Una enfermiza realidad en Arizona

Cuando no cesan en EE.UU. las manifestaciones contra la racista ley aprobada recientemente en Arizona, y por la cual se criminaliza a los inmigrantes, otra demostración de intolerancia racial tiene lugar en ese estado fronterizo con México —y que hasta 1848 era parte territorial del país sureño.

Se trata de la distribución de panfletos de un grupo neonazi que se hace llamar Movimiento Nacional Socialismo (NSM), y que reclama el 5 de mayo para celebrar el «Día de Denunciar un Ilegal», con la demanda de «seguridad en la frontera».

La bárbara pretensión coincide con que el 5 de mayo es la fiesta en que México y sus nacionales celebran el aniversario de la victoria en Puebla sobre el ejército invasor francés en 1862, tras la intervención de una de las potencias más poderosas de la Europa de entonces, porque el gobierno mexicano había decretado la suspensión del pago del servicio de la deuda. Cómo recuerda esto la expoliación contemporánea del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y los consorcios bancarios imperiales de las finanzas privadas.

El neonazi NSM tiene una página en Yahoo Group, gracias a esa libérrima aceptación de la Internet, donde se describen como «organización para los derechos civiles de la gente Blanca de América y del mundo». También apuntan sin rubor que son «fuertemente nacionalistas», y creen «en América PRIMERO» bajo «el sistema superior del Nacionalsocialismo», aquella doctrina que amparó el holocausto de judíos, gitanos, comunistas y luchadores antifascistas, llevado a cabo por Adolfo Hitler.

«Somos un grupo fuerte y dedicado de patriotas norteamericanos, no muy disímiles de los americanos heroicos que ganaron las libertades sobre las que nos ponemos de pie en su defensa hoy día», dicen, al tiempo que invitan a otros a enrolarse en las filas de la organización, cuya página web en Yahoo fue creada el 21 de septiembre de 2008.

Cuidándose mucho, el NSM recomienda a sus miembros que reproduzcan y repartan 25 copias o más de un execrable panfleto. «Pueden entregarlo persona a persona, dejarlo en los limpiaparabrisas, en los libros». «Conoce tu derecho para la distribución de literatura del NSM».

En resumen, más odio crece y se distribuye en Arizona y por EE.UU., al que ellos llaman «America», la «América para los americanos» de que habló Monroe afilándose las garras con Cuba. «Para los americanos blancos», dirían estos señores y señoras —también las hay— que creen en la «preservación de la cultura y la herencia europeas», y andan dispuestos a pisotear a estos sureños de piel oscura, aunque fueran estos y los pueblos indígenas de la zona los originarios habitantes del lugar.

Odio de razas, un abominable proceder que intenta crecer en la mal mezclada olla de pueblos inmigrantes que es Estados Unidos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Mi voto