Javier Dueñas

Frente al espejo

Entre todos

«Estimada Ana María: He leído con interés tu texto “Oda” a la plancha (Ana María Domínguez Cruz, sección sabatina La Crónica, 5 de octubre), y te confieso que lo hice motivado más como lector de Odas poéticas (Píndaro, Horacio, Neruda, Lezama Lima…) que como Quijote de los derechos de la mujer, aunque entiendo perfectamente la intención de tu metáfora y comulgo contigo en la apreciación de que las tareas del hogar deben ser distribuidas solidariamente entre los miembros de la familia y eventualmente de la pareja. También coincido en que uno no suele hacer bien aquello que no le gusta, aunque ya sabemos que hay muchas cosas que no nos agradan y que debemos hacer. No obstante, me gustaría compartir contigo una anécdota de mi niñez. En mi casa era fama que mi abuelo paterno gustaba de ir siempre con su ropa olorosa, almidonada y planchada, y era mi abuela quien se lo hacía, y no recuerdo que se sintiera mal por eso, al contrario, estaba orgullosa de lavar y planchar bien, y también le gustaba ser elogiada por sus dotes como cocinera. Era un orgullo legitimo de un ama de casa que disfrutaba en hacer bien aquello para lo que había sido formada por una tradición secular, aunque también encontraba tiempo para leer y escuchar música. Creo entonces que lo juicioso no estaría en reivindicar planchar o no la ropa como algo superfluo o excluyente dentro de los diversos quehaceres hogareños (más allá del gusto personal por andar “arrugado” o no) sino en la manera de hacerlo. Me encantaría que alguien planchara mi ropa no por una obligación molesta y tediosa, sino que lo hiciera con el mismo amor y fervor que tú demandas para hacer lo contrario. Y que conste, me gusta mucho también andar “sin planchar” (valga la metáfora) cuando de amar se trata». (Félix Julio)

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.