La tecla del duende

Deudores

El fraterno y madrugador Michel Contreras, que anda los trillos diarios con las manos repletas de crónicas, de Borges y Macondos, nos envía estas líneas para compartir. ¿Cómo devolver lo que nos forma e inspira…?

Hay quien lo debe todo, y hace el bien. Así, va por el mundo con los bolsillos llenos de gratitud para sus deudas, y las paga —como suele decirse que se paga— con creces. Son los imprescindibles. Tipos agradecidos que saben cuánto deben, porque han hecho en su alma un inventario que no le dejó espacio a las mentiras. Gracias a Dios, por ahí andan.

El asunto es que tienen un sentido infinito del deber. Saben que deben varios besos, una mano tirada sobre el hombro, frases de aliento, auxilios, aventones, bocanadas de aire, carcajadas, amaneceres tibios, callejuelas, noches de cine, avisos, cofradías, los cometas, el pan, algunos versos, añoranzas y vinos, reencuentros, unas flores y un tango, no importa si en París…

Pero ¡ay de la vida! también hay los eternos deudores. Esto es, seres de microscopio que, al amparo de una naturaleza sombría, van sembrando acreedores y miserias. Seres que no debieran ser. Se cuentan por legiones. O mejor, por racimos, para no irrespetar a las hordas guerreras. Desparramados por la vida, riegan con falso abono sus cultivos, de manera que luego puedan pedir trigo al vecino.

Deben todo, inclusive la sonrisa que se ponen. Piden todo: ideas, dinero, trapos, lentejuelas, algún tango, siempre y cuando lo toquen en París. Hay una esencia oportunista en su mirada, y con ese machete rompen monte.

Ya lo diría Brecht: son prescindibles.

Tertulia en peña rebelde y más

La tertulia capitalina se fundirá este sábado con una larga fiesta que la AHS dedicará a JR por su cumpleaños 45, en el Pabellón Cuba, de la Rampa. En la página 6, más detalles de la cumbancha. Allí nos vemos…

Desde Matanzas nos cuentan que la visita al museo El Morrillo, donde aún late la hombradía de Tony Guiteras y Carlos Aponte, resultó excepcional. La atención esmerada de los trabajadores, las anécdotas y poemas compartidos en torno a la solidaridad, la justicia, los héroes, las ocurrencias del grupo… poblaron felizmente la estancia.// También en Holguín los teclazos avanzan. En la última cita, el trío Proyecto D, el narrador Rubén Mulé (pico de oro) y el músico Iván Arencibia regalaron arte y emociones. Por cierto, hoy los tecleros holguineros se unirán a estudiantes y jóvenes de la provincia para emprender, desde las 9:00 a.m., una  jornada cultural en la prisión provincial de mujeres.

Grafiti

Tuti: Eres el más feo de mis novios pero la más bella de mis razones. Pupi

Ñañi: Ya no busco solamente mujeres bellas, ahora busco mujeres bellas que me recuerden a ti. Tito

Semilla

No es más fuerte la razón porque se diga a gritos. Alejandro Casona

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Viajes a cuba.