Javier Dueñas

Frente al espejo

Satisfacer el espíritu

«Felicitaciones a Hugo por tan bello reporte (El hombre del tiempo, Hugo García, 20 de septiembre), que pone en claro lo que es trabajar por amor, por placer, por compromiso... en labor que retribuye solo una gran satisfacción espiritual como la que brinda el sonido de las campanas con sus tañidos. (…) Ojalá la tradición continúe, sea por su descendencia familiar o por otros descendientes de su ejemplo que se apresten a servir con el mismo desinterés y dedicación de este matancero». (Daniel Noa)

«Estoy de acuerdo con sanear nuestra cultura (La música que nos preocupa, José Luis Estrada Betancourt, 20 de septiembre), inyectarle valores, que los tiene, como en este caso los de la mujer cubana, pues casi se puede pensar, por lo que se oye en la música, que las cubanas son interesadas, ninguna se enamora, y andan detrás del dinero. Por supuesto no es cantar un discurso político. Y cuidado, que no solo el reguetón difunde esas cosas, vulgares y nada educativas, hay salsas que también lo hacen, por lo que estoy a favor de luchar contra la letra mal concebida, no el género que pueda difundirlas, pues si el reguetón hablara de otra manera, todos los cubanos que queremos oír buena música lo escucharíamos con agrado. Y sí se baila la música y la letra, pues esta última es la que se repite de boca en boca y lleva conceptos e ideas, buenas o malas». (María Julia)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.