Ceiba teclera - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Ceiba teclera

En Guaracabulla, donde fue a repartirse entre muchos el Genio de la tecla, nació otro grupo de ocurrentes. Su animador, el espigado Carlos Alejandro, nos cuenta:

Nuestra tertulia del centro-corazón de Cuba palpita. Las ocurrencias, las alegrías, las tristezas fueron inspiradas por Martí. Se escucharon palabras amorosas, luchadoras, esperanzadas... Hubo sorpresas y lágrimas. Mileyda, la teclera-periodista-sexóloga, sorprendió con el premio del concurso Contar la historia a Teresa Toyos, la mejor amiga de Estelvina. El arte nos conmovió en la galería del pintor guaracabullense y los deseos volaron hasta enredarse en las ramas de la gigante Ceiba. La ocurrencia de los deseosos consistió en dar las tres vueltas descalzos.

Hubo risas y más risas, baños en la piscina, pastel, secciones de arte culinario (alimentos afrodisíacos a cargo de la casi chef Liudmila), disfraces, ¡qué disfraces! Cantamos, lloramos, bailamos suiza, vivimos mucho, amamos...

Santiago, Matanzas, UCI

Gota de Rocío nos comenta que en la tertulia de la Ciudad Heroína «hemos presentado síntomas de enfriamiento». Por eso este sábado, a las 10:00 a.m., en la Casa de las Tradiciones, se lanzarán, nuevamente, «cubos de fuego».

En Matanzas, parece que la rutina también congeló lo que un día fue abrazo. Pero como siempre, ya están surgiendo voces del relevo. Maricel Rodríguez, estudiante de 5to. año de Medicina, espera que la contacten en Cárdenas, mientras que Yadiel pone a disposición de todos los tecleros su dirección electrónica: yadiel@fcmm.mtz.sld.cu. Matanceros: uníos.

Y en la UCI, a las 9:00 de esta noche, el lobby del docente 1 acogerá el encuentro de ocurrentes.

La insondable sencillez

Cierta noche del año 1891 José Martí reúne a un grupo de amigos para leerles por primera vez sus Versos sencillos. El globo de gas no alcanza sino para iluminarle las manos y la blancura de las páginas —el pequeño volumen acaba de salir de las prensas—; los otros quedan en la penumbra, donde no podemos distinguirles los rostros ni, por tanto, saberles los nombres. Extraña, absoluta, inconcebible soledad la de quien está así leyendo sus versos.

A la orilla del círculo de luz, el precipicio que se abre es justo al de la posteridad sin medida. Esos rostros vagos, confusos, ¿serán quizás los nuestros? Apenas podemos percibir al que lee, de tanto como se adensa la penumbra de los años. Y cuando la lectura acabe tendrá que contentarnos, de respuesta, el torpe balbuceo con que el coro de las sombras aprueba, como puede, lo que no le estaba destinado, lo que no entiende. Esa noche José Martí está solo como nunca. Solo en alma. (Eliseo Diego)

Aniversario

Como quien teclea primero, lo hace dos veces, el aniversario de la sección, las tertulias y el día del amor serán celebrados el sábado 9 a las 12:00 meridiano, en el capitalino Hueco de G y 21, y cuantos otros lugares de la Isla lo deseen. Cada quien traerá un libro, para llenar una mesa sueca de letras cubanas y todos portarán tres líneas de ocurrencia. Habrá sorpresas.

Graffiti

Papá: hay momentos en la vida más intensos que la vida misma. Tú eres el mío. Dailyn

Ale: Estas 19 primaveras me han hecho quererte más. KCP

Es tanto el azul del cielo que no lo empaña una nube

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica