Ecos de una Isla en el Olimpo

«Realmente muy bonita la entrevista (Hice que Herradura apareciera en el mapa olímpico, Dorelys Canivell Canal, 30 de agosto). Hace sentir muy bien a todo el que la lea. Se trata de un muchachón sin límites y muy natural, al que la vida ha premiado con una familia linda y ejemplar, además de ser ya uno de los más grandes atletas cubanos en todos los tiempos (...). Esa mole grande de 130 kilos está hecha del más duro material que ni cien turcos podrán tumbar». (Luis Enrique)

«El mayor orgullo que tenemos los cubanos es que nuestros campeones son hombres y mujeres humildes del pueblo, hijos de familias que son grandes y ricos en dignidad, principios, honestidad; no median millones de pesos o fortuna alguna para tenerlos en la élite de un deporte. Por eso son tan grandes nuestros campeones y tan queridos y respetados por su pueblo. Mijaín es uno de ellos, una gloria que no se jacta para demostrar su valor como ser humano y deportista. Miren qué actitud más digna y sencilla: no abandonar el lugar donde nació y se crió por no alejarse de la familia, de sus padres, de sus hermanos,  de su humilde pueblo. Esas son actitudes de grandes, que tienen sentido de pertenencia, que aman el pequeño terruño que los vio nacer. Pinar no solo produce buen tabaco y buena Guayabita del Pinar; ha dado muchos y buenos atletas que han puesto muy en alto el nombre de Pinar y de Cuba (…). No te jubiles, que todavía hay juventud y fuerzas para seguir llevando en lo más alto la bandera de la estrella solitaria y seguir obteniendo victorias que serán no solo orgullo para ti y los tuyos, sino para todo el pueblo que te admira y reconoce». (Lázaro Tito Valdés León)

«La medalla de Robeisy ha sido la que más he disfrutado (…) (Promesa cumplida, Glenda Boza Ibarra, 31 de agosto). Muchas felicidades mi niño y sigue adelante, que vas a ser mucho más grande. Felicidades, campeón» (Luisa)

«Estamos frente a uno de los mejores boxeadores de nuestra escuadra; disfruté mucho sus combates, tiene mucho coraje y eso se agradece; muchas felicidades a este inmenso cubano». (Katia)

«He llorado con las palabras expresadas por Julio en esta entrevista (A Julio... lo que es del César, Yahily Hernández Porto, 1ro. de septiembre). Me he emocionado; leyéndolas, se respira patriotismo». (Manuel López Rodríguez)

«Admiro a este joven que defendió por encima de todo su enseña nacional y que reconoció a nuestro Comandante en Jefe como precursor del deporte como derecho del pueblo. Gente sencilla, y lo noté por sus palabras. Tiene bien claro algo que solo los seres humanos que amamos nuestras raíces podemos saber. Hay algo que nunca se debe vender: la dignidad». (Katy Zayas)

«Esta es la escuela de boxeadores que formó el entrenador que más campeones mundiales y olímpicos ha entregado a este país, Alcides Sagarra, el inspirador de todos los púgiles cubanos». (Pedro)

«Indiscutiblemente estamos frente a un gran cubano (Arlen López: el hijo que una madre se dejó “robar”, Haydée León Moya, 2 de septiembre), un gran campeón, un gran prospecto del boxeo cubano; ahora solo queda cuidarlo y cuidarlo bien, para que siga dando frutos y grandes triunfos a nuestro deporte». (Roy)

«Cuba ha logrado a partir del triunfo de la Revolución a la fecha grandes campeones en una buena cantidad de especialidades (…). Tiene una cantera grande por explotar de personas que pueden funcionar, no solo como entrenadores y directores de equipos, sino como consejeros y hombres que pueden detectar los errores de los contrarios y los nuestros». (Ricardo Crespo Brunet)

«Quiero agradecer a Ismael Borrero Molina por sus palabras y consideraciones sobre su trayectoria deportiva (Nunca pensé practicar el deporte en serio, Odalis Riquenes Cutiño),  que me hace pensar que detrás de resultados victoriosos hay todo un esfuerzo y un sinnúmero de desafíos en el orden humano. Gracias Ismael Borrero Molina por compartir ese lado noble y sencillo de su persona. Le deseo éxitos en todo aquello que usted emprenda en su vida». (Francisco Rivero)

«Excelente la entrevista y excelente la actuación de Ismael. Ya ha aprendido de los errores, así es que ahora comienza su enorme cosecha de lauros». (Amaya)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica