Javier Dueñas

Frente al espejo

Un vuelco radical

«Leí con mucha atención el reportaje Mucho ruido y pocas multas, del periodista Lisván Lescaille Durand (29 de septiembre) que hacía falta publicar, porque dicha situación es alarmante a juzgar por lo que leo en la prensa cubana.

«Nuestro Presidente Raúl Castro fue enfático en esta y otras situaciones a las que hay que poner coto cuanto antes y, a mi juicio, no se corresponde la actuación de los que deben involucrarse en la atención de este asunto con el llamado de Raúl.

«Recientemente en el periódico Granma apareció publicado el discurso del compañero José Ramón Machado Ventura en la clausura del VIII Congreso de los CDR, en el cual se refirió, entre otras cosas, a las indisciplinas sociales, estando entre ellas el ruido y la música alta, las cuales molestan sobremanera a los vecinos y, lejos de disminuir, se acrecientan cada día más». (Ivan López, Camagüey)

«Este artículo, en verdad, mueve a la polémica en grande (Sin chaquetas por decreto, Alina Perera Robbio, 22 de septiembre)… Es cierto que no tenemos por qué decir a nadie cómo debe vestir, pero también se han violentado patrones en nombre de la moda. En una oportunidad asistimos a una función nocturna en el teatro Karl Marx. Como “personas mayores” que somos, mi esposo y yo fuimos sin lujos, pero correctamente vestidos. Allí había personas jóvenes, no tan jóvenes y nada jóvenes con atuendos espeluznantes: muchachas casi desnudas, con ropas tan ajustadas que parecían tener la piel por fuera y la poca tela de su indumentaria por dentro. Muchachos con jeans desgarrados y ripiados, como víctimas de un ataque felino… Es cierto que hay personas de la tercera y hasta de la cuarta edad que no se acomodan a sus normales limitantes físicas y pierden la perspectiva de que lo que exhiben no es nada agradable.

«Recuerdo a mi padre en nuestra casa, sentado en camiseta viendo TV. Si alguien tocaba la puerta se ponía una camisa o, al menos, el saco del pijama, y estaba en su casa… La clave está en el autorrespeto y en saber que para todo hay una edad. Todo en la vida tiene su momento, y estoy muy de acuerdo con la periodista en que esos valores y ese respeto hay que rescatarlos a como dé lugar». (Clara)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.