Frente al espejo

Martianamente

«LOURDES: Muy interesante su artículo (¿Más de lo mismo?, Lourdes M. Benítez Cereijo, sección Látigo y cascabel, 18 de mayo)… Comparto su preocupación, pero tengamos en cuenta cuán extensa es la obra que nos legó José Martí, su belleza en todos los aspectos, su sólida esencia patriótica, y nos percateremos de que estamos frente a un legado inmortal, de incuestionable vigencia no solo para Cuba y América, sino también para el mundo.

«Quizá nuestro profesorado deba profundizar más en la vida y obra del Apóstol. Quizá deban estructurarse  programas de estudio más asequibles. Que lo profundo de la vida y obra de este ejemplar patriota cubano no quede solamente en los espacios de los historiadores e investigadores, y se difunda a través de programas de corte histórico por cuadras, barrios, ciudades…

«Nuestros niños, adolescentes y jóvenes aman al Apóstol, porque él es parte indisoluble de nuestra historia, de nuestra identidad nacional. Comparto su inquietud, pero como bien dice: “Si existe hartazgo, por más aislado que sea el caso, nuestro deber es evitar que el tedio rompa cuando se hable del Hombre de La Edad de Oro”. Nuestro deber es continuar inculcando a las presentes y futuras generaciones, de manera ingente, todo lo puro y relevante sobre la vida y obra de nuestro José Martí… De nosotros depende hacerles ver que no es “más de lo mismo”». (Nelson Leyva de la Torre)

«José Aurelio Paz: Me impactó su artículo Willy no nos abandona (17 de mayo). Mi hija mayor y yo hemos seguido la vida de Willy por los artículos del periódico… Veo que usted lo escribió con el alma y logra tocar el alma. Soy pediatra y conozco sobre la enfermedad que el niño tuvo. Admiro profundamente a la madre de Willy y estoy segura que él es un ángel en una ruta diferente, pero siempre cerca de ella. Gracias por escritos como este». (Dra. Tessy Rodríguez Izaguirre, Cienfuegos)

«Compañero Diego de Jesús Alamino Ortega: Lo felicito por su artículo Cuidar los maestros que tenemos (3 de mayo). Ha puesto el dedo sobre la llaga del principal problema subjetivo que tiene nuestro sector, el cual a mi modo de ver pesa más que los objetivos —léase necesidades y carencias materiales— que provocan éxodo de docentes. No pretendo ser absoluto. ¡Qué bueno que las autoridades correspondientes mediten acerca de lo que usted expuso de manera pública y cambien su mentalidad y accionar, para que transformen las realidades en sentido positivo!». (Félix Pacheco Granado, profesor en activo por 45 años)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica