La tecla del duende

Narradora

Esta mujer ha vivido literalmente del cuento. De enlazar palabras en el aire, como debe haberle enseñado el mismísimo Juan Candela, y enamorar con ellas los oídos de la gente. Esta mujer pinta el vacío con su voz y le da cuerpo y gestos, y memoria. Tiene el decir de las sabias profesoras, el empuje de los atrevidos, el imán ignoto de quienes cuentan el mañana. Esta mujer, la maestra de la narración oral Mayra Navarro, nos acompañó en la última tecla capitalina. Estamos en deuda.

Impresionar al contrario

Asunto serio fue cuando llegó un forastero al boliche El Resorte, pa’ desafiar. Era un flaco medio compadrón, de los que desafían con la mirada nomás, con la manera de entrar (...) Y entró y fue y se acodó al mostrador (...) y dijo:

—Caballeros, vengo del boliche La Tapita, pa’ desafiar a lo que sea, porque allí somos todos guapos y nos estamos achanchando por falta de ejercicio...

Hubo un silencio profundo, quieto pero tenso, total... Y un derrepente, Azulejo Verdoso agarró una silla, la puso arriba de una mesa, se sentó al revés y se hizo el dormido que estaba soñando algo gracioso, y se reía. La gente del Resorte, que lo tenía bien calado, se dio cuenta que hacía eso pa’ impresionar al contrario. El de La Tapita pidió una caña y se los quedó mirando...

Fue cuando el guapo Olmedo le pegó una trompada a la mortadella que colgaba del techo y la dejó chicoteando. (...) Cualquiera que lo conociera, sabía que aquello era pa’ impresionar al contrario. El de La Tapita ya se mostraba nervioso, cuando el gato barcino corrió por el mostrador, dio una voltereta en el aire, picó en una mesa y fue a dar a las bolsas de afrecho, ladró, y volvió a saltar pa’ caer paradito en dos patas...

El de La Tapita casi se marea con tanta pirueta, pero se repuso, se mandó la caña al buche de un solo saque, acomodó la voz pa’ gritar, y en eso la Duvija le bajó el hacha a un queso duro varias veces seguidas...

Entonces el de La Tapita (...) peló el facón que relumbró en el aire, se puso en posición de ataque, y fue un desparramo de gente que se atropellaban buscando puerta pa’ disparar. Después, cuando le preguntaron al Guapo por qué la gente del Resorte se había dado a la fuga, dijo que fue pa’ impresionar al contrario. Quedaron dudas. (Del uruguayo Julio César Castro).

Estaremos en Holguín y Las Tunas

En JR, el cumpleaños 45 años rinde «cantidá». Cuando esta tecla ande de mano en mano, un grupo de periodistas del diario estará en la ciudad de Holguín. Allí, en la Casa de la UPEC, tendremos una tertulia teclera especial, este viernes, a las 4:00 p.m.

El fin de semana, la tropa rebelde desandará las calles de Las Tunas. Nos reuniremos con los ocurrentes en el Centro Cultural Huellas, a las 3:00 p.m. del domingo. En ambas peñas se presentarán libros del periódico. Entre los temas latirá el homenaje a las madres.// También el domingo, en el matancero Palacio de Junco, los duendes cantarán a las mujeres y las flores. La cita es a las 10:00 a.m.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.