Montserrat vuelve al camino - Los que soñamos por la oreja

Joaquín Borges-Triana

Los que soñamos por la oreja

Montserrat vuelve al camino

Por razones que no sabría explicar, la escena cubana de rock y metal no se ha caracterizado históricamente por tener abundancia de buenos vocalistas. En verdad, lo que se dice voces memorables, entre los rockeros y metaleros de nuestro país han sido muy escasas, todo lo contrario de lo sucedido con los instrumentistas, donde sí han brillado muchos, ya sea en la guitarra, el bajo o la batería.

Uno de los pocos cantantes que siempre habrá que mencionar por sus dotes excepcionales al interpretar, ha sido el camagüeyano Nelson comas, alguien que viene en estas lides desde 1979, año en el que dicho vocalista funda el grupo Montserrat, por entonces una banda de rock sinfónico y en la que, por aquella fecha, figuraron instrumentistas como el guitarrista Mariano Gari y quien en meses cercanos ha vuelto a ser noticia tras la publicación de su CD My Rebirth.

En mi caso, los primeros recuerdos que tengo de Montserrat, provienen de la segunda mitad de la década de los 80, momento en que se hacen populares temas suyos como Caballo de fuego y Por quién doblan las campanas. Para esa fecha, la agrupación había abandonado el estilo sinfónico con el que se diera a conocer, para adherirse a una propuesta sonora dentro de los códigos estéticos del heavy metal. Tras un período de inactividad, la banda se rearma en diciembre de 1995, con una orientación hacia lo que Nelson y sus nuevos compañeros de aventura denominaron «metal ecléctico».

En un momento dado de los 90 y cuando ya la agrupación había logrado incorporarse al Centro Provincial de la Música en Camagüey, el grupo se desintegró y dio paso a Mr. Dominus, suerte de continuación del trabajo anterior. Sorprendentemente, en fecha reciente se ha puesto en circulación un disco editado por la compañía canadiense Rhombiffer Music y dentro de la categoría de EP, con material de Montserrat y que llena de gozo a quienes hace ya buen tiempo disfrutamos muchísimo del quehacer del ensamble camagüeyano.

En esta grabación, además del vocalista Nelson Comas, intervienen otros cuatro instrumentistas, que de conjunto ratifican la idea original de la banda en cuanto a moverse estilísticamente por los terrenos clásicos de la sonoridad heavy.

Aparece aquí un tema que me atrevo a catalogar como un clásico del repertorio de Montserrat, el titulado Caballo de fuego. En la nueva versión, junto a los aires metaleros, como parte del arreglo se incorpora un set de percusión afrocubana, que le ofrece una muy llamativa textura a un corte que transmite energía por sus cuatro costados.

Otra composición rescatada del pasado por Nelson para el disco denominado Promo es Ánima sola, que de inicio fuera conocida en la interpretación realizada por Mr. Dominus hace alrededor de diez años. Al escucharla transcurrido todo ese tiempo, confieso que me sorprendo al comprobar el buen estado en que se hayan las cuerdas vocales de Comas y que le permiten cantar en un amplio espectro de tonalidades, con pasajes en registros muy agudos y en los que él se mueve con absoluta facilidad.

Temas al corte de Continúa la batalla, Levitando y Piedra rodante, ofrecen cabal testimonio del interés de Montserrat por el universo del discurso heavy metalero. Son composiciones concebidas desde un altísimo rigor interpretativo por cada uno de los miembros del quinteto, entre los que descuella de manera particular el guitarrista Adolfo (Fito) Martín, sencillamente un virtuoso del instrumento de la seis cuerdas.

Conspira contra el disco la sonoridad fría del EP en su conjunto, en gran medida por la utilización de una batería secuenciada. En ese propio orden, la calidad de la grabación deja mucho que desear, sobre todo en el equilibrio de los distintos planos sonoros y que motiva que por instantes se experimente cierta sensación de vacío, cosa que habría podido resolverse si la banda hubiese tenido la posibilidad de acceder a un estudio que les ofreciera mayores posibilidades técnicas a la hora de mezclar y masterizar el material.

Pese a tales problemas, Promo es un fonograma que deja bien claro el potencial de Montserrat como uno de los grupos cubanos de heavy metal de mayor interés en el devenir de dicha escena entre nosotros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Soldados