Idioma - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Idioma

Como son de inexplicables los prodigios, tres muertes coincidieron después de dar mucha vida. El 23 de abril de 1616, el Inca Garcilazo de la Vega, Miguel de Cervantes y William Shakespeare llegaban al punto final de sus brillantes letras. Y el idioma, en el que nacieron para siempre los Comentarios Reales de los Incas, las aventuras de Don Quijote o el amor de Romeo y Julieta, se crece, recordándolos.

Con Neruda, el poeta, pensemos a los tres nacedores. Esta tecla va dedicada a Beatriz Vargas Marrero, una teclera agramontina de décimo grado que ganó medalla de oro en el Concurso Nacional de Español.

(...) Amo tanto las palabras... (...) Son tan hermosas que las quiero poner todas en mi poema... Las agarro al vuelo, cuando van zumbando, y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como ágatas, como aceitunas...

Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto... Las dejo como estalactitas en mi poema, como pedacitos de madera bruñida, como carbón, como restos de naufragio, regalos de la ola... Todo está en la palabra... Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció.

Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen de todo lo que se les fue agregando de tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces... Son antiquísimas y recientísimas... Viven en el féretro escondido y en la flor apenas comenzada... Qué buen idioma el mío, qué buena lengua heredamos de los conquistadores torvos... Estos andaban a zancadas por las tremendas cordilleras, por las Américas encrespadas, buscando patatas, butifarras, frijolitos, tabaco negro, oro, maíz, huevos fritos, con aquel apetito voraz que nunca más se ha visto en el mundo... que ellos traían en sus grandes bolsas...

Todo se lo tragaban, con religiones, pirámides, tribus (...) Por donde pasaban quedaba arrasada la tierra... Pero a los bárbaros se les caían de las botas, de las barbas, de los yelmos, de las herraduras, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes... el idioma. Salimos perdiendo... Salimos ganando... Se llevaron el oro y nos dejaron el oro... Se lo llevaron todo y nos dejaron todo... Nos dejaron las palabras.

Encuentros

En la Universidad Central Marta Abreu hubo tertulia de nietos. Fotos, sonrisas, ocurrencias.

Este domingo, teclazo doble. En Cienfuegos la Biblioteca Provincial se llenará de duendes para celebrar los 189 años de fundación de la Villa. Una hora y media más tarde los tuneros se reunirán con miembros de la Asociación de Esperanto de la provincia Granma. El trovador Norge Batista también acudirá a la cita en el Centro Cultural Huellas.

Graffiti

Javier: Ya casi nos ponemos celosos de tu María nuestra. Para ustedes un teclazo del tamaño del Sol. Los tecleros

Canija: A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa. Canijo

Semilla

El lenguaje puro, Sancho, el propio, el elegante y claro, está en los discretos cortesanos. El Quijote

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica