Juventud Rebelde

La tecla del duende

El Tornillo

Cierta vez un ingeniero fue llamado a arreglar una computadora muy grande y extremadamente compleja. Un equipo que valía 12 millones de pesos. Sentado frente a la pantalla, oprimió unas cuantas teclas, asintió con la cabeza, murmuró algo para sí y apagó el aparato.

Procedió a sacar un pequeño destornillador de su bolsillo y dio vuelta y media a un minúsculo tornillo. Entonces encendió de nuevo la computadora y comprobó que estaba trabajando perfectamente.

El presidente de la compañía se mostró encantado y se ofreció a pagar la cuenta en el acto. «¿Cuánto le debo?», preguntó. «Son mil pesos, si me hace el favor». «¿Mil pesos? ¿Mil pesos por unos momentos de trabajo, por apretar un simple tornillito?»

«¡Ya sé que mi computadora cuesta 12 millones, pero mil pesos es una cantidad disparatada! La pagaré solo si me manda una factura perfectamente detallada que la justifique».

El ingeniero volvió a asentir y se fue. A la mañana siguiente, el Presidente recibió la factura; la leyó con cuidado, sacudió la cabeza y procedió a pagarla en el momento. El papel decía:

Detalle de servicios prestados: I) Apretar un tornillo... 1 peso. II) Saber qué tornillo apretar...999 pesos (Enviado por Judith Ramírez Lauzao)

Tertuliando

Este domingo, según reporta el intrépido Carlitos, tienen cita los ocurrentes espirituanos en la Biblioteca provincial. Tema: Los tabúes. Horario: 10:00 a.m.

Y la Clara Dayani informa del último encuentro en su Santa ciudad. El pie forzado fue el matrimonio. «Fenomenal. Casi nadie leyó nada, salvo Guaracabulla, que se volvió peligroso con los poemas eróticos. Hablamos o contuvimos las lágrimas del modo tradicional, con las palabras del alma y de la experiencia. Conclusiones generales: el matrimonio es como un arte; hay que desterrar de él los egoísmos, los “no te perdono”, y sembrar más “te amo”, “te comprendo” y “te ayudo...”»

Concurso

Contar la historia de los últimos 18 años. Narrar las vivencias del período especialmente crítico. De eso se trata la convocatoria que lanzamos el jueves último. Porque cada cubano tiene un montón de penas y firmezas, de homenajes pendientes, mares que se tragaron los sueños y sueños tan intensos como los mares. Compartamos recuerdos que hacen trascendente nuestro paso por esta Isla.

No deben excederse las dos cuartillas. Los textos o imágenes —fotografía, pintura, dibujo, caricatura— se entregarán personalmente en JR, mediante el correo postal o a través de las siguientes direcciones:

Graffiti

Miamorcito: Recuerda que el único camino al alba es el sendero de la noche. Tu bb

Asly: Después de aquel día tengo en quién pensar desde que me despierto. MGR

Viciado: Extrañamos tus versos jocosos y reflexivos que tanto gustaban al Guille... La Abuela

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.