El mejor libro - Frente al espejo

Javier Dueñas

Frente al espejo

El mejor libro

«Se trata de un buen trabajo periodístico (El cáncer, la epidemia silenciosa del siglo XXI, Marianela Martín González, suplemento En Red, 7 de noviembre). Me gustaría señalar que en Santa Clara existe un equipo médico que trabaja con mucha profesionalidad en este campo. El doctor Santana, como cariñosamente se le conoce, lo dirige… Durante mi estancia en el hospital viejo de Santa Clara, como acompañante, he constatado aún más de cerca lo que esta bella Revolución hace por los enfermos de cáncer y sin cobrar ni un centavo por el servicio de primera. Pacientes y familiares de los casos ingresados y ambulatorios se complacen con el servicio profesional del personal del hospital… Gracias a la doctora Teresa Romero y a todos aquellos que se vinculan para hacer frente a este mal». (Carlos Alberto Castro García)

«Superinteresante, sobre todo la escena del cuartel de Dragones, cerquita de mi casa (Por nuestra parte, sin novedad, Ciro Bianchi Ross, página de Lectura, 7 de noviembre). ¿Qué iba a imaginar yo que por allí pasaba el tren en esa época? Estas lecturas nos enseñan la verdadera historia. Yo digo que las lecturas de Ciro son el mejor libro de historia... Felicidades, Maestro». (Fino)

«José Alejandro: Es realmente extraordinario tu comentario El Che que nos remolca (octubre 17). Sin ánimos de lisonja, te digo que muy pocas veces he leído un “poema” que diga y sugiera tanto con tal exquisitez… A mi hija también le gustó mucho». (José Prado Laballós)

«Tema amplísimo y habría mucho que decir al respecto (De afuera, Hugo Rius, 13 de octubre). Gustosamente leí lo que escribió el periodista porque me doy cuenta de que somos más de uno los preocupados… Yo no hablaría de chabacanería solamente; diría cosas peores —groserías, feísimas palabras que afloran en labios de niños, jóvenes, etc., y aun en los labios femeninos…

«Antes podían escucharse canciones, montunos, sones con el doble sentido implícito. No tenías que ser un sabio para entenderlos, pero había cierta fineza (En el tronco de un árbol una niña/ grabó su nombre henchida de placer…). Ahora se escuchan barbaridades dichas a “voz en cuello” por ciertas agrupaciones… La exhibición es una de las peores cosas; es darse a conocer, sobresalir, lucirse, querer llamar la atención sobre sí, de eso hay mucho en la viña del Señor y también fuera de ella». (Fernando López)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Soldados