El Duende

La tecla del duende

Más allá

Vagan. Rezan. Gritan. Viven a la intemperie de alma, entre las ruinas ya inmundas que el temblor y la muerte les dejaron. No comprenden —cómo podrían—. Casi no duermen —de qué forma—. Muchos ni siquiera atinan a tomar las manos generosas que intentan ayudarlos.

Estruja las venas ver a nuestros hermanos de Haití despojados de piel y techos, de aire y futuro. Por eso, cuando alguien de los que asistimos a la tragedia solo por letras o imágenes remotas, salta los hierros del yo y va más allá de su cómodo lecho, remueve lo mejor de todos los sentires.

Hace unas horas, por un conmovedor correo electrónico, conocí a la capitalina Bárbara Prieto Rodríguez. Como después de un ramalazo en su propio rostro, compartía sus ganas inmensas de convertirse en sostén para los que sufren.

«No soy médico, ni maestra, ni constructor o bombero... No tengo ninguna manera práctica de poderlos ayudar en la desgracia», se dolía, sin saber que ya con el aliento y la preocupación encarnaba, junto a muchos cubanos, el abrazo contra-martirios que encabezan nuestros galenos.

Amiga Bárbara, también este escribidor, y otros tantos, compartimos la esperanza de ser útiles. Ya habrá formas y espacios. Mientras, le comentó algo que me confió una voz querida. Allá en Santa Clara, una abuela le transmitió a sus nietos, muy seriamente, el antídoto frente a esta y todas las tragedias. Seamos buenos, les dijo. Digámosles a las personas lo que pensamos. Estemos unidos. En paz y familia.

Así sea.

«CUMPLE» MATANCERO Y PRÓXIMOS ENCUENTROS

El reencuentro de soñadores en la Atenas de Cuba cumplió su primer añito en su sede del Palacio de Junco. Entre el júbilo de enero se recordó el paso de la caravana libertaria en 1959; a Fidel, Celia, también a Villena y Martí.

El ajiaco de ocurrencias tuvo poemas, disparates, adivinanzas, canciones, guirnaldas y mesa sueca. El lente cómplice de TV Yumurí acompañó a los duendes. (Reporte del Moro)

Este domingo, a las 10:00 a.m. en el Palacio de los Matrimonios de Santa Clara, los tecleros compartirán las claves de bondad para el 2010.

Ese mismo día, a las dos de la tarde, los ocurrentes de Las Tunas se encontrarán en el Centro Cultural Huellas. La primera experiencia que más recordamos: de eso hablarán.

Mi H: Eres lluvia de estrellas vs. venta de simulacros. Ojalá. Tu niña.

Mi Shrek: Eres el Kernel de mi Linux; como el Firefox que me sacó del infierno Explorer. Si me dejas hago Alt-F4 a mi vida. Tu Fiona

Erne: Nunca desistiré de esperarte, aunque esta espera parezca eterna... y yo no sepa vivir sin ti. Yisi

SEMILLA

Donde hay amor, hay vida. Mahatma Ghandi

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.