Javier Dueñas

Frente al espejo

Restaurar los cimientos

«Muy oportuno y actual el artículo Al rescate de ciertas palabras (Alina Perera, 1ro. de agosto). Quiero felicitarla y agradecerle por abordar un aspecto tan importante. La corrupción e ilegalidad, así como las indisciplinas sociales —hoy se manifiestan sin distinción de sexo o edad—, constituyen un problema frente al cual no debemos permanecer inertes.

No será fácil para los sectores más conscientes de nuestra sociedad asumir el enfrentamiento a estas conductas, porque desde el punto de vista punitivo no existe el necesario apoyo y eso ayuda a que prevalezca la impunidad. Habrá que trabajar duro para revertir esta situación...

«La decencia, la vergüenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad conforman el cimiento moral y cívico de la familia, entorno donde se adquieren estos valores, y los padres son responsables de transmitirlos a sus hijos… Urge restaurar tal situación para preservar nuestra cultura e identidad, y concretar el deseo de lograr el desarrollo integral que nos hemos propuesto alcanzar para el país y su sociedad…». (Nelson Leyva de la Torre)

«Muy atinado y oportuno el comentario Realidad que aparta versos y flores, publicado el 7 de agosto por el Doctor en Ciencias Julio César Hernández Perera. Esta problemática de la violencia contra la mujer es una realidad que se bifurca en el maltrato físico y psicológico (arista igualmente grave, aunque menos abordada). La educación desde los primeros años de vida es determinante: el respeto, el amor, la comprensión… son otros ingredientes para evitar este flagelo que sufren muchas féminas». (Tita de Hernández)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.