las Jornadas Martianas, el amor a la Historia de Cuba, la preocupación por conocer la geografía nacional y aquellos Maestros, que nos parecían muy viejos (nosotros teníamos 5-10 años, ellos más de 40) con los que aprendíamos tanto.

«Trabajo en un laboratorio, pero los sábados imparto clases en una Filial Universitaria. Mi experiencia de tres cursos, con alumnos de 19-25 años, me dice que este mal no es nuevo. Estos alumnos que hace 15 años tenían la edad de los niños desinformados de la televisión, enfrentan también estos problemas.

«¿Cómo se resolverá esto? Realmente no lo sé, pero sí está claro que debe cambiarse con nuevos programas educacionales, con nuevos (o los viejos, por qué no) métodos de enseñanza, o quizá con un personal docente mejor entrenado. Gracias de nuevo por pensar en alta voz como pensamos muchos». (Fernando G. Ley, Profesor de Química, CUJAE)

«He quedado fascinado con su artículo Por andar vestida de hombre (Aracelys Bedevia, página de Sexualidad, sábado 4 de julio) y la felicito de corazón, al igual que al Dr. Julio César González Pagés. Soy médico especialista en Urología y Máster en Promoción de Salud.

«Luego de crearnos tremenda expectativa con la presentación del libro de González Pagés (Por andar vestida de hombre), sería ideal que hicieran amplia promoción de su lanzamiento. ¡Cuán magistral la investigación del Dr. Julio César! Intuyo que le servirá de acicate para continuar estudiando y sorprendiéndonos. Si solo una tercera parte de los cubanos de hoy pensaran y actuaran como él, sin duda alguna seríamos mejores seres humanos. Me despido exhortándola a escribir próximos artículos que nos sorprendan y conmuevan». (Dr. Roberto Fernández Viera)

«Hola, señor Bianchi: Permítame decirle que disfruto enormemente sus columnas, así como su bitácora. Me ha impresionado grandemente su artículo sobre el buque Morro Castle (La tragedia del Morro Castle, Ciro Bianchi Ross, página de Lectura, 7 de junio). Hay un magnífico artículo en Wikipedia en inglés sobre este hecho. Según se expresa allí, el uso en la construcción de barcos de materiales que retardan la acción del fuego, el diseño de puertas automáticas y alarmas contra incendios, y la creciente atención que se le brinda a los procedimientos para ponerles punto final a los incendios a bordo son un resultado directo de la catástrofe del Morro Castle. Lo felicito de corazón y ojalá siga regalándonos muchas otras crónicas fascinantes». (M. Martin, Miami Lakes, Florida)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica