Guillermo Cabrera Álvarez

La tecla del duende

GreteTell

La segunda propuesta que nos hizo GreteTell tuvo más partidarios. Publico las dos:

1) Seguir su camino: La última página del diario, decía:

Aquel día decidí seguir mi camino y siempre me he preguntado qué hubiera pasado si hubiese vuelto, qué ha sido de ella sin mí.

Tuve hijos que adoro, tuve una esposa bellísima con la que pasé momentos felices, casi perfectos, pero en todos ellos, incluso en cada abrazo, siempre estuvo su imagen, porque aunque lo haya callado nunca la dejé de amar. Tuve una chimenea y un techo, encontré el refugio que salí a buscar, pero el caos siempre estuvo en mí. Siento que ya me voy y mi último suspiro será para ella.

2) Volver y luchar por ella: Regresé y hallé su cuerpo desnudo tendido en el suelo, agonizando, morado de frío, débil… La cubrí con mi cuerpo, la besé intentando pintar nuevamente el carmín de sus labios, pero no devolvía mis acciones, abrió sus ojos y me dijo delirante:

«Soñé que te habías ido, pero aun en mi sueño, sabía que volverías —y apagó su vida… para siempre…».

Cometí un error que le costó la vida, me llevé conmigo su refugio, pero al menos tuve la oportunidad de devolverle la luz al final de su camino.

Moraleja: Con cada decisión que tomas das un nuevo rumbo a tu vida, asegúrate de, en cada una de ellas, estar escuchando a tu corazón.

¿Alguien se embulla para escribir un tercer final? ¿Creen que si nos ponemos a escuchar al corazón, nos dé otra solución? Piensen y escriban.

Graffiti

Edwart: Siempre existirás, a pesar de nuestras distancias formas parte de mi vida. Lizt Dainelis

BPP: Por todas las vías de mi corazón por donde circula la sangre, las señales del tránsito tienen tu nombre. Luis

MISOL: Se que estoy caminando al borde de un precipicio; si te ocultas, caigo. TUESTRE

Hechicera: (zalem hazzim calless mahamm) Ahora que existes no me faltes, la eternidad sin ti es triste. Tu Vampiro

Mari: No dejes de amar; esa es tu virtud. Chucho

Amiga con duda

Ama al hombre que te llame bonita en lugar de sexy, que vuelve a llamarte aunque le cuelgues el teléfono, que se queda despierto para verte dormir. Al que bese tu frente, a quien te enseña el mundo cuando estás desarreglada.

Al que no le importe si engordaste o adelgazaste en los últimos años. A quien te diga: ¿Qué quieres comer, que yo cocino? Al que tome tu mano frente a sus amigos. A quien te dice constantemente que le importas y cuando te presenta a sus amigos diga: «Es ella».

Ámalo pues él te ama y difícilmente dejaría de hacerlo.

Regalo de jueves

En este mundo no hay más que una raza inferior: la de los que consultan antes que todo su propio interés, bien sea el de su vanidad, o el de su soberbia, o el de su peculio; ni hay más que una raza superior: la de los que consultan, antes que todo, el interés humano.

José Martí

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.