Javier Dueñas

Frente al espejo

Hazaña imborrable

«Mis más sinceras felicitaciones al periodista Luis Hernández y a JR por este encomiable trabajo que pone en alto el nombre de uno de los gloriosos y humildes comandantes del Llano y de la Sierra (Julio Camacho Aguilera), que de modo sencillo ennoblece a mi tierra natal cienfueguera y a los jóvenes de ayer y de hoy (El hombre de Cienfuegos, 4 de septiembre).

«Apenas tenía yo algo más de diez años, pero los sucesos de aquel 5 de septiembre quedaron profundamente grabados en mi mente y mi corazón, y han servido de acicate para mi conducta política, moral y humana en general… Esa epopeya será imborrable, pero hasta hoy una cosa permanece casi como inexplicable, para gloria de la población cienfueguera de entonces, y fue el mar de banderas cubanas y del 26 de Julio que ondearon a media mañana del 5, cuando se decretó que la ciudad era territorio libre de Cuba. ¿De dónde salieron tantas? Solo hay una explicación: había una enorme cantidad de pueblo cienfueguero que ya había apostado por su futuro con la Patria y el 26 y contra la oprobiosa tiranía. Hoy esa ciudad, mi querida Perla del Sur, sigue siendo aquella hermosa y limpia ciudad, ejemplo para toda Cuba, convertida además en provincia con notables éxitos en su desarrollo económico social, como haciendo honor a aquella famosa frase de Fidel en el centenario de la gesta de 1868 cuando dijo: “Nosotros entonces habríamos sido como ellos; ellos hoy habrían sido como nosotros”». (Daniel Noa)

«Tienes razón, Alina. Valiente y oportuno comentario el tuyo (Que la indecencia no tome la casa, Alina Perera Robbio, 4 de agosto). No debemos dejarnos robar la tranquilidad ni tampoco el sentido de la solidaridad que nos caracteriza…». (Andrés)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.