Frente al espejo

Corazones de oro

«Excelente recordatorio sobre nuestra responsabilidad social (Cuando nos hinca una estrella, Marianela Martín González, La Crónica, 10 de agosto). La falta de empatía va creciendo a pasos perturbadores en nuestra sociedad, y eso hay que pararlo. No solo por el ruido y la vulgaridad de la que muchos hablan, sino por la recurrencia de microescenas cotidianas como la que relatas, menos conocidas pero desgarradoras.

«No importa cuán travieso pueda ser un jovencito de estos; si es una buena persona, siempre va a respetar determinadas fronteras éticas. Los conozco bullangueros y jaraneros a más no poder con un corazón de oro. Más allá de esas fronteras, ya podríamos estar hablando de vileza y maldad. Evitar que este envilecimiento nos inunde y apague es nuestra responsabilidad. Muy a lugar tu crónica. Me ha llegado a lo hondo». (Andrés)

«Admirable e interesante el reportaje Bomba atómica para una ciudad de paja (Luis Sexto, 6 de agosto), sobre la masacre de Hiroshima… Es un increíble relato de la vivencia en una ciudad de antemano condenada por el imperio. Recordemos que, en fracciones de segundos, el bombardeo ocasionó, entre aquella urbe y Nagasaki, unos 240 000 muertos… A esos pueblos que hoy, por diferentes razones, están sujetos a la arrogancia de quienes se creen dueños del mundo, vendría bien recordarles que nuestra casa común necesita hallar soluciones a sus diferendos políticos y sociales, pero —como dijo el Che— en el imperialismo no se puede creer ni un tantico así…». (Rolando Guerra Rodríguez)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica