Frente al espejo

Amar a Martí, un modo de vivir

«Inmenso placer me ha dado leer su magnífico artículo José Martí y la idea del bien (Carlos Rodríguez Almaguer, 27 de enero). Los cubanos amamos a Martí —aun cuando no lo sepamos— porque nuestro carácter es humanidad pura. Esa cualidad nos desborda, nos hace famosos y queridos. Martí es como la consigna planteada, el horizonte, los sueños, la mejoría misma de la especie humana. Amarlo es un modo de vida. Conociéndolo somos mejores. Planteándonos sus ideales seremos eternos. Pasarán los siglos y nuestros descendientes tendrán a Martí como brújula. Yo aprendí a amarlo y nunca acabo de conocerlo. En él están todos nuestros sueños y pretensiones». (R. R. Mejías)

Felicitaciones por su interesante artículo ¿Todavía tenemos aborígenes en Cuba? (Osviel Castro Medel, 25 de enero), uno más entre los que nos tiene acostumbrados a leer en las páginas de JR.

«Soy un habanero que desde hace muchos años amo a Bayamo y su historia —y por extensión a toda la provincia—, pues es imposible querer aislar la historia de Bayamo de Yara, El Horno, Guisa, Jiguaní, Manzanillo, etc. En 1985 recorrí por primera vez esa ciudad y vi que eran raros la calle, plaza o vivienda que no fueran una página de su historia… Hoy puedo describir de memoria sus numerosos lugares históricos y museos; y el afán por conocer más me ha llevado a conocer lugares en Yara, Bartolemé Masó, Manzanillo, Guisa y Jiguaní… Espero leer muchos más artículos suyos y volver a visitar la bella, histórica y querida ciudad de Bayamo». (Enrique M. Vilardell Gil)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.