La tecla del duende

Gallinario

En mi buzón, que tiene más oídos que manos, ha recalado con una sonrisa este ocurrente Diario de una Gallina. Sintetizo y comparto.

Página 1. Desde que dejé la cáscara estoy confundida; la primera pregunta que me hago es por qué diablos soy amarilla y mis hermanos también. Me contaron que tuve un único hermano blanco, que fue apartado del nido prematuramente. Solo sé que se llama Tortilla. Pág. 2. Estoy preocupada. A mi mamá la invitaron a un sancocho esta mañana y no ha regresado. Pág. 3. Descubrí que mi padre es un sinvergüenza. Dice que todas las gallinas son sus esposas. También me di cuenta de que es muy grosero. Ojalá no salga tan descarada como él. Qué horrible es tener un padre machista. Creo que debo hablar con el Gallo Claudio para denunciar la situación de este gallinero en pleno siglo XXI. Pág. 4. Ya casi soy una jovencita y aún no me salen los pechitos. Mi tía Piroca dice que las gallinas no tienen pechos porque los gallos no tienen manos. Pág. 5. El vecino del dueño de la casa donde vivimos trajo ayer un gallo que es tremendo buen mozo. Papá se puso bravísimo y ahora se la pasan peleando. Vivir en un gallinero es horrible. Además, comer con el pico es muy incómodo. Envidio al cochino del chiquero de al lado con esa trompota…

Pág. 7. En la mañana de ayer regañaron a mis hermanos porque se fueron a la carnicería a ver pollos y gallinas desnudas en la heladera. Pág. 8. La situación con el gallo nuevo es insoportable. Ahora para buscarle pleito a papá, se levanta a cantar a las 4:00 de la mañana y nos despierta a todos. Aquí ya no se puede dormir en paz. Pág. 9. Papá se levantó a las 3:00 de la mañana para fregar al gallo nuevo, pero vino el dueño del gallinero y le dio un escobazo que lo mantiene al borde de la muerte. Pág. 10. Murió Papá. Pág. 11. Creo que el gallo nuevo está loco, porque en el velorio de papá se me acercó y me dijo que me iba a montar. Le contesté que habiendo tanto espacio no entendía por qué. Pág. 12. Tía Piroca me dijo qué es montar. Pág. 13. Me montaron. Pág. 14. Ahora que sé qué es «montar», me parece decepcionante. Quisiera matarlo. Pág. 15. Hoy sentí algo muy importante: Creo que tengo un huevo en mi vientre: ¡Voy a ser madre! Cuando nazca mi polluelo veré con quién hablo para que me den una dieta de maíz. Pág. 16. ¡No aguanto más! Hoy, por fin, le estoy escribiendo esta carta al Gallo Claudio. «Querido Gallo Claudio: soy una joven gallina embarazada de un gallo “gachista” que me hizo el amor sin mi consentimiento. Es decir, soy una gallina abusada a la que nunca le han dado tiempo ni siquiera para tener un orgasmo.

«Si usted puede hable con la Organización Internacional de Derechos de los Animales. Espere un momento, que un señor muy simpático que trae unas verduras en la mano me está llamando. Ya vengo…».

Visita holguinera

En la mañana de hoy, los tecleros de Holguín junto a miembros de la UJC en el territorio compartirán ocurrencias con los muchachos de la prisión provincial de menores.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Proceso electoral cubano.