Cabralidad - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Cabralidad

Facundo Cabral se ha ido. El cantor, el argentino mayúsculo, bardo noble donde los haya, no entonará más a no ser en el recuerdo. Y esto que uno escribe sería preferible borrarlo, desaparecerlo, no haberlo redactado nunca. Él, que dispersó la paz a verso limpio, recibió una tronada que ni siquiera le pertenecía. ¿A quién puede pertenecer la muerte? Y ya reportan la captura de los asesinos, es decir, de los gatillos. La mano violenta que los ordenó es la misma que decapita ángeles desde siempre. Aún lo oímos. Aún lo cantamos. Anda «Fecundo», enseñando a ser hombre a «Cabralidad».

He pensado mucho en ti. He pensado mucho en ti, pero no preguntes nada/ Imagínalo también como yo lo imaginaba./ Imagínate una nube en medio de una manzana.// Y una casa de aire y luz con una sola ventana./ Por la que pasan las frutas, las flores y las mañanas/ A compartir con nosotros lo que ellas provocaran.// Igual que el valle se tiende ante su amada montaña/ Imagíname a tus pies continuando las hazañas/ Que anoche me imaginé en otras noches lograras,/ porque no hay mejor guerrero/ que una mujer excitada por el brillo de ella misma/ Es decir, la luna en agua y todas las maravillas que en ti maduran y estallan.// Imagínate la arena, uvas, nueces, miel, manzanas/ Y los vientos del desierto sembrando en ti mi esperanza/ He cantado la canción como nunca la cantara/ Imagínate al silencio con palomas en sus alas./ He pensado mucho en ti...

Soy lo que soy. Soy lo que soy y me gusta/ sé lo que piensan de mí/ una emoción una duda/ una locura sin fin.// Soy lo que soy y me gusta/ tener conciencia de ser/ saber que vive una parte/ del infinito en mi piel.// Canto, bailo, amo, río,/ alrededor de la vida/ fuego eterno que cultivo.// Soy lo que soy y me gusta/ que decida el corazón/ que los sueños me gobiernen/ que la magia se haga sol.// Soy lo que soy y me gusta/ que me guste ser feliz/ enamorado del mundo/ los misterios y el jazmín.// Canto, bailo, amo, río,/ alrededor de la vida/ fuego eterno que cultivo/ Soy lo que soy y me gusta/ ser como soy/ ser como soy.

Florida, Matanzas, La Habana

Con textos martianos, postales y brindis con un exquisito vino de Margot, los tecleros de Matanzas tertuliaron sobre los papás, los niños y el medio ambiente. En el Palacio de Junco, las filigranas de Anayansi al piano encantaron el encuentro.// Los camagüeyanos de Florida se fueron otra vez hasta la Casa de Amparo Filial para chispear su peña. La música de Rubén centró los afectos. Roberto, pincel en ristre; Padrino y toda la tropa teclera, junto a los trabajadores del Hogar compartieron los embullos.

Y este sábado, en la Facultad de Comunicación (G e/21 y 23, Vedado) se reunirán los ocurrentes capitalinos. Tema: el tiempo.

Grafiti

Mi chupi: Mi sombra solo tiene luz para tus besos. Tu loqui

Claudia: Solo la rosa de la mañana puede aspirar a tu belleza. Tutu

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El nuevo presidente