El Duende

La tecla del duende

66 y 99

Escribo el número 99, el consecutivo de las teclas desde septiembre de 2007; y recuerdo que el Genio hoy cumpliría 66. Me parece adivinar en el pícaro azul detrás de sus gruesos cristales, el brillo ocurrente por la coincidencia numérica invertida.

El seis es el primer número perfecto: (1x2x3=6 y 1+2+3=6). Ha sido asociado con la mesura y el equilibrio. Es, además, el tercero de los números triangulares, o sea, que pueden recomponerse en la forma de un triángulo equilátero. Y el polígono de seis lados (hexágono) tiene como propiedad que todos sus ángulos son de 60 grados. En la Cábala, mística judía que le adjudica el sexto sefirot (Tiferet), significa: Belleza.

El nueve, por su parte, tiene en muchas culturas acepciones satánicas, pero también es visto por algunos como la cifra del conocimiento supremo, que induce a la Totalidad (Diez). Igualmente, representa el triángulo ternario, es decir, triplicidad de lo triple, que alude a los tres mundos.

En los ritos medicinales, se consideraba al nueve «el número por excelencia, porque representaba la triple síntesis (corporal, intelectual y espiritual)».

Desde alguno de esos mundos posibles, debe observarnos el Guille. Allá ha de andar, como el enanito de Silvio, «trocando lo sucio en oro», encontrando a puro golpe de ingenio, la belleza de la vida.

Tal vez sea vecino del asteroide B-612 (6+1+2=9), donde viven Saint Exupéry y El Principito; y de la galaxia de John Lennon, que tenía, según demuestran algunos datos de su vida, una extraña relación con el número nueve.

El líder de los Beatles nació un 9 de octubre; conoció a Yoko Ono el 9 de noviembre de 1966; el apartamento en que vivieron se localizaba en la Calle 72 (7+2=9) Oeste, en Nueva York; y entre sus canciones se recuerdan Revolution 9, #9 Dream y One after 909...

En el mundo, o los mundos, donde esté Guillermo, sin duda también creados por sus letras, debe escucharse a menudo este himno, regalo de jueves para los apasionados de la lengua de Whitman y Henry Reeve...

Imagine Imagine there’s no heaven/ It’s easy if you try/ No hell below us/ Above us only sky/ Imagine all the people/ Living for today... Imagine there’s no countries/ It isn’t hard to do/ Nothing to kill or die for/ And no religion too/ Imagine all the people/ Living life in peace... You may say I’m a dreamer/ But I’m not the only one/ I hope someday you’ll join us/ And the world will be as one/ Imagine no possessions/ I wonder if you can/ No need for greed or hunger/ A brotherhood of man/ Imagine all the people/ Sharing all the world... You may say I’m a dreamer/ But I’m not the only one/ I hope someday you’ll join us/ And the world will live as one. Encontrándonos

Este sábado, a las 2:00 de la tarde, en la biblioteca provincial Roberto Rivas Fraga, se reunirán los ocurrentes de Ciego de Ávila para homenajear a Mario Benedetti.

Y el domingo 28, a la misma hora, en el Centro Cultural Huellas, los tecleros de Las Tunas conversarán sobre los padres, «que no son cualquiera». De paso, invitan a todos a llegarse a la Jornada Cucalambeana —fiesta de la décima en Hispanoamérica— del 29 de junio al 5 de julio.

Semilla

Si alguien ama a una flor de la que solo existe un ejemplar en millones y millones de estrellas, basta que la mire para ser dichoso. El Principito

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.