La tecla del duende

La Entrevista

Estudiantes de primer año de Periodismo en todo el país andan en estos días a la caza de sus primeras entrevistas. Para ellos, una de las joyas del maestro Héctor Zumbado publicada hace unos años.

Nadie tiene la menor idea de lo que puede ocurrir cuando la capacidad de interpretación y la imaginación de un periodista se ponen a funcionar en el curso de una entrevista…

Con su cuestionario en la mano, el periodista se lanza a la interviú (Se trata de un diseñador-caricaturista que acaba de inaugurar una exposición de carteles. Es un humorista y se llama Manuel de la Concepción Domínguez. Pero claro, ÉL no se llama así. Con gran sentido de la originalidad, él ha unido las primeras sílabas de su nombre y apellido y firma: Macondo).

Periodista: Macondo, a través de tu obra se nota una preocupación sociológica que parece ir más allá del simple humor y que, a nuestro entender, pretende captar las manifestaciones más sutiles de nuestra idiosincrasia. ¿Qué es, exactamente, lo que tú pretendes con tus dibujos, Macondo?

Macondo: Bueno, yo, vaya… la verdad es que yo lo que trato es, vaya, de hacer un chiste, ¿no? Quiero decir, ¿te das cuenta, no?

P…: ¿Cuáles tú crees, Macondo, que deben ser los objetivos fundamentales del afichismo humorístico?

M…: ¿De qué?

P: De los carteles, chico.

M: Pues vaya, yo creo, no sé… los carteles deben servir para eso, ¿no? Para cumplir su función y para… Ven acá, ¿tú tendrás un cigarrito por ahí?

P: En tu criterio, el humorismo, en su expresión gráfica, ¿debe hacer reír, pensar o llorar?

M: Sí… no… vaya…

Hasta ahí la entrevista… Pero el periodista, ducho y sagaz… capta las sutilezas del pensamiento profundo de Macondo. Y escribe:

Tres preguntas a Macondo

Recientemente se inauguró en el Salón del Diseño Gráfico la exposición de Macondo —el talentoso diseñador-caricaturista— creador del llamado Humor Pop. Locuaz, agudo, dicharachero, profundo… Macondo responde gentilmente a nuestras preguntas:

—¿Qué es lo que tú pretendes con tus dibujos, Macondo?

—A través de toda mi obra siempre he tenido una preocupación sociológica, que creo va más allá del simple humor, y que pretende captar las manifestaciones de nuestra idiosincrasia. Ese ha sido el sine qua non, el, ¿cómo dijéramos?, el leitmotiv de mi existencia artística.

—¿Y sobre los objetivos fundamentales del afichismo humorístico?

—La crítica social edificante, la captación sui géneris de las tendencias estéticas… Eso, básicamente.

—Y el humorismo gráfico, Macondo, ¿qué debe hacer?

—Pensar, llorar, gritar… Estremecer ipso facto la sensibilidad, enriquecer las vivencias, la praxis, ¿te das cuenta?...

Peña capitalina

Este sábado, a las 2:00 p.m., en G y 21, los tecleros compartirán sus travesuras imprescindibles para el 2010.

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.