Los que soñamos por la oreja

Dueto de singular belleza

Entre la copiosa discografía en formato digital que mi amigo Humberto Manduley me ha pasado últimamente, uno de los fonogramas que más disfruto es el titulado Acoustic by Candlelight, acreditado al dúo conformado por Kerry Ellis y Brian May. El álbum, publicado a mediados de 2013, es el resultado de la gira The Born Free Tour, llevada a cabo por el dueto británico durante 2012.

Para los seguidores del rock, la figura de Brian May no necesita de muchas presentaciones, pues de sobra se sabe de su brillante trayectoria como integrante de la archiconocida banda Queen. Empero, el instrumentista que escuchamos en el CD Acoustic by Candlelight, en funciones de guitarrista acompañante de una solista femenina, poco o nada tiene que ver con la intensidad sonora a que él nos acostumbrase con anterioridad. Creo que esa dualidad que pueden evidenciar músicos como Brian May, capaces de desdoblarse al tocar diferentes géneros y estilos, es algo digno de admirar y deja claro que se trata de personajes que no solo pueden ser circunscritos a la estética del rock sino que son instrumentistas con un amplísimo diapasón.

En el caso de Kerry Ellis, de verdadero nombre Kerry Jane Townsend y nacida el 6 de mayo de 1979, se trata de una muy popular actriz del mundo teatral inglés, devenida en años recientes cantante tras participar con éxito en varias obras de teatro musical. En la lista de montajes dramatúrgicos en los que la Ellis ha estado involucrada, pueden mencionarse My Fair Lady, We Will Rock You, Miss Saigon y Les Miserables. A propósito de su excelente desempeño en We Will Rock You, es llamada para intervenir en una versión para concierto de la mítica ópera rock Jesus Christ Superstar, en la que asume el rol del personaje de María Magdalena.

La rica experiencia adquirida en el teatro musical, anima a Kerry a iniciar carrera como solista y así, en 2010 ve la luz su ópera prima, el disco denominado Anthems, que tiene a Brian May como productor. Es este el antecedente directo que prepara el camino para la gira que ambos artistas desarrollan en 2012 y que da como resultado el fonograma Acoustic by Candlelight.

Contentivo de 15 cortes, el álbum editado a nombre de Kerry Ellis y Brian May pertenece a esa clase de producciones que sirven para ratificar el criterio de los defensores de la idea de que la melodía es la reina de la música. De forma resumida puede asegurarse que el CD es una propuesta concebida en torno a la canción y donde la voz, la guitarra y un teclado adicional en una que otra ocasión, tienen todo el protagonismo de la grabación.

El tema que nos introduce en lo que no dudo en catalogar como un muy hermoso fonograma es el conocidísimo Born Free, original de Matt Monro y que tanto disfrutásemos tiempo atrás en la voz de Barbra Streisand. Aquí recibimos la primera grata sorpresa del material, al toparnos con un Brian May que renuncia a su clásica guitarra eléctrica (es uno de los ejecutantes de dicho instrumento que ha conseguido imponer una sonoridad particular) para tocar una acústica, eso sí, con cuerdas metálicas y procesada levemente con algo de reverberación.

A partir de aquí se suceden otras 14 piezas, presentadas en unos casos por Kerry Ellis o por Brian May, con breves pero atinados parlamentos. De todo ese repertorio, los que más me atrapan son los cortes I (Who have nothing), original de Ben E. King; The Way We Were, de Barbra Streisand; Love of my lif, del material propio de Brian, que él ha interpretado como solista y que ahora es asumido a dúo en una versión memorable; Crazy Little Thing Called Love, recordado tema del período setentón de Queen; así como Dust in the Wind, de Kansas, y Something, de George Harrison, dos momentos en los que May hace unos sencillos pero harto emocionantes solos guitarrísticos, que demuestran por qué se le considera un maestro del instrumento de las seis cuerdas.

Ya está circulando otro reciente álbum en el que Brian May colabora con Tangerine Dream, material que aún no he escuchado pero presumo por dónde se mueven las ideas del mismo. Por lo pronto, este titulado Acoustic by Candlelight y realizado junto a Kerry Ellis es un disco de singular belleza, muy recomendable para los amantes de la Música con letra inicial mayúscula.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica