Frente al espejo

Necesaria academia

«Felicito a Alina por su comentario Una academia para la amabilidad (Alina Perera Robbio, 24 de febrero). Realmente hace mucha falta esa academia, y no solo son jóvenes quienes deben acudir a ella: muchos de la tercera edad también la necesitan. Tengo 68 años y este problema se hace palpable en ciudadanos de todas las edades, ocupaciones y extracción social». (Jorge Ramírez García)

«Compañero Hart: Su artículo Varela desde hoy (Armando Hart Dávalos, 22 de febrero) aborda una asignatura pendiente de nuestra sociedad: traer al presente a nuestros maestros eternos —Varela, Luz y Caballero y Martí...— y asumir sus ideas y accionar. El sistema educativo cubano debe enseñar no solamente la historia de sus vidas y sus ideas; debe enseñar, en método, basándose en el espíritu de los grandes pensadores del país». (Ramón)

«Estimado Julio: ha escrito usted algo fabuloso que nos recuerda el valor de nuestro deporte (Profesionales sin prosperidad segura, Dr. Julio César Hernández Perera, 20 de febrero). Vemos en la pelota profesional y las Grandes Ligas cómo muchos deportistas son una bola de músculos, pero “de mentiritas”... Se ven obligados a inyectarse lo que sea con tal de no dejar de ganar dinero. Por eso valoro mucho a nuestros deportistas que con honradez se ganan ese brillo que no se deslustra, lo que en ocasiones no miramos responsablemente cuando tratamos de compararlos y decimos que los otros son mejores…». (Pablo Díaz)

«Cuando leía sus líneas, me parecía que estaba escribiendo sobre mi niña (Thalía, Marianela Martín González, sección La Crónica, 16 de febrero). Mi tesoro tiene también diez años de edad, pinta corazones con frecuencia y todos en la casa tenemos dibujos hechos con sus manos y su inocencia. Sabe bordar; es bondadosa, bailadora, hace maldades y su comportamiento varía de un día a otro, pero su corazoncito es tierno y cariñoso, más cuando quiere alcanzar algo. Muy sugerente su crónica». (Katia Sosa Hechavarría, Las Tunas)

«Fenomenal esto, en verdad, pues la esperanza y calidad de vida de las personas aumentan más a medida que la ciencia logra verdaderos milagros (La era del hombre biónico, Patricia Cáceres y Randy García, estudiante de Periodismo, página Detrás de la Ciencia, 22 de febrero). Es una lástima que, amparados en políticas mercantiles y absurdas, haya quienes saquen provecho de la genialidad de otros y al mismo tiempo dificulten el acceso a estos logros a aquellos que no tienen solvencia económica». (Marvyn)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica