El Duende

La tecla del duende

Nidos

«¿Qué perdiste, qué has perdido?/—Un nido./ ¿Quién te canta y te consuela?/ —Mi abuela./ ¿Qué te da contra el dolor?/ —Su amor.// «Basta sentir su calor,/ aun en la noche fría,/ ella da comienzo al día:/ abuela nido de amor».

La voz de la escritora Excilia Saldaña —enviada por Lili—, abre nuestra conversación de hoy. Tal vez no haya mejor manera que con el recuerdo agradecido a los papás de nuestros papás, esos chiquillos antiguos siempre dispuestos a arreglarlo todo.

Abuelos. Duendes de la indisciplina. Puente exacto a la sabiduría que acaricia, a las manos que cantan, a las historias que fundan. Desde la iniciativa del Guille, unidos en la magia teclera de abril, antes que mamá y papá, por su cariño doble. En Ciudad de La Habana y el matancero Colón chispearon las primeras tertulias para festejar a nuestros viejos. Compartimos la crónica colombina; en próximas teclas, la de la capital.

Desde mucho antes de las 10:00 a.m., en el Centro Gerontológico de Colón no cabía un ocurrente más. Alrededor de un centenar de mayores y decenas de niños armaron el círculo de caramelos y sonrisas con que comenzó la algarabía. El dinámico Sopita dejó abierta la ronda y una pequeña lanzó el primer abrazo con la carta a su abuela. Gilberto puso décimas al encuentro. Y se repartieron los números para una pícara rifa.

Elvira dedicó párrafos a los padres duplicados y los payasos bromearon de lo lindo. El propio Sopita y dos abuelas más trajeron la bulla de las trompetas chinas y se premiaron dos concursos: uno de menores y otro de las «Grandes Ligas». El baile dio los toques finales a la maravilla. (Reporte de El Moro)

Tecl@do

* Yurisan Nordet (yurisan.nordet@eco.uo.edu.cu) estudia Contabilidad en Santiago de Cuba. Allá espera amigos.

Graffiti

Mi loquito(R): Gracias por tu mar de paciencia, te recompensaré con un océano de amor.

Titi: Confieso que temo a la muerte desde que el mundo eres tú. Todo se acaba sin tu luz. Tu bebé

Mi Príncipe: Lo difícil no fue enamorarme de ti: lo difícil será tener que olvidarte. Tu princesa

Peña holguinera

Este sábado, a las 10:00 de la mañana, en la Casa de la Prensa de Holguín, se encontrarán los ocurrentes. Las semblanzas de su ciudad y los abuelos serán el centro.

Semillas

Si hubiera sabido cuán maravilloso es tener nietos, los hubiera tenido primero. Lois Wise

No entiendes realmente algo, hasta que se lo puedes explicar a tu abuela. Proverbio galés

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.