La tecla del duende

Creer

Las historias, las fábulas muchas veces parten del imaginario colectivo para volver, tras la curva de la parábola, a la propia savia de los pueblos. La realidad es más asombrosa que la fantasía, ha dicho García Márquez. Pero la fantasía ayuda a construir la realidad, la hace más humana.

En cualquier caso, la extraña dimensión en la que sufrimos y soñamos siempre estará a mitad de camino entre la ficción y el dato, entre el vuelo y el papel.

Cuando publicamos hace varias semanas «La propina», el relato compilado por los escritores Jaime Lopera y Martha Inés Bernal en su libro La culpa es de la vaca, no nos detuvimos a pensar si la narración aludía o no a un hecho real. En todo caso, podría ser una anécdota de Colombia, la patria de los compiladores…

José León Dueñas lo leyó y el estremecimiento no le permitió siquiera valorar la posible hechura fantasiosa. Él solo sabía que un niño, tras ser maltratado por una mesera en alguna heladería, había preferido darle una lección a aquella y comerse un helado barato para dejar la generosa propina.

Entonces este veterano revolucionario, apasionado de la Historia y el Deporte, decidió que encontraría a ese niño, le regalaría un libro y lo llevaría a Coppelia, a darse un banquete. Y con ese afán llegó hace unos días, sudoroso e inquieto, a nuestra redacción.

El pequeño de la historia, al menos en nuestro contexto inmediato, no existe. Pero León Dueñas, hombre bueno, bien podría nutrir con sus arrestos muchos otros relatos emocionantes.

Lo invitamos a nuestra tertulia habanera. Allí, entre los pequeños que asistan este septiembre rifaremos el libro que él trajo. En manos de algún loco bajito las letras crearán otros cuentos y caminos con los mismos valores. Y nuestro amigo José nos habrá dejado la mejor de las propinas: la dicha de creer en las palabras amables y responderles con bondad.

Nueva tertulia en Placetas

Crece la familia teclera. Villa Clara no quiere dejar que la superen. Placetas —que ya cobija a nuestra capital: Guaracabulla— tendrá otro nacimiento. Este sábado, a las dos de la tarde, en la Casa de Cultura municipal se reunirán los ocurrentes para iniciar una vez más el rito de alegría compartida. Mi mayor tesoro: he ahí el tema.

Graffiti

ANI: No soy buena en Matemáticas, pero las cuentas dicen que mi amor por ti se multiplica. VERSARIO

Sabilis: La mayoría de las personas entran y salen de tu vida; solo los amigos dejan huellas en tu corazón. Lrguez

Semilla

Una gran filosofía no es la que instala la verdad definitiva, es la que produce una inquietud. Charles Péguy

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Trump shut up.