Contar la historia Fidedigna

En Cuba existen serios problemas con la enseñanza de la Historia y los órganos de prensa deben contribuir al mejor conocimiento de la misma. (El Martí nunca visto de Enrique Molina, José Luis Estrada Betancourt, 19 de mayo). En el caso de este artículo, supongo que el periodista quiso decir que Lenin fue un inspirador, un ejemplo o hasta un autor intelectual de la victoria obtenida en la Gran Guerra Patria por el aguerrido pueblo soviético, pero nunca un líder. Para la década de los 40 del pasado siglo, el guía del proletariado mundial y de la Revolución de Octubre ya había muerto hacía 20 años. En esa etapa el líder, con virtudes, defectos y errores, era Iosev Visariónovich Stalin.

En la cuarta columna se comienza un párrafo con el gerundio «Empezando…», lo cual no debe usarse así, tal vez debió aparecer una coma y escribirlo después de «…mucho dinero». Ruego que me disculpen por mis exigencias, pero este diario es para la juventud y si el enemigo intenta reescribir la historia, la que nosotros contemos tiene que ser fidedigna. (Dr. C. Carlos Ezequiel Pino Pupo)

(En la edición de ayer, por un error en el trabajo Hacer el amor en medio de un ciclón se le atribuyó a René González Barrios el cargo de presidente de la Unión de Historiadores de Cuba, cuando en realidad es el presidente del Instituto de Historia de Cuba. Ofrecemos disculpas).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica