Javier Dueñas

Frente al espejo

En la diana

«Luis: ¡Qué difícil se me hace escribir a alguien que admiro tanto por su trabajo! Imagino que a estas alturas ya usted ha recibido tantos merecidos halagos por su inteligencia, su valor y honradez que este correo podría ser uno más (...) Son muchos los escritores cubanos con un buen dominio del oficio de la escritura, pero lo que ocurre en su caso es diferente.

«Cuando usted escribe cada oración, cada palabra es insustituible, y le digo que cualquier cubano se siente reflejado en sus trabajos (Luis Sexto, columna Coloquiando, viernes). Siempre da en la diana de los asuntos candentes de nuestra nación, que resiste y resistirá los golpes externos e internos con la dignidad que nuestra historia merece. Aunque soy joven, creo que necesitamos un libro donde usted recoja sus enfoques acerca de los problemas económicos y sociales de Cuba hoy. (René P. Blanco)

«Me pareció propicia la alerta que hace el ingeniero italiano Pietro Gelmini (Alerta desde el cariño, José Alejandro Rodríguez, Acuse de Recibo, 26 de febrero), pues él mejor que nadie sabe del impacto que ha tenido la industria turística en su país, Italia, con su romántica Venecia y su cultura milenaria… Es razonable que se piense en el futuro y sus consecuencias, sean buenas o malas, para estar siempre prevenidos. Le doy las gracias a él por preocuparse por nuestro bello país». (Rita)

«En la sección Tres del Domingo de la edición del 21 de febrero se hizo referencia al hábito de morder las medallas por parte de los atletas, y de modo erróneo, a mi entender, se coloca al tenista español Rafa Nadal dentro de los pioneros de esa práctica. Es cierto que este atleta se ha caracterizado por esto, pero otros, como la cubana Yargelis Savigne, lo han hecho antes. Recuerdo que en la premiación por la medalla de bronce del Mundial de Fútbol celebrado en Francia (1998), el futbolista croata Davor Suker fue el primero a quien se lo haya visto hacer. Si buscamos la foto de la premiación, encontraremos a un sonriente Suker con la medalla entre dientes». (Ernesto Bernal)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.