Guillermo Cabrera Álvarez

La tecla del duende

El palomar

Este sábado 23, a las diez, en la Casa de las Tradiciones (Tivoli), de Santiago de Cuba, se reunirán los tecleros de Chago con el tema La primera vez. Asiste y participa.

Holguín tecleó y Alicia Potter fue elegida «cabecilla» de la Tertulia que se reunirá en la Casa del Periodista, el segundo sábado, a la hora en que ajusticiaron a Lola.

Mande para el Concurso sus doce ocurrencias. Imaginación.

Conocí a una persona que viajó desde el centro por el Festival de Cine, y ella hizo que recordara —no sé por qué— esta crónica del guatemalteco Miguel Ángel Asturias.

EL PALOMAR

Cigüeña vieja con alas de ángel de iglesia recortado en papel blanco, parece el palomar parado en un pie entre dos nubes. Del paisaje surgen palabras, tomando en la luz forma de palomas. Habla el paisaje. Su frase rodea el palomar: puntitos y puntitos blancos, así las cuentas de un rosario de conchas.

Cambia la visión al instante. El palomar ya no parece una cigüeña, sino una cruz al final de un rosario de palomas.

Calla el paisaje. Con la tarde sus palabras se han ido quedando quietas, dormidas, algunas dentro del palomar que deja de parecer una cruz para convertirse en oído atento.

El palomar oye...

La noche está poblada de palomas que no vemos. El palomar las siente junto a él. Un sufrimiento. Son las palabras con que, sin duda, sueñan las palomas. Vuelan como ellas y, por último, se reposan. Al levantarse el día, el palomar es un alma poblada de sueños con las puertecitas abiertas al cielo. (23 de julio de 1927)

GRAFFITI

Ali: Cincuenta años después, te declaro nuevamente mi amor en nuestro aniversario y tu cumpleaños. Gracias por todo lo que has sido y eres. L

Mi villaclareño: Me encontraste lejos pero la vida es justa con los que se aman, esperemos que sí. Tu niña

Mi Bellota: ¿Por qué, si según los eruditos en el amor siente el cerebro y no el corazón, cuando se ama duele el corazón y no el cerebro? Tu Ardilla Loca

B: Para todo épsilon mayor que cero existen tantas formas de felicitarte que tienden al infinito. J

Yinet: Siempre seré tu dos de oro. Ariel

REGALO DE JUEVES

El creador de los mundos, ha derramado sobre sus obras todas, algo de su propio esplendor. En la radiante frente de los astros y sobre el cuerpo del insecto que entre las yerbas se esconde; sobre la vasta y luminosa extensión de los mares y sobre la gota de rocío suspendida, a modo de perla, en el pétalo del lirio; en el rápido y rítmico galope del caballo, y en el vuelo silencioso del águila; en las luchas viriles de la libertad contra las violencias del deseo; por todas partes, en nosotros, alrededor y por encima de nosotros mismos, bajo formas y grados muy diversos, brilla con esplendor augusto la magia celeste de la belleza. Charles Leveque

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.