Paz - La tecla del duende

Guillermo Cabrera Álvarez

La tecla del duende

Paz

Si crees que una sonrisa es más fuerte que un arma. Si crees que lo que une a los hombres es más fuerte que lo que los separa. Si crees en el poder de una mano extendida. Si crees que ser diferente es una riqueza y no un peligro, vendrá la paz.

Si sabes mirar al otro con un poco de amor. Si sabes que debes tomar la iniciativa antes que otro. Si todavía la mirada de un niño desarma tu corazón, vendrá la paz.

Si te alegra el gozo de tu vecino. Si la injusticia que golpea a otros, te indigna tanto como la que sufres. Si para ti, el extranjero es un hermano. Si sabes dar un poco de tu tiempo por amor, vendrá la paz.

Si sabes aceptar que otro te preste ayuda. Si compartes tu pan y das con él un pedazo de tu corazón. Si crees que el perdón consigue más que la venganza. Si cantas la felicidad de otro y bailas su alegría, vendrá la paz.

Si puedes escuchar al desdichado que te hace perder tu tiempo y entretenerlo con una sonrisa. Si sabes aceptar la crítica y hacer que te sea provechosa sin rechazarla ni defenderte. Si sabes acoger y aceptar un punto de vista diferente al tuyo. Si rehúsas darte golpes por tus culpas en el pecho de otros, vendrá la paz.

Si para ti el otro es ante todo un hermano. Si para ti la cólera es una debilidad y no una manifestación de fuerza. Si prefieres ser herido antes de hacer daño a alguien. Si no te sientes tan importante que piensas después de mí el diluvio, vendrá la paz.

Si alcanzas y te colocas al lado del pobre y del oprimido sin creerte un héroe, si crees que el amor es la única fuerza de disuasión, y si crees que la paz es posible, vendrá la PAZ. (Anónimo, enviado por Ana Díaz)

CELEBRAR

La vida es un momento para celebrar, para disfrutar. Mírala: ¿Has visto alguna vez un árbol deprimido? ¿Un pájaro ansioso? ¿Algún animal neurótico? Únicamente el hombre se ha equivocado en algún momento porque piensa de sí mismo que es muy listo, muy sabio.

Su astucia es su enfermedad. No seas demasiado sabio. Acuérdate siempre de parar; no vayas al extremo.

Un poquito de locura y de sabiduría es bueno. Celebrar no depende de circunstancias externas. No necesitas esperar unas vacaciones, una ocasión formal, o un día soleado.

La verdadera celebración es el gozo que se experimenta, primero en lo interior, y brota afuera en forma de canción, danza y risas, y sí, incluso lágrimas de gratitud.

REGALO DE JUEVES

No te preocupes por fijar una fiesta en tu calendario. Suelta tu pelo —si lo tienes—, quítate los zapatos y empieza a chapotear en los charcos ahora mismo. ¡La fiesta sucede a tu alrededor a cada momento! (Publicado originalmente el 9 de octubre de 2003)

El sábado último, 80 jóvenes de espíritu ascendieron a los Llanos del Infierno. En aquel rincón sagrado de la Sierra Maestra se leyeron los trabajos ganadores del concurso ¿En qué te acompaña Che en tu vida cotidiana? Allí también sembramos a Guillermo Cabrera Álvarez, joven rebelde que no ha muerto. El trovador cantó: «Nadie se va a morir, la vida toda es nuestro talismán, es nuestro manto...» En la mochila de Gilda viajaron los Cinco.

Los tecleros de Santiago se reunirán el sábado 28 a las diez de la mañana en la Casa de las Tradiciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica