Paz perfecta - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Paz perfecta

Zuly, una teclera de Bayamo, envía las palabras que disfrutaremos hoy. ¿Sabremos discernir, como el Rey de la historia, dónde se halla la sosegada existencia?

Hubo una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron. El Rey observó y admiró todas las pinturas, pero solo hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraban un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos los que miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la pacífica perfección.

La segunda pintura también tenía montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas habían un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada apacible.

Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta cascada, estaba acurrucado plácidamente un pajarito.

El monarca no dudó: escogió la segunda. Y a los que cuestionaron su elección, les dijo: «Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas, permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón».

Holgui-Espirituana

La poetisa y narradora Elmys García compartió sus ángeles con los tecleros de Holguín. Nohím Pupo, el escribano que ya ha lanzado botellas de La Tecla a navegar por Internet, y el resto de los entusiastas, degustaron cada sílaba de esta singular creadora. En la Casa de la Prensa, ahora con más motivos por ser ganadores de la emulación periodística nacional, no para la contentura.

Y este domingo, a las 10:00 a.m., en la galería de arte Oscar Fernández Morera los espirituanos se unirán para festejar los encantos de la mujer.

Grafiti

Mi Javi: Desde que supe que existías, decidí comenzar a amarte. Tu Dianita

Cosi cosi: ¿Te ofrezco algo? ¿Agua? ¿Jugo? ¿Mi corazón? ¿Una vida juntos? Tu baby boy

Mi ángel: Para volar no necesito alas pues a tu lado me siento en el cielo. Tu diosa

Peter-Pan: Eres esa luz que siempre brilla dentro de mí y me impulsa a seguir adelante. Te querré siempre. Wendy

Mi corazón: Me enseñaste que la meta es el cielo/ pero siempre con los pies en la tierra/ que los odios se escriben en hielo/ y que los malos no se matan con guerras. FL

Semilla

Yo vendo unos ojos negros, ¿quién me los quiere comprar? (Canción popular).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Cuba de duelo