Frente al espejo

Sin olvidar la historia

«Usted ha escrito un artículo sobre el llamado “arte contemporáneo” que además de valiente es necesario (El lado turbio del “arte contemporáneo”, Aracelys Bedevia, sección Látigo y cascabel, 9 de marzo), pues este mal se extiende como un reguero de pólvora desde las metrópolis que se arrogan el derecho de calificar la contemporaneidad de creaciones que la mayoría de las veces no tienen nada de arte.

«No estamos en desacuerdo con el real arte contemporáneo cuando este sí tiene valor artístico, pero no debemos jerarquizar algo que olvida toda la historia del arte y que “curadores” elevan de forma caprichosa a un estatus que es dudoso. Duele sobremanera acudir a una galería de arte a ver una exposición o salón el día siguiente a su inauguración y no encontrar ya ninguna de las obras que fueron premiadas, pues estas eran “contemporáneas” y, como casi siempre, efímeras». (Miembros de la Uneac en Morón, Ciego de Ávila)

«Amiga: Como siempre, nos ilustras con tus artículos interesantes (¡Sin conciencia no se vale!, Mileyda Menéndez Dávila, página temática Sexo sentido, sábado 15 de marzo). De niña yo era medio sonámbula, hablaba dormida y decía cosas incoherentes. Mi hijo lo hizo igual de niño…». (Lissette)

«Muy buen artículo (¿Qué sabes de tu “mejor” amigo?, Patricia Cáceres, página temática Detrás de la Ciencia, viernes 14 de marzo). Para mí el perro es un ser muy inteligente, sentimental, buen amigo, alguien en quien confiar, que te quiere y a quien llegas a querer como a alguien de tu propia sangre. Triste es ver cuando los ponen a pelear o cuando se les maltrata, cuando no se les da cariño, casa y comida…». (Jeny)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica