Guillermo Cabrera Álvarez

La tecla del duende

Mujeronas

Unas semanas atrás leía que el fisiólogo Theodor von Bischoff investigó en el siglo XIX sobre el peso de cerebros humanos. Observó —cuentan—, que el peso medio del cerebro del hombre era 1 350 gramos, mientras que el promedio de la mujer, de  1 250 gramos. Basado en este dato, intentó presentar a la mujer como un ser de menores capacidades intelectuales que el hombre. Al morir donó su cerebro para el estudio. Resultó que pesaba 1 245 gramos, lo que es igual al peso del cerebro de un machista. Me divertí mucho leyendo lo que comparto con ustedes hoy. Lean:

Pídanle a un hombre que describa a un mujerón, y hablará del tamaño de los senos, de la medida de la cintura, del volumen de los labios, de las piernas, de la cola y del color de los ojos; o le dirá que un mujerón tiene que ser una rubia de 1,80 m, y sonrisa Colgate.

Dentro de ese concepto, no existen muchas: Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Jacqueline García, Linda Evangelista, Naomi Campbell, Vera Fischer, Malu Mader, Leticia Spiller, Adriane Galisteu, Lumas y Brunas, y unas pocas más.

Ahora, pregúntele a una mujer lo que ella considera un mujerón y descubrirá que hay una en cada esquina.

Mujerón, es la que toma dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar, y cuando llega a su casa, encuentra la batea llena de ropa para lavar, la tarea de los niños para revisar y una familia para alimentar.

Mujerón, la que va por la madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en el colegio y la jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión.

Mujerón, la empresaria que dirige decenas de funcionarios de lunes a viernes y a una familia todos los días.

Mujerón es quien regresa del supermercado cargando varias bolsas después de haber pesquisado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.

Mujerón, la que se depila, se pone cremas, se maquilla, hace dieta, se ejercita, usa tacones, se arregla el cabello y se perfuma, sin ser invitada para ser portada de revista.

Mujerón, la madre de un adolescente que no duerme mientras este no llega salvo a casa, y bien temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café.

Mujerón es quien sabe dónde está cada cosa, lo que cada hijo siente y cuál es el mejor remedio para la acidez, para los deditos magullados y para las pesadillas.

Mujerón es quien lleva y busca a los hijos a la escuela; los lleva y busca a las clases de natación, los acuesta, les cuenta historias, les da un beso y apaga la luz.

Crawford’s, Schifer’s, Evangelista’s, Jacqueline’s, Campbell’s, Aguilera’s, Luma’s, Bruna’s, Luana’s y Sheila’s, todas lindas hasta morir... pero ¡más mujerón, es quien mata un león por día!

Regalo de jueves

Que tiembla de una mujer hombre de quien hombres tiemblan. (Calderón). (Publicado originalmente el 16 de enero de 2003)

Se multiplican los tecleros y las tertulias. El próximo domingo habrá reunión de ocurrentes en Trinidad. Será a las 10:00 a.m. en la biblioteca municipal. Los veteranos integrantes de la tertulia de Sancti Spíritus estarán allí.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.